07 octubre 2016

CÁNTICOS DEL SIERVO SUFRIENTE (Meditados) (1 ra parte):



CÁNTICOS DEL SIERVO SUFRIENTE (Meditados) (1 ra parte):


1.- VERDAD


1.1.1.- He aquí a mi siervo
1.1.2.-  a quien yo sostengo,
1.1.3.-  mi elegido,
1.1.4.-  al que escogí con gusto.
1.2.- He puesto mi Espíritu sobre él,
1.3.- y hará que la justicia llegue a las naciones.
1.4.- No clama, no grita,
1.5.- no se escuchan proclamaciones en las plazas.
1.6.- No rompe la caña doblada
1.7.- ni aplasta la mecha que está por apagarse,
1.8.- sino que hace florecer la justicia en la verdad.
1.9.- No se dejará quebrar ni aplastar,
1.10.- hasta que establezca el derecho en la tierra.
1.11.- Las tierras de ultramar esperan su ley.


1.1.-  El Siervo del Señor es Jesús, El hijo de Dios, El Enviado de Dios, El Mesías, El Cristo, El Señor, El Maestro, El Guía.

 Después, es toda alma fiel, obediente, sacrificada que se entrega-consagra enteramente a Él, que se pone totalmente a su disposición para lo que Él quiera, incluso cuando nada específico quiera y solo se trate de soportar el paso lento del tiempo en el abismo del sufrimiento como alma víctima, reparadora.

 Es el alma que constantemente renueva el Santo Sacrificio Espiritual que consiste en renunciar a la propia voluntad para buscar la Voluntad de Dios y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en la propia vida y en el mundo.

1.1.2.- Es sostenido por Dios mismo porque es de Él y porque en el mismo siervo sufriente Él está. El siervo sufriente no se apoya en sí mismo, no vive de sí, depende enteramente de Dios, Él Es su vida, animación, esencia, no tiene vida propia, sabe que no existe por sí ni par sí, sino de, por y para Él.

1.1.3.- Es elegido por Dios antes de la creación del mundo, es predestinado y fue creado para ser su siervo sufriente. No se eligió a sí mismo, no se ofreció, no concursó, Dios lo llamó.

1.1.4.- Es aquel en el que Dios mismo se complace, encuentra descanso, es en el que reposa porque es su siervo fiel. De esta alma no recibe castigo sino consuelo porque es un alma totalmente fiel y completamente consagrada-entregada a Él. Ahí no es torturado, azotado, castigado ni rechazado, en esta alma reina como corresponde, su Voluntad Divina se halla completamente libre de Ser-Hacer-Disponer.

1.2.- Hace reposar su Espíritu-Ser-Esencia sobre este siervo sufriente fiel. Es así el principio de una nueva creación, un génesis, es un alma re-creada por Dios y sobre este siervo fiel Dios descansa porque confía, se apoya en él para continuar sus obras en otras almas y en el mundo.

 Cuando el alma discierne la Voluntad de Dios colaborando en su Revelación-Venida, esta recibiendo el Espíritu de Dios que hace sus obras y se establece para permanecer-habitar-reinar-prevalecer, para establecer la Divina Presencia en ella y por medio de ella en el mundo.

 Sin oración y sin aceptación de la Divina Voluntad es imposible que las almas reciban el Espíritu de Dios porque es claro y evidente que lo están rechazando y desean ser rebeldes, fingidamente autosuficientes, delirantes de orgullo y sin Dios por mas que hablen sobre Él todo el tiempo.

1.3.- Habla de la Justicia de Dios, su Salvación, la opción de Dios que se niega en el mundo, su Camino de Salvación.

 Al intervenir-revelarse El Señor por medio de su siervo, está haciendo Justicia, está abriendo un camino y una puerta esta ofreciendo a las almas la Salvación que entre demonios y sus siervos y adores del mundo les han negado, cerrado, obstaculizado, deformado, adulterado, transformado, impedido y borrado.

 Hará que llegue su Justicia a las naciones porque extenderá su Espíritu-Don-Vida-Bendición. La Justicia se hará en el hecho de que, quienes acepten la Revelación-Don de Dios, recibirán su Espíritu-Vida-Salvación y quienes rechacen la Revelación-Don de Dios, quedarán confirmados en su orgullo, egolatría, camino de autodestrucción.

1.4.- Significa que no hace escándalos, circos, no se hace ver o notar, solo realiza en silencio y ocultamiento las obras de Dios. El ocultamiento es a la vista, donde nadie busca y consiste en el velo de la humildad porque vive y obra por y para Dios sin buscar reconocimiento ni aceptación del mundo.

 Dios mismo oculta sus obras de esta manera, permitiendo que demonios y mundo sean confundidos en sus razonamientos. No da explicaciones, trabaja espiritualmente para el Verdadero y Eterno Bien de las almas liberándolas de las garras infernales y consagrándolas a Dios, devolviéndolas al camino de Salvación.

1.5.- Significa que no hace exposiciones públicas, no hace disertaciones, no expone lo que sabe ni lo que hace. Todo lo hace en Dios, por y para Él y para el bien de las almas, para colaborar en las obras de Dios, de manera que no busca reconocimiento ni aceptación del mundo, es como si caminara anónimo e invisible en medio del mundo que no lo ve porque el siervo sufriente fiel no tiene ego ni soberbia, mucho menos deseo de adoración o necesidad de reconocimiento.



Considerar también en este punto que El Señor se revela en lo secreto, donde solo Él Ve, en lo personal, en la vida privada cuando el alma esta dispuesta y atenta lo busca, colabora en su Revelación-Paso-Venida. No hace cosas llamativas ni espectaculares, solo se revela, deja ver su Presencia Viva y Real al alcance de la mano, “No sea que extienda su mano”, Gen. 3, 22.

1.6.- No pisotea al que ha caído, al humillado y al sufriente, no desprecia a otros ni los menosprecia, juzga-valora a cada uno según la mirada de Dios. Para juzgar a otros escucha a Dios busca su revelación y solo ve-mira lo que Dios dice y quiere, las obras que Él desea realizar en las almas sin considerar mas nada y sin juzgar humanamente.

1.7.- Hay almas repugnantes por su orgullo delirante, por su egolatría narcisista infernal, almas verdaderamente despreciables que molestan con su sola presencia. A estas no las desprecia ni condena, las soporta porque sabe que si están aun dando vueltas por el mundo es porque Dios les ha concedido algo de tiempo.

 El tiempo que les ha concedido es para que recapaciten, reconsideren, vean donde van y donde acabarán eternamente. Si utilizan el escaso tiempo que les queda para obrar mal, en este mismo hecho están confirmando que desean la condenación eterna. Es la última advertencia-aviso-llamado y demostración de misericordia.

 La mecha que esta por apagarse es la de la Presencia-Vida del Señor en esas almas, por ello es que las soporta sufriendo por esas repugnantes como Jesús soportó a judas.

 Esto no implica una enfermiza y deforme misericordia tercermundista, guerrillera y revolucionaria como propugna el falso profeta con su teología de la liberación infernal. Cuando el siervo sufriente obediente debe aplicar la Justicia con la Santa Ira de Dios como lo hizo El Señor en la purificación del templo, no le tiembla la mano ni siente miedo o culpa. El Señor Es Santo.

1.8.- Al vivir-permanecer en la Verdad, al obrar en Ella, está revelándola. No se trata solo de palabras ni de una doctrina, es vida, es obediencia constante a Dios, atenta, de permanente oración, de mirada dirigida a Él.

 Al vivir de esta manera está haciendo florecer la Justicia, hace brotar la Verdadera Justicia que consiste en Que Dios Viva-Reine-Permanezca en el alma, y por medio de ésta, en el mundo.

 Con su vida de ejemplar obediencia a Dios, de total e irrestricto sacrificio, está revelando la Verdad y manifestando el derecho, exponiendo las leyes divinas de una manera práctica.

1.9.- El siervo sufriente fiel sigue los pasos del Señor, y como Él, es una señal impugnada desde que se manifiesta. Es perseguido, odiado, maltratado, castigado, etc.. Esto lo hacen los demonios en el ámbito espiritual y sus siervos en el mundo en el ámbito material.

 No se deja quebrar ni vencer porque permanece fiel obedeciendo a Dios hasta el fin, persevera hasta el final. Hasta que acabe su misión-paso por el mundo, será sostenido por El Señor y deberá esforzarse en perseverar.

 Los demonios y sus siervos-adoradores-instrumentos en el mundo no podrán apagar esta Presencia-Revelación de Dios por mas que lo intenten, se empecinen-emperren castigando día y noche al siervo sufriente, aun cuando lo destrocen con sufrimientos, estará dando testimonio de la Verdad.

 El siervo sufriente fiel no se vende, no traiciona a Dios, no se elige a sí mismo porque justamente, su camino es total entrega, absoluta puesta a disposición de Él.

1.10.- Significa que, por mas que intenten los enemigos, por mas que lo persigan y hagan padecer, no van a quebrarlo, vencerlo, derrotarlo porque Dios mismo lo dispuso de esta manera y Él lo sostiene.

 Sin embargo, cuando El Señor concluya su Revelación, el siervo fiel sufriente será destrozado en dolores, los enemigos lo castigaran hasta destrozarlo como desean, como lo hicieron con Jesús, El Señor, el primer siervo sufriente fiel y la cabeza de todos los siervos sufrientes fieles de todos los tiempos.

 Cuando se acaba la obra que Dios dispuso, no sostiene mas al siervo sufriente fiel, levanta las barreras y los enemigos destrozan al siervo que de esta manera ofrece su último sacrificio entregándose totalmente a Dios en su Voluntad y por medio del dolor.

1.11.- Se trata de aquellas almas que aun no conocen al Señor y las que creen que lo conocen pero que aun no han visto ni oído lo que es el verdadero y definitivo Don de Dios a la humanidad.

 Son las almas que esperan esta Vida Divina-Sobrenatural-Eterna-Espiritual que Dios da-dona a quienes reciben su Espíritu-Ser-Esencia por seguirlo-obedecerlo en el Camino de su Divina Voluntad.

 Considerar lo que ha sucedido con la Primera Venida-Revelación del Señor, mas fácilmente lo recibieron los que no lo esperaban, paganos, quienes no eran de su pueblo, raza, religión. Esto mismo sucederá ahora, será recibido con mas facilidad, entusiasmo, felicidad y alegría por quienes no lo esperaban ni lo buscaban. Los de las religiones se apegarán mas aun a sus cultos que e han vuelto satánicos y adorarán mas a sus líderes convirtiéndolos en ídolos infernales negándose a ver que son como caronte guiando almas al infierno.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario