07 octubre 2016

CÁNTICOS DEL SIERVO SUFRIENTE (Meditados) (2 da parte)



CÁNTICOS DEL SIERVO SUFRIENTE (Meditados) (2 da parte)


2.- LIBERTAD


2.1.- Escúchenme, islas lejanas, pongan atención, pueblos.
2.2.- Yavé me llamó desde el vientre de mi madre,
2.3.- conoció mi nombre desde antes que naciera.
2.4.- Hizo de mi boca una espada cortante
2.5.- y me guardó debajo de su mano.
2.6.- Hizo de mí una flecha puntiaguda
                                           2.7.- que tenía escondida entre las otras.
2.8.- El me dijo: «Tú eres mi servidor, Israel,
2.9.- y por ti me daré a conocer.»
2.10.- Mientras que yo pensaba: «He trabajado en balde,
2.11.- en vano he gastado mis fuerzas, para nada.»
2.12.- El Señor, sin embargo, protegía mis derechos,
2.13.- mi Dios guardaba mi salario,
2.14.- pues soy importante para El Señor,
2.15.- y mi Dios se hizo mi fuerza.
                                                    2.16.- Y ahora ha hablado El Señor,
2.17.- que me formó desde el seno materno
2.18.- para que fuera su servidor,
2.19.- para que le traiga a Jacob y le junte a Israel:
2.20.- «No vale la pena que seas mi servidor únicamente para restablecer a las tribus de Jacob, o traer sus sobrevivientes a su patria.
2.21.- Tú serás, además, una luz para las naciones,
2.22.- para que mi salvación llegue hasta el último extremo de la tierra.»


Considerar que en este cántico habla la misma buena voluntad que El Señor hizo brotar en el alma-siervo fiel, ella obra por sí misma obedeciendo al Señor y colaborando con sus obras desde adentro del alma para purificarla y consagrarla, reunirla y devolverla a Dios-Cielo-Reino.


2.1.- Habla el siervo mismo, es su obrar el que habla, su manera de ser y hacer, de seguir-obedecer al Señor.

 En esto es que llama a quienes mas lejos de Él se encuentran, tierras lejas, almas que tienen fe y siguen al Señor de lejos. También llama con su ejemplo de vida-obediencia-perseverancia a pueblos enteros entre los que se mueve, camina, obra, se halla presente.

 Así como El Señor en su primer paso-revelación encontró mas fe en un centurión romano que en su pueblo-raza-religión, ahora, en el segundo paso, en su intervención gloriosa por medio de su sirvo fiel sufriente, también encuentra mas fe entre quienes no pertenecen al grupo de los que dicen representarlo y servirlo, pertenecerle y obrar por Él haciendo de la religión un negocio.

 También habla la misma buena voluntad que en el interior hace surgir, florecer, generar El Señor, una voluntad de amar-obedecer la Voluntad Divina sin importar el sacrificio que implique ni si es toda la vida de sufrimiento.

 En este sentido, esa misma voluntad hija de Dios dentro del alma, espíritu fiel y obediente, puro y santo hecho de la misma esencia de Dios, llama a todas las voluntades, gustos, deseos, etc., dentro del alma anunciando su nacimiento y el inicio de sus obras en colaboración con la Voluntad Divina.

2.2.- Significa esta expresión la purificación que El Señor hace de sus siervos e instrumentos en el mundo y a través del tiempo, es hasta la médula, hasta la concepción misma, los rehace, re-crea, los hace a nuevo.

 Verdaderamente nacen de nuevo porque realmente pasan por la muerte. Pasan por una muerte mística que es prueba y purificación donde renuncian a sí entregándose totalmente al Señor, poniéndose enteramente a su disposición, consagrándose por completo a Él en su Divina Voluntad.

 Dolorosa, agónica y sumamente sufriente prueba, real muerte mística, abominable noche oscura que purifica al alma, la transforma, y por sobre todo, la transubstancia. Así es como nace de nuevo y el vientre es la misma Voluntad Divina.

2.3.- Se refiere a la predestinación, a aquello para lo que ha creado al alma. Dios creó al siervo sufriente fiel para hacerlo depositario de su Espíritu, lo predestinó a esto, y su nombre es este espíritu que Dios le da, que le predestinó como porción de herencia, de vida, de Vida Eterna. (DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE PREDESTINACIÓN Y VOCACIÓN:

2.4.- Significa que hizo de la vida de este siervo sufriente fiel un testimonio vivo de fidelidad, entrega, consagración, amor verdadero a Dios. Al guiarlo, El Señor hizo de este siervo su expresión-revelación, habla El Señor por medio de la vida ejemplar de este siervo sufriente fiel.

 Por medio de su siervo sufriente El Señor no solo se expresa en el mundo y en el tiempo sino que también transmite su Espíritu-Vida-Bendición haciéndolo llegar a otras almas que permanecen alejadas-separadas de Él, hundidas en el abismo de su egolatría narcisista.
 Es la misma espada de su Espíritu y ante el siervo se van dividiendo los pueblos colocándose a derecha e izquierda según lo acepten o rechacen, según sigan su ejemplo o continúen dedicados-consagrados a satanás y la muerte terna por rebeldía, capricho, etc.

2.5.- El siervo fiel se encuentra guardado bajo la mano del Señor simbolizando la protección que le otorga.

 También simboliza la similitud con El Señor mismo al compartir su Espíritu-Ser-Esencia, comparte su realeza. El siervo fiel y sufriente no es esclavo de sí, de su ego, vicios, ambiciones, caprichos, voluntad, es siervo de Dios y por lo tanto es rey de sí y de todos los espíritus.

 Esa buena voluntad-espíritu que en el alma hace florecer El Señor para colaborar con sus obras, el espíritu mismo de hijo de Dios, se encuentra oculta bajo su mano en el sentido de que Él la protege dentro del alma misma y en derredor, la cuida como a un rosal que florece en medio del desierto.

2.6.- Simboliza la buena predisposición y la prontitud para servir-obedecer-seguir al Señor con total desprendimiento de sí, con verdadera renuncia a la propia voluntad, juicio, parecer, necesidad, etc., en el mas completo olvido de sí.

2.7.- Considerar que en este cántico habla la misma buena voluntad que El Señor hizo brotar en el alma-siervo fiel, ella obra por si misma obedeciendo al Señor y colaborando con sus obras desde adentro del alma para purificarla y consagrarla, reunirla y devolverla a Dios-Cielo-Reino.

 La flecha oculta entre otras es la misma voluntad de obedecer-servir-pertenecer a Dios, el deseo de complacerlo fiel e inagotablemente que va creciendo entre otras voluntades, deseos, gustos del alma.

2.8.- Acá habla claramente que Dios elige dentro del alma a esa voluntad buena de obedecerlo para que sea su siervo.

 No sirven las obras que las almas hacen por cuenta propia porque no parten de Dios, de la unión con Él y no tienen por lo tanto su Espíritu-Ser-Esencia-Bendición. Pueden ser buenas obras, pero no dan ni producen Vida Eterna ni para el alma ni para otras que resulten beneficiadas porque son obras hechas en separación de Dios.

 Dios elige la buena voluntad obediente a su Divina Voluntad para que sea su siervo fiel y sufriente, no quiere otra voluntad por mas eficiente, fiel, servicial, necesaria que se quiera presentar.

 Eso es así porque es una voluntad pura, engendrada por Él, dada por Él, inspirada, movida y sostenida por Él que se mueve, adhiere y crece en el alma que busca y acepta la Divina Voluntad como su movimiento-esencia.

2.9.- Dios mismo se dará a conocer al alma que acepta la Divina Voluntad. Le revela sus secretos, le comunica su Fuerza-Vida-Esencia.

 No se trata de misterios o cosas nuevas, se trata de dar a conocer su Vida-Esencia, de comunicar su Fuerza.

 El alma no va a encontrar-ver-conocer el Espíritu de Dios, su Vida-Esencia-Fuerza en otro lado o por otro medio, solo recibiendo su Voluntad, aceptándola y colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe en su vida-casa-corazón.

 Como anexo a esto da a entender, revela o explicita, profundiza los misterios. Especialmente se trata del Misterio de la Unión Hipostática del Verbo y la doble Naturaleza del Señor, Jesús, Perfecto Dios y Perfecto Hombre.

 Comprender que muchas almas van a seguir buscando en las religiones, pero el don de Dios esta ahí, en su Voluntad Divina Revelada a las personas de buena voluntad que la busquen para seguirla-obedecerla.

2.10.- Dios obra e interviene cuando el alma es derrotad, humillad, cuando su orgullo se viene abajo, cuando pierde.

 En almas orgullosas, seguras de sí y que se creen exitosas en el mundo, no puede entrar, ellas deliran de orgullo y se esfuerzan en convencerse de que no necesitan de Dios mientras que caminan a su autodestrucción actual y eterna.

 Cuando el alma tropieza, muerde el polvo y ve lo duro que es el suelo sufriendo asquerosa y repulsivamente, cuando le toca probar el dolor y verse impotente, incapaz de alcanzar un remedio, una salida o solución, conoce realmente lo que es, vale, sabe, tiene y puede, o sea, nada, absolutamente nada y menos que nada.

 Ahí conoce la verdad y debe reconocer la necesidad de Dios, ahí donde se siente totalmente destruida, aniquilada, sin fuerza ni vida porque esta viendo claramente su indigencia, su miseria espiritual.

 Ahí es donde entiende que ha trabajado en vano, en balde, que solo se movió por y para su orgullo-ego, para la fantasía soberbia delirante, el camino de autodestrucción en el que se convertía en demonio.

2.11.- En el tropiezo, en el dolor, en la derrota humillante, cuando contempla impotente que no puede hacer otra cosa mas que sufrir como maldita condenada, el alma comprende que ha trabajado en vano, que se ha dedicado a cultivar el orgullo.

 Algunas se desesperan en ese momento, otras reniegan enfureciéndose, otras buscan venganza contra Dios o contra otras almas, otras se hunden odiándose a sí mismas.

 Son horas, días, años de dolor, oscuridad, infierno y sufrimiento, algo abominable e irremediable.

2.12.- Comprende el alma que Dios guardaba sus derechos. Entiende que Dios ha permitido el sufrimiento, el tropiezo doloroso, humillante, desgarrador, insufrible, abominable por su bien.

 Si Dios no permitía este golpe doloroso, el alma se hubiese perdido al estar total e incondicionalmente dedicada a satisfacer su ego, ambiciones, vicios, caprichos, al encontrarse totalmente consagrada a hacer lo que se le envía en ganas y ocurría.

2.13.- Se refiere a que Jesús, El Señor, El Salvador, se hizo carne para ofrecer el Santo Sacrificio de rescate. El Señor murió en obediencia a la Voluntad Divina sin rebelarse, así recuperó la vida que todas las almas de todos los tiempos perdieron al rebelarse contra Dios.

 De esta manera guardó la porción de cada alma, la porción de Vida-Ser-Espíritu que rescató y que evitó que fuera a parar al abismo.

 Eso es lo que da-ofrece a las almas cuando las llama a su servicio, cuando les pide que colaboren con Él, confíen y lo sigan-obedezcan.

 Ahí está dándoles la porción de Herencia, de Vida, de Espíritu, de Reino. El don se los hace cuando aceptan su Voluntad, cuando recién la muerte mística en gotas como prueba purificadora de perseverancia, renuncia a sí y entrega-consagración a Dios.

2.14.- Es importante para Dios esa buena voluntad surgida en el alma que desea ser verdaderamente fiel, que discierne su Voluntad para seguirlo-obedecerlo sacrificándose, entregando su vida-fuerza. No se trata del alma ególatra vanidosa que dice-cree ser importante para Dios por lo que supuestamente sabe, tiene, hace, puede, dice, etc.

2.15.- Dios mismo se hace la fuerza-esencia-impulso-moción-movimiento de la buena voluntad, de ese deseo de servirlo-obedecerlo-pertenecerle.

 Así también se hace fuerza-impulso-movimiento del alma fiel y sufriente que se deja llevar por la inspiración de Dios, que quiere obedecerlo-pertenecerle-servirlo.

 Hay almas que dicen que le pertenecen y que lo sirven, pero no reciben la inspiración de Dios, no se detienen a escucharlo, no le prestan atención y muco menos quieren obedecerlo. Estas almas, por mas que hablen de Dios, se encuentran totalmente separadas de Él, no tienen su Espíritu, son ramas secas escindidas del Árbol de la Vida, transmiten muerte, podredumbre, corrupción, pertenecen al árbol de la muerte, de la ciencia del bien y del mal.

 En este punto considerar también que, luego de dar el cocimiento de sí al alma, luego de hacerla pasar por la muerte mística purificadora, la levanta, resucita, la reúne con Él devolviéndole Vida, dándole Fuerza, Vitalidad, haciéndola Viviente como Él.

2.16.- Todo se hace a partir de la Palabra del Señor, Él habla y se hace porque su Palabra tiene al aptitud de crear, por medio de ella se hizo todo.

 El alma es re-creada por medio de la Palabra de Dios, es hecha a nuevo, es purificada, transfigurada, transubstanciada.

 Comprender la necesidad e importancia de buscar su palabra-revelación, de escuchar-recibir su Palabra Viva en la oración.

2.17.- Se refiere a que ha comenzado de nuevo, desde cero, desde el principio, ha dado origen a una nueva vida que crece dentro del alma.

 Crece mientras la otra va menguando y se fortalece mientras que la otra se disipa. Al final es alumbrada y esta vida-personalidad-espíritu nuevo ocupa su lugar siendo la persona una persona totalmente nueva hecha enteramente por Dios. (POTENCIAS Y PERSONALIDADES, DESARROLLO E INVOLUCIÓN:

2.18.- Esta es la razón de ser de la nueva voluntad-personalidad-espíritu que El Señor engendró, cultivó e hizo crecer dentro del alma, servirlo.

 No existe-vive para otra cosa mas que para servirlo-obedecerlo-seguirlo, ésta es su única y esencial razón de ser.

2.19.- La misión traer a jacob que simboliza la descendencia, el linaje de Dios, el linaje espiritual, fiel, obediente, que tiene su Espíritu Vivo. (LINAJES DE DIOS Y satanás EN EL MUNDO: http://jorgelojoluzverdadera.blogspot.com.ar/2016/07/linajes-de-dios-y-satanas-en-el-mundo.html).

 También la reunión de israel, es decir, de todas las almas de buena voluntad que quieran ir por este Camino de obediencia a la Divina Voluntad.

 No se trata de reunirlas físicamente porque es imposible, ilógico e innecesario, sino espiritualmente bajo la cabeza única que es El Señor, cosa que solo es posible si todas las almas disciernen su Voluntad y lo siguen-obedecen.

2.20.- Con esta expresión da a entender que aquello que hacemos por Él, en obediencia a Su Voluntad, sacrificando la vida y con grandes sufrimientos, no es mas que nada, es nada y menos que nada.

 Significa que eso que hacemos no es importante, sino que lo importante es lo que Él hace en nosotros y por medio nuestro en el mundo, el verdadero fruto, lo espiritual y que no vemos.

2.21.- Esa revelación personal de Dios que recibimos al buscarlo estando dispuestos a seguirlo-obedecerlo, no solo es luz para nosotros sino también para otras almas.

 Esa presencia de Dios que entra en nuestra vida-alma al aceptar su Voluntad y seguirlo-obedecerlo, no solo es Vida-Luz-Bendición para nosotros que lo buscamos-recibimos-seguimos-obedecemos sino que también es lo mismo para otras almas en derredor nuestro.

2.22.- Se refiere primero a que esa voluntad buena de servir-obedecer a Dios que surge en el alma sirve para que la salvación llegue a toda el alma, para que la Vida de Dios recorra todo su ser purificando, transfigurando, transubstanciando.

 Luego se refiere a que el alma purificada-transfigurada-transubstanciada, sirve para que la salvación-don-Espíritu de Dios llegue a toda la tierra porque, así como ella esta unida a Dios, por medio de ella la tierra se une a Dios.

 Esa alma sirve de enlace para la humanidad porque tiene una doble naturaleza, se encuentra a la vez en Cielo y en la tierra porque pertenece a la humanidad y pertenece a la Divinidad.

 Por medio de esta alma alta espiritualmente Dios desciende-viene-vuelve al mundo porque ella sirve de enlace, puente, escalera. Esto es así porque primero sucedió en el interior del alma misma cuando ella admitió la buena voluntad de obedecer a Dios forjando ese enlace primero y único con Dios.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario