13 enero 2017

ESPÍRITU ABATIDO



ESPÍRITU ABATIDO


 Obramos dentro de nuestra capacidad y esforzándonos por demostrar lo que somos, podemos, sabemos, tenemos, etc.

 Solo vivimos por y para nuestro orgullo a la par que buscamos comodidad.

 Así es como hemos llegado aquedar postrados, indolentes, indiferentes al hecho de que nos hemos separado-olvidado de Dios.

 No tenemos mas que miseria, un cúmulo de orgullo abominable y delirante, humo-tinieblas.

 Para salir de esta postración indolente e indiferente es que Dios permite que nos vaya mal, que nos toquen dolores, penas, tormentos, sufrimientos.

 Tales cosas nos despiertan, nos llaman a la realidad, nos señalan que no todo esta bien.

 Dios quiere que abramos los ojos a la realidad, que veamos la necesidad de Él, la necesidad de salir de esta abominable postración en la que yacemos indiferentes pudriéndonos en vida y manifestando indolente que ni siquiera nos interesa.

 El desgano nos ha tomado, tantas frustraciones, dolores y tormentos, tantos fracasos y tanto tiempo sufriendo sin remedio nos ha quitado las ganas, el interés.

 Nos hemos rendido y ya nos acostumbramos a sufrir-padecer de manera que, indiferentes, solo nos limitamos a soportarlos.

 Debemos comprender que las derrotas padecidas en el orgullo y la ruina de la voluntad propia durante tantos años de sufrimientos que parecen centurias, no son derrotas sino victorias porque nos hemos vencido a nosotros mismos y Dios ha conseguido en y de nosotros lo que quería.

 La cuestión es que, para no quedar postrados en esta miseria abominable perdiendo el tiempo y empleándolo en pudrirnos, Dios nos sacude en su bondad, nos despierta, permite nuevos tormentos para que nos movamos otra vez a buscarlo.

 Como siempre, debemos dejar de quejarnos-lamentarnos y hacer el esfuerzo por buscarlo, aceptar su Voluntad, etc., porque así purgamos este espíritu impuro y evitamos continuar empleando el tiempo en perdernos.


DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL ÉXITO EN EL MUNDO:


Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario