19 junio 2017

SE VIENE EL TEMPORAL Y LAS ALMAS NO ESTÁN PREPARADAS



SE VIENE EL TEMPORAL Y LAS ALMAS NO ESTÁN PREPARADAS


 Se viene el temporal, se desata el diluvio de castigos, se produce la abominable desolación, esa ausencia de Dios en la que el adversario puede reinar y hacer imperar la mentira-tinieblas-muerte terna.

 Se produce la noche oscura de los tiempos, viene el periodo de amargura, ajenjo, dolor, es la prueba para la humanidad.

 Permite Dios que la humanidad padezca su ausencia, sufra las consecuencias de la rebeldía, de esa orgullosa egolatría narcisista infernal en la que ha querido permanecer desoyendo todo llamado, advertencia, aviso.

 Cada cual padecerá lo que merece, se encontrará a solas frente a la Divina Justicia, desnudo, sin protección, en su ser natural, rindiendo cuentas.

 Ahí comprenderán las almas lo que realmente son, pueden, tienen, saben, merecen, etc., y no habrá posibilidad de mentira, engaño, falsedad, estarán frente a la Verdad, a Dios no le podrán mentir.

 Así es como verán su mundo trastocado, su vida desestabilizada, sufrirán el inevitable tropiezo, el golpe de la realidad, ese llamado de la Verdad en la realidad.

 El mundo se ha vuelto anticristo, es decir, anticristiano, no solo se encuentra orientado en contra de Dios, sino también en contra de las almas.

 Las almas serán envueltas en tinieblas de dolor y confusión, serán arrastradas en esta oscuridad al infierno.

 Por supuesto que las religiones no servirán, han caído, no colaboran en la salvación de las almas, venden veneno al precio de la salvación eterna, ofrecen la condenación, transmiten mentira-engaño-error.

 Las almas no están preparadas para lo que viene, no podrán resistir el embate infernal, el temporal que esta a punto de desatarse y cuyas escaramuzas ya hemos padecido.

 No saben defenderse, no saben caminar, no saben nada, pero deliran de orgullo y dicen y creen saberlo todo, dicen y creen poderlo todo, por ello es que tropezarán, comerán polvo, beberán ajenjo, comprobarán amarga y duramente la Verdad, y esta es simplemente que Él Es Dios y las almas son nada, pueden nada, saben nada, tienen nada.

 Pretenden llenar su vacío con mentiras, deliran de orgullo, se drogan con soberbia. Se niegan a aceptar la realidad, pero ésta los golpeará, los llamará, no podrán evitar el tropiezo amargo en el que quedarán postradas padeciendo su propia miseria.

 Quisieron creer que podían ser irresponsable, que o tenían obligaciones para con Dios, quisieron vivir como si nada ocurriese sin pensar en las conducencias de sus perversas acciones, sin embargo, la Verdad continua siendo la misma, y las consecuencias llegan, por mas que se demoren, llegan.

 Son como adolescentes, dicen saber, poder, tener capacidad y fingen tener independencia, pero a la vez reclaman a todos que se ocupen y hagan cargo de satisfacer sus necesidades. Deliran de soberbia, no aceptan la realidad, se evaden de sus responsabilidades.

 Esto acarrea consecuencias, son ególatras narcisistas que han construido abismos de miseria, han acumulados vicios y estos gusanos devoran el alma, corrompen la vida y arrastran al infierno de las tinieblas-olvido de Dios.

 Se hallan postradas las almas en sus miserias padeciendo las consecuencias de sus malas acciones, llegó la hora de rendir cuentas y ya no hay apelación posible, aplazo o retraso, hay que pagar, y se paga con la vida misma, con sufrimientos, padeciendo las consecuencias.

 La misericordia de Dios no es la que venden en las religiones, consiste en la Verdad, en la corrección que salva.
 El que miente, adula a ególatras, finge amar, pero no ama, ese cerdo ególatra narcisista consagra las almas a la perdición.

 Por mas que quieran creer que la excesiva y deformad misericordia les permite hacer lo que se les viene en ganas, la verdad es que las consecuencias de su perversidad llegan, se cosecha la siembra, van a tener que rendir cuentas, van a padecer lo que se buscaron.

 Por mas quieran engañarse, la realidad llama, golpea y exige, el que no guardó aceite, padecerá la oscuridad de esta noche abominable, y en ella, el embate y la persecución de los demonios desatados, así como la propia miseria.

 Considerar, hasta ahora cada uno se ha mentido a sí mismo, se ha engañado como se le vino en ganas, pero se acabó, llegó el momento que siempre se demora, pero que también siempre llega, las mentiras se derrumban.

 Ya no podrán mentirse-engañarse a sí, les resultará imposible evadirse de la realidad porque ésta los ira a buscar, los llamará, los golpeará, los azotará y castigará.


DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL AVISO, MILAGRO Y CASTIGO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE AVISO, MILAGRO Y CASTIGO:

ES INMINENTE EL GRAN AVISO:

LLEGA EL COMBATE FINAL POR LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS, LLEGA EL AVISO-ADVERTENCIA:

SE VIENE EL AVISO-ADVERTENCIA, YA ES SIN DEMORA POSIBLE:

Y DIJO DIOS “¡BASTA!”:

PEDRO ROMANO:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario