13 octubre 2016

ESPÍRITU GUSANO MISERABLE



ESPÍRITU GUSANO MISERABLE


 Es un espíritu obsesionado consigo mismo que no ha salido ni quiere salir del abismo-agujero de su ego, que no quiere mirar-pensar en nada ni en nadie, no le importa otra cosa mas que su ego y bienestar, comodidad y gusto.

 Es obsesivo-compulsivo, quiere tener todo ordenado, controlado, sometido, bajo el imperio de su maldita y caprichosa voluntad opresiva, represiva y aplastante.

 No da opción, quiere ganar-imponerse-prevalecer siempre volviéndose insoportable, insufrible, asquerosamente repulsivo.

 En definitiva, es un espíritu sumamente injusto que hace gala de justicia y que esparce injusticia. Es injusto porque no es justo con Dios, porque no le da el lugar que le corresponde, al contrario, lo usurpa. Después construye su imagen-apariencia-máscara-fachada y busca adoración con miedo-culpa.

 Con tal de ser adorado y no despreciado, no solo justifica y fanatiza su ser y hacer sino que adora las deformidades abominables de otras almas justificándolas, no corrigiéndolas, mintiendo.

 También quiere el bien y la bendición para quienes no quieren corregirse, quienes no renuncian a la rebeldía y egolatría narcisista infernal, para quienes no merecen la bendición aun. Ahí lucha contra Dios para imponer la bendición a las almas que no la quieren y que Él no quiere dar, y también a las almas que la quieren, pero que hacen nada para merecerlo.

 A los otros hay que darles tiempo de maduración y posibilidad para que ejerzan su opción, que hagan una elección, no podemos imponerles el bien que no quieren recibir ni podemos obligar a Dios a que les de el Bien que no quieren recibir o que si quieren recibirlo, no demuestran interés ni colaboran en merecerlo.

 Considerar acá lo que sucedió con El Señor en el Huerto de los Olivos. Como en todo misterio de su ida-Paso por el mundo podemos contemplar muchos aspectos, pero en este momento nos detenemos en el hecho de que Él, con toda la humanidad rebelde a cuestas rivalizó con la Voluntad del Padre al querer la salvación de todos.

 Por un instante su parte humana unida a todas las almas de todos los tiempos quiso vencer al Padre, sin embargo, dijo “Padre, Que no Se Haga Mi Voluntad sino tu Voluntad”.

 Nos sucede lo mismo, cargando con las voluntades rebeldes de otras almas por las que debemos interceder nos dejamos vencer, dominar y llegamos a querer vencer y dominar a Dios. Ahí chocamos con la Verdad y en vez de renegar, lamentarnos y/o enfurecernos, tenemos que ver que Dios nos Salva-Corrige por nuestro bien y el de muchos.

 Tenemos que dejar de ocuparnos-preocuparnos por nosotros mismos que es la raíz-razón de todos los males, el origen o principio de tanto desorden que nos arrastra a la ruina.

 Es hora de confiar en Dios, creer en su amor y dejar de buscar lo que creemos que es bueno porque solo nos oponemos a las obras de Dios y por lo tanto a nuestro Verdadero y Eterno Bien.

 Solo debemos hacer lo que nos corresponde hacer, aquello que Dios nos pide, espera y colaborar en lo que en y por nosotros quiere hacer.

 Debemos poner orden interno, ordenando la vida interior se ordenará lo exterior.

 No hay que perder tiempo mirando lo que padecemos sino que hay que empelarlo en lo que debemos colaborando con el Bien Verdadero y Eterno que Dios quiere hacernos, olvidándonos por completo del yo-ego. Si no remediamos la ausencia de Dios, el vacío-abismo, no vamos a poder siquiera caminar en estos tiempos de tinieblas, por esa puerta el infierno se cuela en nuestra vida y nos destroza, manipula y arrastra a la perdición.

Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario