15 junio 2017

SIETE PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO (VI), segunda Palabra



SIETE PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO (VI), segunda Palabra


SIETE PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO (VI):


2.- “Solo Él”


 Dios comienza dar-soplar-enviar-inspirar su Espíritu de Libertad. Todo se verá liberado, alterado, cambiado, modificado.

 Esto provoca diferentes efectos:

- Lo que es malo, tendrá completa libertad de continuar siendo malo, se volverá mas malo y acabará consumándose en el mal, será definitivamente confirmado como malo, en la maldad.

- Lo que es bueno, tendrá libertad completa de continuar siendo bueno, será mas bueno y acabará consumándose en el bien, como verdaderamente bueno, será definitivamente confirmado como bueno.

 Esto es la confirmación de cada camino, la consumación.

 También determina que, lo que hay dentro de cada uno tenderá a consumarse.

 Como tenemos cosas buenas y malas, ambas tenderán a consumarse y habrá lucha interior.

 Sentiremos ambas tendencias, una a la obediencia a Dios y otra a la rebeldía, una al bien y otra al mal, una a la pureza y otra a la corrupción.

 Será tiempo de prueba y deberemos optar, o con Dios o contra Él y ya esta elección será definitiva.

 Quienes hayan elegido a Dios, no deben temer, Dios mismo se ocupará de que en su vida solo prevalezca su Voluntad y solo ocurra lo que Él quiere, tendrán su asistencia continua y podrán mantenerse fieles con su auxilio-Espíritu.

 En su vida nada funcionará, saldrá o prosperará, solo lo que Dios quiera y haya dispuesto por y para su bien, para su Verdadero y Eterno Bien, los cuidará aun y especialmente de sí mismos.

 Será el tiempo de combate espiritual, habrá que hacer el esfuerzo de buscar la Verdad, de elegir la Voluntad de Dios, de sacrificare-negarse, de andar por el buen camino.

 O bien, será el tiempo en el que aquellos que han querido olvidarse de Dios, podrán hacer lo que se les antoje sin límite alguno, con total impunidad, desatando todo tipo de perversidades, maldades, abominaciones.

 Realmente no habrá límites y vivir no va a ser fácil en el infierno en el que el mundo se ha convertido, y menos aun para quienes deseen ir por el camino del bien.

 Acá Dios envía su Espíritu de Libertad, el alma debe recibirlo y generar un Espíritu de Honor.

 La segunda palabra del Espíritu Santo llega para aniquilar el orgullo, purificar al alma y liberarla, para constituirse en su Bien-Tesoro, en lo que la anima-fortalece, por ello es que el alma debe repetirse constantemente “Solo Él”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario