29 junio 2017

ESPÍRITU DE DESPECHO



ESPÍRITU DE DESPECHO


Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


 Llegó el momento en el que inevitablemente nos toca perder.

 Hagamos lo que hagamos, nos toca perder, nos va a ir mal.

 Es mas, cuanto intentemos para evitarlo, solo va a redundar en mayor y mas grave e inevitable desgracia.

 La justicia de Dios es implacable.

 Por mas que nos quejemos, por mas que reneguemos, por mas que hagamos, no vamos a conseguir otra cosa, nos va a ir mal, muy mal, todo se va a caer, derrumbar y el sufrimiento es inevitable.

 Por mas que queramos evitarlo, atenuarlo, desviar o paliar las consecuencias, es inútil, inevitable, irremediable, nos va a ir mal, vamos a perder, nos toca padecer.

 ¿Por qué?, solo porque sí, porque Dios lo dispuso y quiso así.

 No va a cesar la desgracia, no va a menguar. El infierno nos va a perseguir, azotar, castigar y no nos va a soltar.

 Noche y día va a ser así, es inevitable.

 ¿Hasta cuando?, hasta que Dios los disponga. Hasta que quede pago todo lo adeudado. Hasta que cese la rebeldía.

 Esto significa que, a pesar del dolor, a pesar del sufrimiento, de las desgracias y padecimientos infernales que nos tocan, debemos entender que no es porque sí aunque eso parezca.

 No es capricho de Dios, no es capricho de otros, no es capricho de demonios. Es consecuencia de nuestra rebeldía.

 Debemos buscar donde esta la rebeldía contra la Voluntad de Dios.

 Es como si fuésemos en un vehículo y sacásemos la cabeza por la ventana, el viento y los golpes no cesan hasta que metemos la cabeza dentro, no podemos acusar a otros de castigarnos.

 Hay que buscar donde esta la rebeldía, comprender que hay orgullo y no somos perfecto, entender que, por mas que hayamos cumplido, siempre hay algo mas para purgar, corregir, purificar, etc.

 Lo primero que debemos hacer es rendirnos, aceptar que es inevitable el padecimiento que nos ha tocado. Ahí hay que dejar de renegar, rebelarse, protestar, quejarse, es y será así y no va a cambiar, no lo vamos a poder evitar ni menguar.

 Una vez que aceptamos eso, nos rendimos, soportamos lo que nos toca, debemos empezar a buscar cual es esa rebeldía que hay que hacer cesar.

 Considerar que se haya oculta porque ahí los demonios nos tiene atados, encadenados, enganchados, sujetos.

 Pesar también que, en el sufrimiento y por despecho generamos mas venganza-rebeldía, solo por despecho, como adolescentes, en revancha contra Dios que permite el infernal sufrimiento y que hace nada para remediarlo.

 Notar que es un círculo vicioso, padecemos por esa rebeldía y como descargo por el padecimiento, acentuamos esa misa rebeldía.


Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario