25 enero 2017

CADA PUEBLO TIENE LA AUTORIDAD QUE MERECE



CADA PUEBLO TIENE LA AUTORIDAD QUE MERECE


Si no le reconocemos a Dios Voluntad, si no le reconocemos capacidad de decidir, de decir, de Ser y Hacer, no es Dios, es un falso dios, un ídolo, un demonio transfigurado en ángel de luz, un cerdo ególatra narcisista que quiere adoración, es satanás haciéndose pasar por Dios para saciar su sed de adoración infernal, aquella en la que arde eternamente.

Mientras sigamos teniendo a Dios esclavo, prisionero, atado, encadenado, limitado, imposibilitado de Ser y Hacer, mientras continuemos siendo rebeldes contra su Voluntad, aunque hablemos sobre Él todo el tiempo, vamos a seguir padeciendo la humillación y esclavitud que merecemos, vamos a continuar estando atados, encadenados, limitados, prisioneros como al adversario se le ocurra.

 Le ponemos límites a la Voluntad de Dios volviéndolo inerte, inútil, dándolo por muerte, teniéndolo por incapaz.

 Somos nosotros los que queremos tener un dios muerto, falso, dominado, sometido, esclavizado, limitado.

 No le hemos dado Libertad, no lo hemos aceptado en Verdad, por ello es que vivimos como en el infierno acá en la tierra, no conocemos la Paz, no vemos la Luz y el Amor ya no existe, la Justicia no se la conoce, reina--prima-impera la injusticia irremediablemente mientras que la misericordia que se vende en el mundo nada tiene que ver con la Misericordia de Dios.

 Si queremos un Dios Verdadero, vivo, real, capaz, presente, debemos reconocerlo como tal.

 No sirve decir que Él es tales cosas, vivo, real, esta presente, etc., si no lo obedecemos.

 Solo obedeciéndolo estamos reconociéndolo como Vivo y Real, pudiendo por lo tanto, tenerlo Presente realmente.

 Hay que buscar su Revelación, discernir su Voluntad, ahí es donde lo reconocemos y aceptamos como Vivo y Presente, donde tenemos un Dios Vivo y Real.

 Como no queremos obedecerlo, como no queremos renunciar realmente a nosotros mismos, tenemos el dios muerto y falso que merecemos.

 Cuando dejemos de ser hipócritas, tendremos al Dios Vivo y Verdadero que queremos, soñamos, aquel en el que decimos que creemos.

 Si no le reconocemos a Dios Voluntad, si no le reconocemos capacidad de decidir, de decir, de Ser y Hacer, no es Dios, es un falso dios, un ídolo, un demonio transfigurado en ángel de luz, un cerdo ególatra narcisista que quiere adoración, es satanás haciéndose pasar por Dios para saciar su sed de adoración infernal, aquella en la que arde eternamente.
 Al no dejar a Dios Ser Dios, al no permitirle hacer su Voluntad, construimos una vida sin Dios, y consecuentemente un mundo sin Dios.

 Así es como tenemos lo que merecemos, padecemos el cetro de hierro, la rigidez del satánico nuevo orden mundial, y lo padeceremos sin remedio, es el mismo imperio romano renovado, la gran babilonia.

 En definitiva, mientras sigamos teniendo a Dios esclavo, prisionero, atado, encadenado, limitado, imposibilitado de Ser y Hacer, mientras continuemos siendo rebeldes contra su Voluntad, aunque hablemos sobre Él todo el tiempo, vamos a seguir padeciendo la humillación y esclavitud que merecemos, vamos a continuar estando atados, encadenados, limitados, prisioneros como al adversario se le ocurra.

 Es lógico, no tenemos Dios que nos defienda, y cuando Él sugiere como defendernos, no lo obedecemos, ni siquiera lo escuchamos, solo nos quejamos lamentamos y esperamos que alguien haga algo.

 Es hora de recapacitar, de considerar la situación en la que nos encontramos y de asumir la responsabilidad que nos es debida, debemos responderle a Dios, buscar Su Voluntad, seguirlo-obedecerlo renunciando a nosotros mismos, a la comodidad, a la voluntad propia caprichosa.

 Mientras prevalece nuestra voluntad, Dios es esclavo y esa es la razón por la que somos esclavos y padecemos lo que no queremos, debemos soportar lo abominable y realizar lo que nos cuesta.

 No es castigo sino consecuencia, Dios quiso vitarlo, quiso remediarlo, pero no le hicimos caso, como adolescentes delirantes de orgullo nos emperramos en hacer prevalecer la propia voluntad, así es como cada pueblo tiene el gobernante que merece, cada religión tiene el pastor que merece y cada uno sufre lo que por justicia merece en su propia vida-casa-corazón.

 Hay que empezar a dejar libre a Dios, hay que discernir su Voluntad y seguirlo-obedecerlo, tenemos que colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe su Voluntad en nuestra casa-vida-corazón, solo así nos libraremos del infierno. Mientras no hagamos esto que es lo debido, continuaremos a merced de nuestros enemigos.




REGIRÁ A LAS NACIONES CON CETRO DE HIERRO (=NOM), explicación


1.-  La expresión del Apocalipsis “Regirá las naciones con cetro de hierro”, refiriéndose al Señor, se esta cumpliendo en estos tiempos.

2.-  Para comprender esto es necesario recordar que nada escapa a la Voluntad de Dios.

3.-  Hay cosas que suceden porque Dios las quiere, pero también hay otras que suceden y que Dios no las quiere.

4.-  Esas cosas que suceden y que Dios no quieren, suceden solo porque Él las ha permitido. Si Dios no hubiese permitido que sucedieran esas que no quiere, no habrían sucedido.

5.-  Esa es la Voluntad permisiva de Dios, es decir, permite lo que no quiere por algún motivo mas importante y diferido en el tiempo que busca, para dar otra oportunidad a la humanidad, para que ésta recapacite, abra los ojos y vuela a la realidad.

6.- Cuando dice que regirá las naciones con cetro de hierro, esta refiriéndose a esta Voluntad permisiva de Dios, es decir, el Señor rige con rigor a las naciones.

7.-  Esto quiere decir que permite lo que no quiere, y así lo que sucede, sucede porque Él lo ha permitido buscando un bien mayor diferido en el tiempo.

8.-  Tal expresión del Apocalipsis se cumple en estos tiempos porque las naciones sucumben ante el nuevo orden mundial.

9.-  El nuevo orden mundial es un orden sin Dios instaurado por los adoradores de satanás y la muerte eterna.

10.-  Permite El Señor que las naciones sean sometidas, “Quebradas como cántaro de arcilla”, que sean dominadas y sus habitantes esclavizados, permite lo que no quiere.

11.-  Permite esto no queriéndolo porque ahí es donde golpea el orgullo de las almas, las llama para que vuelvan a la realidad y salgan de su abominable egolatría narcisista infernal en la que se han perdido volviéndose indiferentes, indolentes, muertas en vida.

12.-  Lo que las personas deben hacer es crecer en espiritualidad, purificarse, volver a Dios, reordenarse, reencaminarse.

13.-  No podrán modificar lo que por Justicia han merecido, pero sí podrán aprovechar la verdadera Misericordia purificándose en el dolor y haciendo el esfuerzo de salir del abismo de egolatría y volver a Dios.

14.-  Si las almas se corrigen, hacen penitencia, ayuno, oración, conversión, dejarán de merecer la Justicia Divina y ahí las naciones dejarán de padecer el cetro de hierro, el nuevo orden mundial.

15.-  Comprender que el nuevo orden mundial no es un orden político sino infernal, la organización es política, y en el fondo, para sus serviles satánicos constructores todo es por dinero y poder.

16.- Leer:



DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE REALEZA Y ORGANIZACIÓN DE LAS TINIEBLAS EN EL MUNDO Y EN LAS ALMAS:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario