09 febrero 2017

ES HORA DE PERDONAR, NO DE EXIGIR A TODOS QUE PIDAN PERDÓN



ES HORA DE PERDONAR, NO DE EXIGIR A TODOS QUE PIDAN PERDÓN


Una cosa mas, y para que aprendan, mas allá de pedir perdón, lo que hacemos es perdonarlos.

Esto es porque evidentemente no los han amado bien.

Es hora de que pidan perdón y perdonen, es hora de que maduren y dejen de lucrar con el pasado.

Es hora de pedir perdón y perdonar, de dejar de andar exigiendo que todo el mundo los adore y les pida perdón conformándolos en sus caprichos y ambiciones.

No vamos a estar pidiendo perdón enfermiza y caprichosamente, es hora de que crezcan, maduren y recapaciten.

Ahora los amamos por demás, los perdonamos por lo que hicieron porque queremos paz y empezar de nuevo. Ya los hemos superado.

Si persisten en seguir su guerra, si continúan emperrándose en hacer que todo el mundo les pida perdón y les tenga lástima, ya es sumamente evidente que no han crecido, no han madurado ni quieren hacerlo, se apegan a su perversidad.

En este caso, no son dignos de ser considerados, se los tendrá como no existentes como al nene caprichoso que siempre quiere tener la razón y jamás asume sus responsabilidades.


1.-


 La mentira es el principio de la injusticia. Una verdad a medias es una injusticia, tanto mas si se impone por la fuerza y se persigue a quien quiere una verdad completa.

 Para cerrar el ciclo, para cerrar lo que se ha llamado ‘la grieta’, es necesario que la Verdad sea completa, salga a la luz.

 Esto es lo que viene sucediendo, pese a las persecuciones de los sicarios de la mentira, mercenarios del engaño y profetas de la falsedad, la Verdad va abriéndose paso.

 Es necesario que ambas partes reconozcan la Verdad y no que se imponga la verdad parcial de una parte y se instaure a fuerza de persecución el pensamiento único que tanto adoran los socialistas, verdaderos dictadores disfrazadazos de democráticos.


2.-


 Una fuerza armada, organizada, con apoyo en la comunidad, con un plan sistemático para dar un golpe de estado al que llamaron ‘revolución’ para instaurar una dictadura socialista que ataca al Estado y sus habitantes e instituciones, no viene en son de paz, inicia una guerra.

 Recordar las palabras siempre luminosas de G. Orwell, en su novela distópica “1984”, “No se instaura una dictadura para defender una revolución, es al revés, se hace una revolución para imponer una dictadura”.

 Esto es lo que sucedió en rusia, cuba, china, etc., y es lo que querían hacer en Argentina.



3.-


 Ambas partes tenían sus intereses y ambiciones.

 Si bien había quienes tenían sus ideales, los jerarcas sabían lo que hacían engañando a propios y ajenos.

 Ambas partes obraron indebidamente y ambas partes creyeron obrar bien, como sucede en toda pelea entre personas, ambas partes tenían sus razones y se creían justificadas para ejercer la violencia.

 Ambas partes son causantes de las desgracias que vivimos.


4.-


 Por sobre todo, debemos ver mas allá porque lo esencial continúa siendo ignorado.

 Ambas partes fueron manipuladas por nuestros antiguos enemigos, inglaterra y la masonería.

 Nuestros enemigos querían el conflicto según su máxima de provocar división en su enemigo y hacer que se peleen entre sí.

 Ambas partes fueron engañadas y manipuladas.

 Si continuamos peleándonos entre nosotros, vamos a seguir dándoles el gusto a nuestros enemigos.

 Tenemos que dejar de pelearnos entre nosotros y pasar a enfrentar el enemigo común.


5.-


 Si tanto quieren los guerrilleros y sus continuadores que todo el mundo les pida perdón, también es tiempo de que recapaciten y admitan la verdad, que reconozcan sus errores y perversidad y es hora de que pidan perdón y no hagan gala y ostentación de su maldad orgullosamente como lo vienen haciendo.

 Hay que dar lo que se espera recibir, sembrar lo que se quiere cosechar, donar lo que se desea obtener.

 Son como esos niños que quieren culpar a sus padres y a otros de sus desgracias sin reconocer sus errores, sin admitir su perversidad, sin querer ver la violencia que continúan vomitando, la maldad que supuran cual pus por sus poros.


6.-


 Una cosa mas, y para que aprendan, mas allá de pedir perdón, lo que hacemos es perdonarlos.

 Esto es porque evidentemente no los han amado bien.

 Es hora de que pidan perdón y perdonen, es hora de que maduren y dejen de lucrar con el pasado.

 Es hora de pedir perdón y perdonar, de dejar de andar exigiendo que todo el mundo los adore y les pida perdón conformándolos en sus caprichos y ambiciones.

 No vamos a estar pidiendo perdón enfermiza y caprichosamente, es hora de que crezcan, maduren y recapaciten.

 Ahora los amamos por demás, los perdonamos por lo que hicieron porque queremos paz y empezar de nuevo. Ya los hemos superado.

 Si persisten en seguir su guerra, si continúan emperrándose en hacer que todo el mundo les pida perdón y les tenga lástima, ya es sumamente evidente que no han crecido, no han madurado ni quieren hacerlo, se apegan a su perversidad.

 En este caso, no son dignos de ser considerados, se los tendrá como no existentes como al nene caprichoso que siempre quiere tener la razón y jamás asume sus responsabilidades.


7.-



 Hay dos cosas esenciales para madurar:

 Perdón y Asumir la responsabilidad.

Estos cerdos quieren solo condenar y que todos condenen, quieren que participemos en sus obras que son las obras malas del infierno.

 Yo no quiero condenar, yo quiero perdonar y pedir perdón, y también quiero que perdonen y pidan perdón, para que crezcan, maduren y salgan de su egolatría narcisista infernal autodestructiva, lo quiero por su propio bien.

 Se la pasan vomitando veneno, se emperran-empecinan en seguir condenando y recondenando y solo quieren volver a condenar, y no conforme con ello, pretenden que todos hagan lo mismo, como los demonios que quieren imponer su perversidad a otros.

 Si tengo que condenar, no solo voy a condenar el proceso militar sino que también voy  a condenar el ‘proceso democrático’ que acarreó mayores desgracias a la Argentina.


FUENTE DE DIOS-VIDA-VERDAD O FUENTE DEL ADVERSARIO-MUERTE-MENTIRA:

CORRIENDO EL VELO A LA REALIDAD DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS, es el final de nuestra amada Patria:

TENEMOS EL AMOR QUE DAMOS: perdonar-soltar-liberar


No hay comentarios.:

Publicar un comentario