21 febrero 2017

NO VAN A PODER PASAR LO QUE VIENE (POR ESTA PUERTA NO PASARÁN)



NO VAN A PODER PASAR LO QUE VIENE (POR ESTA PUERTA NO PASARÁN)


 La abominable desolación que viene, esa espantosa ausencia de Dios que la humanidad va a padecer, va a ser imposible de soportar.

 Va a ser espantoso lo que nos tocará padecer en adelante.

 Nadie se encuentra debidamente preparado, ni siquiera son conscientes de lo que sucede, mucho menos idea tienen respecto de lo que acontecerá, sin embargo, todo sucederá igual.

 Acá es donde se van a ver sorprendidos, de repente el infierno se va a desatar y los va a perseguir, azotar y castigar sin importar en lo mas mínimo si creen o no en Dios, sin importar si tienen religión o no, sin importar siquiera si creen que exista un infierno.

 Para los demonios, cuanto mas idiotas sean las almas, mejor, cuanto mas delirantes de orgullo se hayan vuelto, mucho mejor para poder descargar su perversidad infernal.

 Por idiotas no van a buscar a Dios, no van a confiar en Él y mucho menos lo van a obedecer, entonces, muchas almas se van a perder irremediablemente.

 ¿Castigo de Dios?, no sean idiotas, es consecuencia, Dios quiere salvar almas, pero éstas no dejan de esforzarse para perderse, no dejan de arrojarse a las garras de los demonios.

 Las almas tienen exceso de orgullo, han deformado su ‘yo’, lo han sobredimensionado, y con esta grasa espiritual, con esta deformidad abominable, no van a poder pasar lo que viene, no van a pasar por la puerta.

 Se van a encontrar totalmente a merced de los enemigos infernales, y como iditas que les gusta ser, hasta van a colaborar con éstos. Peor aun, se van a sentir orgullosas de ser tan idiotas no queriendo entender que se encaminan a la condenación eterna.

 Con todo ese exceso de ‘yo’, no van a poder sobrellevar la situación que se avecina, no van a poder hacer frente a la abominable desolación que va a padecer la humanidad.

 Realmente va a ser el infierno sobre la faz de la tierra, y esto será sin remedio, salida o solución. Abominablemente cuanto hagan para impedirlo, remediarlo, menguarlo, atenuarlo, acortarlo, etc., no servirá, solo van a poder padecer irremediablemente.

 Y en medio de tanto padecimiento, van a tener que hacer lo que no hicieron.

 Por las malas, a la fuerza, sufriendo, deberán corregirse. Si no lo hicieren, serán llevados, arrastrados, se verán irremediablemente en compañía de los demonios que han elegido.

 No hay alma que valga la pena, pura, limpia, santa, sana, la que no apesta a demonios, se revuelca en vicios, todas chorrean inmundicia es abominable, y esto genera consecuencias, consecuencias que irremediablemente comenzaremos ya a padecer.

HAY QUE DEFENDERSE, LOS DEMONIOS TIENEN LIBERTAD PARA OBRAR COMO QUIERAN:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario