11 febrero 2017

SOMOS COMO CUALQUIER PAÍS DE ÁFRICA



SOMOS COMO CUALQUIER PAÍS DE ÁFRICA


Cuando juega la selección nacional, sin que haya acuerdo alguno, sin propaganda, sin invitaciones, cada uno deja de lado su gusto-interés y se coloca la camiseta nacional, y ahí, sin importar el club de preferencia, todos alientan a la Argentina.

Esto es lo mismo, debemos dejar de lado todo y ponernos la Bandera Nacional, comenzar a defender la Patria contra los verdaderos enemigos y dejar de pelear entre nosotros por vanidades, la Patria esta en peligro, pronto vamos a desaparecer del mapa.

Es hora de entender que no tenemos que estar ‘en contra de’, sino ‘a favor de’, a favor de la Patria, del Verdadero Bien para todos.

Amar algo, tener una causa, leitmotiv, no es ‘odio a’, sino justamente, ‘amor a’.


A)


 Gracias al ‘proceso’ (Democrático), hemos llegado a ser como cualquier país de áfrica.

 Durante el proceso democrático se ha consumado la destrucción, aniquilación, disolución y entrega a nuestros antiguos enemigos.

 Como se dice comúnmente, no tenemos ni donde caer muertos.

 Todo se encuentra bajo el poder, control, dominio, señorío de nuestros antiguos enemigos.

 Todo sirve a los intereses de quienes nos quieren como a una colonia mas.

 Fácilmente vemos-entendemos como los países de áfrica siempre fueron sometidos por las potencias, como fueron esclavizados y como se les ha dado una libertad falsa.

 La realidad es que son meras republiquetas balcanizadas.

 Las empresas de los países del primer mundo fomentan tribus contrarias para sembrar división mientras explotan sus recursos.

 Colocan un dictador, democrático o no, es lo de menos, y forman tribus para que controlen los sectores donde explotan recursos.

 A los jefes de tribus les otorgan algo de riqueza y les hacen creer que son dioses para que mantengan el control, establezcan cierto orden y aseguren la explotación de los recursos naturales para la empresa extranjera que los financia-emplea-usa cual cipayos.

 No existen naciones, solo regiones controladas por tal o cual tribu. Mientras tanto, otra empresa que desea los recursos de esa misma región, arma otra tribu y provoca una disputa territorial para conquistarlos.


B)


 Acá, en nuestro país, gracias al proceso democrático, hemos perdido la identidad nacional, ya no somos Argentinos, solo somos un manojo de tribus y estamos todos contra todos.

 Cada uno con fanatismo infernal defiende sus ingreses, muchos de los cuales son verdaderas patologías.

 Estamos todos contra todos, cada uno se considera un dios, rey, señor, nadie ve en el otro un similar, sino un contrario, un adversario.

 Todos hablan de lucha y hacen de la razón de vivir el conflicto, la guerra, existen porque son ‘en contra de’, nunca ‘a favor de’.

 Somos un rejunte de psicópatas y sociópatas en guerra permanente, estamos todos contra todos y contra todo.

 Somos como adolescentes que siempre ven los defectos ajenos y siempre ocupan de sus males a todos sin ver o admitir defecto propio, sin corregirse.

 Nos peleamos entre nosotros exigiendo derechos y pretendiendo dominar, someter y humillar a otros, queriendo hacer prevalecer el deliro-capricho propio.

 Mientras perdemos el tiempo peleando por cualquier cosa, nuestros enemigos continúan avanzando y nuestros gobernantes continúan entregándose, sometiéndose y sirviéndolos.

 No importa el partido, el color, no importa si es derecha, izquierda o centro, todos siguen un plan sistemático de destrucción-aniquilación de nuestra amada Patria.

 Las empresas extranjeras saquean el territorio de la república, tanto tierra como mar, se llevan nuestras riquezas mientras colocan gobernantes cipayos fieles a sus intereses que nos someten a nosotros a la mas abominable miseria.

 La realidad es tan simple como repugnante, no somos dueños de decidir nada.

 Votar cada tanto es solo la ilusión-máscara-encubrimiento de la dictadura democrática que nos entrega-somete a nuestros antiguos enemigos.

 Es hora de abandonar egos, mezquindades, vicios, caprichos y ambiciones, es la hora de madurar y defender a la Patria contra los verdaderos enemigos.

 Cuando juega la selección nacional, sin que haya acuerdo alguno, sin propaganda, sin invitaciones, cada uno deja de lado su gusto-interés y se coloca la camiseta nacional, y ahí, sin importar el club de preferencia, todos alientan a la Argentina.

 Esto es lo mismo, debemos dejar de lado todo y ponernos la Bandera Nacional, comenzar a defender la Patria contra los verdaderos enemigos y dejar de pelear entre nosotros por vanidades, la Patria esta en peligro, pronto vamos a desaparecer del mapa.

 Es hora de entender que no tenemos que estar ‘en contra de’, sino ‘a favor de’, a favor de la Patria, del Verdadero Bien para todos.

 Amar algo, tener una causa, leitmotiv, no es ‘odio a’, sino justamente, ‘amor a’.


Por Dios y para la Patria



TENEMOS EL AMOR QUE DAMOS:

FUENTE DE DIOS-VIDA-VERDAD O FUENTE DEL ADVERSARIO-MUERTE-MENTIRA:

NACIONALISTAS, NI KIRCHNERISTAS NI MACRISTAS:

LA FAMILIA NACIONALISTA, ORGULLOSOS DE SER NACIONALISTAS:

NACIONALISMO ES:

VERDADERO Y FALSO NACIONALISMO:

EL VERDADERO AMOR A LA PATRIA:

DEMOCRACIA, LA DICTADURA DE LOS DELINCUENTES:

LA DEMOCRACIA ES LA MÁSCARA DE LA PEOR DICTADURA (Falta de aptitud):

GUERRA ESPIRITUAL, FILOSÓFICA, PSICOLÓGICA, SOCIAL, CULTURAL, POLÍTICA, ECONÓMICA:

“REBELIÓN EN LA GRANJA” Y “1984” EN TODA LA CREACIÓN:

EMPODERAMIENTO PATRIOTA:

EL PROCESO DEMOCRÁTICO Y LA RUINA-MISERIA DE NUESTRA PATRIA:

ES HORA DE PERDONAR, NO DE EXIGIR A TODOS QUE PIDAN PERDÓN:

“SIR MACRI” LE ENTREGA LA C.A.B.A. AL ENEMIGO:

SEAMOS PRÓCERES, dejemos de ser ególatras narcisistas:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario