30 septiembre 2016

AUN FALTA UN POCO



AUN FALTA UN POCO


Permanecemos en un estado de frustración constante abominable, insufrible, infernal e interminable.

 Esto se debe al hecho de que aun tenemos voluntad propia, pensamos en nosotros, vivimos por y para nosotros, no nos hemos entregado a Dios.

 Aun nos lamentamos por nosotros mismos y nos dedicamos a satisfacer el ego, y cuando no podemos, sufre la frustración, nace el odio, la furia y el deseo de venganza.

 Así pasa el tiempo, aunque muy asquerosamente lento y la existencia es un castigo abominable.

 Simplemente debemos dejar de estrellarnos contra la pared, tenemos que dejar de querer lo que claramente no vamos a obtener, conseguir, lograr.

 Hay que morir a sí mismo, abrazar la Cruz, aceptarla, dejar de estrellarse contra la Verdad, hay que dejar de lamentarse por sí y comenzar a obedecer a Dios, debemos sumir nuestras responsabilidades delante de Él dejando de lado lo que queremos, pensamos, deseamos, necesitamos, etc.

 Considerar que estamos alimentando dos voluntades, forjando dos personalidades, una egoísta, propia, centrada en nosotros mismos y dedicada a nosotros que termina hundiéndonos en la nada miserable que somos y ligándonos al infierno. También se constituye en la puerta al abismo por la que los demonios entran en nuestra ida.

 La otra voluntad es la de obedecer a Dios, pertenecerle, entregarse a Él, servirlo, negarse a sí mismo, sacrificarse, etc., es la que nos liga con el cielo y a la vez se constituye en puerta por la que Dios viene a nosotros.

 Debemos elegir, hay que acabar de definirse, como dijo El Señor, “Conmigo o contra mí” y como dijo Elías, “basta de saltar de un pie en otro, o El Señor, o baal”.

 Considerar que aun no hemos despreciado verdaderamente nuestra ida en este mundo de tinieblas, todavía nos lamentamos por nosotros mismos y deseamos obtener comodidades, gustos, etc., aun no hemos elegido a Dios ni nos hemos entregado a Él, de ahí que sigamos ligados al infierno y perseguidos e influenciados por éste que hasta puede colarse en nuestra vida para consumírnosla y volvérnosla insufrible.

 Hay que comprender que solo se sale de este mundo de tinieblas por la muerte y esto significa que debemos morir a nosotros mismos, pasar por una muerte mística purificadora en la que se sacrifique el orgullo-ego-yo y en la que nos entreguemos a Dios verdadera y totalmente por una consagración que nos encienda y convierta en amor forme un espíritu nuevo ardiente de amor a Dios y de Amor de Dios.

 Por mas que nos duela y cueste aceptarlo, la verdad es la misma de siempre. La verdad es que todavía no hemos aceptado verdaderamente a Dios, no nos hemos decidido por Él.

 Aun somos ambiguos, todavía estamos pensando en nosotros, aun nos lamentamos de vernos derrotados, humillados, castigados, perseguidos, etc.

 La cuestión es que, lo que padecemos, este infierno abominable en vida, es consecuencia de no habernos definido.

 Estamos como en un limbo, sufrimos como malditos condenados sin estarlo.

 Tener fe en este mundo de tinieblas es insufrible, un abominable castigo y es porque aun no hemos entrado en verdadera y total comunión con Dios.

 Debemos hacer un esfuerzo, sacrificarnos aun mas y perseverar hasta concretar y consumar la entrega, hasta terminar de purgar el orgullo.

 Debemos perseverar hasta lograr la unión con Dios y acabar de salir de estas tinieblas. Debemos tener un poco mas de paciencia a Dios.

 Hay que sacar de adentro cuestionamientos, rebeldías, quejas, debemos expresárselas a Él y no ocultarlas ni negar que las tenemos, porque, la verdad es que las tenemos y esto se debe a haber pasado por un camino abominable de castigos y sufrimientos.

 Como todavía no nos hemos dado por completo a Dios, puede el adversario perseguirnos, castigaros, hacernos padecer. Puede el enemigo infernal encender fuegos de rebeldías, quejas, oposiciones y cuestionamientos sometiéndonos a abominables e interminables tormentos.

 Debemos buscar lo que Dios quiere para que acabemos de sacrificar nuestro yo-ego-orgullo y concluyamos o consumemos la entrega a Él.

 Recordar lo que ya hemos publicado en:

POTENCIAS Y PERSONALIDADES, DESARROLLO E INVOLUCIÓN:


POTENCIAS Y PERSONALIDADES, DESARROLLO E INVOLUCIÓN


 Una persona adulta que ha madurado debidamente en el transcurso de su vida sobre la faz de la tierra tiene en principio dos personalidades, y puede llegar a tener una tercera.


Es dos personas en una y puede llegar a ser hasta tres:


1.- En su interior es un niño puro, fuerte, santo, bueno, dulce, tierno, simple, generoso, fiel, sincero, honesto. Esta personalidad no se encuentra expuesta y es solo conocida en su debida profundidad por Dios y algo por personas de su entorno cercanas, pero generalmente es un misterio solo conocido por Dios, es el corazón de la persona, su parte mas intima, esencial.

2.- En su exterior es un adulto serio, centrado, honesto, de trato formal y respetuoso, franco, con arreglo, sin vueltas, demasiado justo y algo severo, algo enigmático y misterioso. Esta personalidad se encuentra expuesta, es conocida por todos y es la parte mas racional o mental de la persona.

3.- Puede haber una tercera personalidad, integradora o mixta porque combina un poco de las otras dos y es la del trato generalizado con todos, y es lo que hace que esta persona sea íntegra, pero esta no todos la desarrollan.


Relación con las potencias:


1.- La primera personalidad mencionada tiene que ver con la voluntad.

2.- La segunda personalidad mencionada tiene que ver con la memoria.

3.- La tercera personalidad mencionada tiene que ver con el entendimiento.


Persona inmadura:


 Una persona que no madura debidamente, no desarrolla estas potencias, espíritus, fuerzas, personalidades. Éstas surgen atrofiadas, deformes, desviadas, viciadas, entorpecidas, atadas, enroscadas.

1.- Es un niño caprichoso, maniático, sumamente miedoso, obsesivo, preocupado por sí, ególatra, soberbio y tendiente a desarrollar todos los siete vicios capitales.

2.- Es orgulloso, evadido de la realidad, encerrado en su fantasía, verdaderamente disociado de la realidad repta sobre la faz de la tierra perdido en su delirio orgulloso tratando de vivir su fantasía, ese egoísta y miserable querer creerse dios, rey que tiene a todos a su disposición y para su satisfacción.

3.- Si desarrolla en este estado de degradación, involución y autodestrucción una tercera personalidad, es absolutamente demoníaco porque se vuelve totalmente hipócrita, aparenta ser alo bueno, esta convencido de ser dios y no quiere mas que satisfacer su ego abismal, es como un súper-yo, se cree un dios encarnado cuando es un demonio.


Desarrollo:


 Para que se produzca el desarrollo es necesario que la persona salga de sí misma, busque la Verdad, haga meditación, oración buscando esa Revelación-Palabra Viva de Dios, su Espíritu, nutriéndose de la Verdad misma que no solo son palabras sino que también es espíritu, esencia de Dios.

 Ahí su ser es corregido, limpiado, purificado, fortalecido y hecho madurar, llevado a su plenitud, se desarrolla, crece, extiende, libera, porque ama y crece en el amor a imagen y semejanza de Dios.


Involución:


 Sucede cuando la persona se encierra en sí misma, se vuelve ególatra, miserable, caprichosa, obtusa y no hace otra cosa mas que dedicarse a satisfacer su ego abismal, concretar caprichos, saciar vicios, ejecutar ambiciones.

 Anda sin rumbo sobre la faz de la tierra, se arrastra ardiendo en deseos de ser adorada, se niega a amar, se hace adorar, ver, obedecer, servir, se aprovecha de otros, nada le niega a su ego delirante y es llevada por demonios que la manipulan hasta convertirla en semejante a ellos.

 Prescinde de Dios, se opone a Él, rivaliza con Él, porque se considera dios y rey en su delirio, capricho, ambición, deseo de satisfacer su ego abismal del que se ha vuelto esclavo.


29 septiembre 2016

ESPÍRITU DE ABATIMIENTO



ESPÍRITU DE ABATIMIENTO


 Surge en la abominable postración irremediable de estos días pasados en el infierno.

 Es una frustración constante en la que el alma no tiene mas remedio que padecer día y noche.

 Ahí se frustra y vuelve odiosa, resentida, genera deseo de venganza, pero también es imposible descargarlo.

 Todo se vuelve oscuro, sombrío, vivir es un castigo abominable, un sacrificio insufrible.

 El alma se vuelve indiferente, insensible, queda como encapsulada solo pudiendo ver-contemplar su abominable e irremediable dolor.

 Comprueba amarga y constantemente que es una maldita desgraciada condenada a padecer sin remedio, salida o solución.

 Así se forma una costra, callosidad, dureza, en su corazón, se convierte en indiferente e insensible. También puede generar deseos de venganza que, al frustrarse, solo generan mas odio, rabia, furia, maldad, y esto es como una olla de presión que busca una excusa para escapar.

 De esta manera es que, cualquier rose, algo insignificante, la enciende y vomita ese odio-furia-veneno que lleva adentro por la lustración constante ante el hecho de comprobar que solo puede sufrir sin remedio, salida o solución.

 Con ese abismo de furia, rabia, odio deseo de venganza y frustración, se consume, autodestruye y arrastra entre lamentos y quejas solo alimentando la frustración al comprobar que todo es inútil.

 Ahí queda abatida, desmoralizada, desinteresada, desganada y asquerosamente frustrada.

 Pesada se arrastra sobre la faz de la tierra entre lamentos, quejas, sufrimientos comprobando constantemente que la vida es un maldito y abominable castigo infernal, que pasar por el mundo sin fe teniéndola, es como un infierno acá en la tierra.

 El alma se hunde, encierra y no le queda mas remedio que padecer como maldita condenada ante la imposibilidad de remediar la situación abominable e infernal que le toca padecer. A eso se añade el hecho de comprobar que Dios tampoco hace lago para remediar esa situación, permanece inerte, indiferente, impávido, indolente.

 Comprueba amarga y abominablemente el alma que la injusticia reina, impera, prevalece. Comprueba con dolor insufrible, frustrante y abominable que nada puede hacerse, que momentáneamente triunfan los enemigos infernales y no hay mas remedio que sufrir como en La Pasión y así comprueba que Dios permite momentáneamente la injusticia.

 Eso es lo que frustra al alma, lo que la hace padecer, comprobar que nada hace Dios para remediar su dolor y hasta que s comprota como enemigo permitiéndolo y permaneciendo como indiferente.

 Como siempre, el alma debe volverse inmune-indiferente a su dolor, debe olvidarse de sí misma, tiene que disociarse y seguir adelante como si nada sucediera o como si fuese estúpida.

 Tiene que perseverar aprovechando el dolor cuando llega y es inevitable. Tiene que usarlo para evitar hundirse, debe capitalizarlo, emplearlo para vencerse a sí y a todos los enemigos infernales.

 Esto lo logra obedeciendo a Dios, perseverando, ofreciendo el sacrificio e sí, viviendo como crucificada, confiando en que Dios no es indiferente sino que de todo esto se sirve para sus ocultos y misteriosos planes para el bien de la humanidad.

 Entonces, para dejar de estar abatido, hay que dejar de resistirse a Dios, dejar de oponerse a su voluntad. Tenemos que soportar el dolor que nos toca y en medio del dolor, buscar donde mas esta oculta la resistencia y oposición a su Voluntad, donde es que generamos rebeldía, un deseo oculto de adoración.


Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


28 septiembre 2016

MIRÓ-PENSÓ-SE APOYÓ EN NOSOTROS



MIRÓ-PENSÓ-SE APOYÓ EN NOSOTROS


 En La Pasión, El Señor, pensó en nosotros.

 Cuando agonizaba, desfallecía y le faltaban fuerzas para seguir debido al agotamiento espiritual y corporal, pensó en nosotros.

 Él nos miró a través del tiempo, nos tuvo en cuenta, levantó su mirada fijándola en nuestros ojos.

 Ahí descansó, tomó aire, se fortaleció.

 Ahí es donde sentimos el vacío, la desolación, la falta de vida. De ahí es que sentimos el alma como exprimida, oprimida, aplastada.

 El Señor mismo tomó nuestra vida para poder seguir adelante, para fortalecerse y perseverar en su Santo Sacrificio.

 Amamos verdaderamente a Dios perseverando en la Fe cuando padecemos la desolación, el vacío que nos deja cuando toma nuestra ida par sostenerse, fortalecerse y continuar.

 Estamos en comunión con Él mas allá del tiempo, esa vida que hoy sentimos que nos falta nos la ha tomado para seguir adelante.

 Hay que discernir cuando se trata de Él para no perder la vida por encontrarnos en contra de Él y para que los enemigos infernales no nos quiten la vida para aliviarse ellos de sus tormentos.

 Lo esencial es la oración, ahí es donde podemos discernir de que situación se trata.

 Aunque sea difícil perseverar en la oración, tenemos que hacerlo.

 Con el alma muerta, sin vida, reseca y atormentada, es muy difícil orar, pero debemos hacerlo.

 El camino es abominable, repugnante, insufrible, pero hay que seguir adelante, son los últimos instantes, pronto habrá un cambio, El Señor terminará de ser expulsado de la que fue su iglesia, los enemigos consumarán su traición provocando la abominable desolación.

 Ahí, mientras que los cerdos infernales creen que han vencido al Señor e impedido su presencia, solo habrán abierto la puerta a una nueva Vida-Presencia del Señor, comenzará su segundo paso por la creación.

ESPÍRITU APATÍA-DESINTERÉS



ESPÍRITU APATÍA-DESINTERÉS


 Es un espíritu embotado, aplastado, muerto, indiferente.

 Pesa sobre el alma, la envuelve, atrofia y encamisa, encapsula.

 La encierra en sí misma hundiéndola en la abominable e inútil preocupación por sí enfermiza e infernal.

 Ahí padece como en el infierno acá en la tierra, sufre el vacío propio, la ausencia de Dios.

 Le provoca una existencia insufrible, abominable, infernal, es como si el alma estuviese presionada por todos lados, como si fuese prensada y exprimida.

 Le succiona toda vida, fuerza, vitalidad, voluntad, a deja exprimida, reseca, la convierte en eterna sufriente sin remedio.

 Aun no teniendo grandes problemas externos o terrenos, la persona padece como en el infierno y la vida misma le es un castigo insufrible, cada día es un sacrificio, estar viva es un gran sacrificio mientra que se arrastra sufriente y errante en las tinieblas imperantes sin remedio, salida o solución.

 Como sucede siempre, se debe perseverar, seguir adelante, negarse a sí, obedecer a Dios, aceptar su Divina Voluntad, lo que Él ha querido o no queriéndolo, lo ha permitido.

 De esta manera se alcanza la purificación y así es como se vencen a los enemigos espirituales recuperando el control de la propia vida. También así se adquiere capacidad para liberar a otras almas, poder sobre los enemigos infernales porque nadie puede vencer al enemigo afuera de sí si lo tiene reinando adentro o si éste tiene fácil y continuo acceso por el abismo del ego.

 Las almas deben perseverar, esforzarse, sacrificarse, hacer el esfuerzo y sacrificio sobrehumano de vivir mientras combaten el peso de este espíritu inmundo abominable, desmoralizador, aplastante, sofocante y castigador.

 Cuando perseveran negándose a sí para abrazar la cruz y obedecer al Señor, no solo están venciendo al espíritu inmundo en sí mismas estas almas sacrificadas, sino que lo vencen en el mundo liberando y aliviando a otras que no saben lo que suceden ni pueden defenderse.

 En vez de pensar en lo que quieren o no, deben pensar en lo que Dios quiere o no y perseverar colaborando.


Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


PARA MANTENER LA PUERTA ABIERTA UNOS INSTANTES MAS



PARA MANTENER LA PUERTA ABIERTA UNOS INSTANTES MAS


 Una rebeldía contra la Voluntad de Dios es un enlace con el infierno.

 Ahí se enciende el fuego, arde y se extiende por toda el alma, por todos los aspectos de la vida.

 Si en algún aspecto pretendemos satisfacernos, conformarnos, saciarnos, darle curso a la voluntad propia, estamos dando inicio a una gran rebeldía interior que terminará descontrolándonos recompleto.

 Considerar que en el fondo es miedo, preocupación por nosotros mismos, debilidad, etc.

 El camino siempre es el mismo, hay que renunciar a sí, sofocar la rebeldía, dejar de querer satisfacer el ego.

 Hay que abrazar la cruz, negare  sí, sacrificarse.

 El yo-ego-orgullo debe ser sacrificado y este sacrificio debe ser actualizado constantemente.

 Si no lo hacemos, se extiende como reguero de pólvora, se enciende como fuego y termina el alma consumida en el infernal deseo de imponerse, reinar, hacerse obedecer-servir-adorar.

 Es asqueroso para el ego-orgullo, pero es así, aun cuando tenemos razón, es justo, debido y necesario, también debemos sacrificarnos, renunciar a nosotros mismos, aceptar lo que Dios ha permitido.

 Así ofrecemos un santo sacrificio espiritual, el alma es crucificada y El Señor es liberado.

 Si liberamos la voluntad propia, estamos liberando a satanás.

 Tenemos que soportar, perseverar, negarnos, sacrificarnos y confiar en Dios, creer en su amor.

 Debemos pensar que así ayudamos a que mantenga el enlace con la tierra y que así nos constituimos en la puerta abierta por la que muchas almas vuelven a Él antes de que caiga la noche y se impongan las tinieblas en el mundo.

 Por supuesto que Dios nos pide pasar por lo peor de lo peor para cada uno, lo que G. Orwell llama “Habitación 1-0-1”, en su novela distópica “1984”, y esto una y otra vez sin remedio, salida o solución, encerrados como en una oscura y húmeda mazmorra, laberinto de locura en el que solo podemos padecer como malditos condenados bajo el peso el tiempo abominable que no pasa mas.

 Considerar que Dios permite para que colaboremos con Él y a la ve nos purifiquemos y crezcamos-evolucionemos. En la misma situación el enemigo envidioso y celoso aprovecha para castigarnos, hacernos padecer y tratar de arrancarnos de Dios, y si no lo logra, por lo menos disfruta viéndonos y haciéndonos padecer, convirtiendo nuestra existencia en desgraciada como la suya.

 Considerar que, si no perdemos el control cediéndoselo a Dios, lo perdemos entregándoselo incondicionalmente al enemigo. El adversario cerdo infernal entra al alma por el agujero del ego y fundiéndose con ella la domina, controla y dispone haciéndole hacer o no hacer a su antojo y para provecho de sus planes de destrucción del alma misma y de toda la creación.

 El modo de vencer, una vez mas, es el de siempre, rendirse, sofocar la rebeldía, pacificarse, entregarse  ala Divina Voluntad, confiar, esperar y seguir adelante.

 Lo único que podemos hacer es lo mejor que podemos hacer, orar.


ESPÍRITU DESMORALIZADO



ESPÍRITU DESMORALIZADO


 Este espíritu inmolo pesa, aplasta, hunde al alma en un abismo oscuro y sufriente, la priva de vida-vitalidad-fuerza forzándola a padecer como en el infierno acá en la tierra. Lo peor de lo peor para ella le toca soportar, pasar y esto ve que es sin remedio, salida o solución, entonces, se siente y quiere estar desmoralizada y ahí es donde el espíritu impuro se le echa encima para acabar de succionarle la vida y apartarla por completo de Dios, arrastrándola al infierno.

 Bajo el peso de este espíritu inmundo el alma no quiere obrar bien, carece de buena voluntad, y al contrario, sufriendo lo indecible prolongadamente, desea obrar mal, quiere venganza por lo que sufre.

 Una rebeldía contra la Voluntad de Dios es un enlace con el infierno.

 Ahí se enciende el fuego, arde y se extiende por toda el alma, por todos los aspectos de la vida.

 Si en algún aspecto pretendemos satisfacernos, conformarnos, saciarnos, darle curso a la voluntad propia, estamos dando inicio a una gran rebeldía interior que terminará descontrolándonos recompleto.

 Considerar que en el fondo es miedo, preocupación por nosotros mismos, debilidad, etc.

 El camino siempre es el mismo, hay que renunciar a sí, sofocar la rebeldía, dejar de querer satisfacer el ego.

 Hay que abrazar la cruz, negare  sí, sacrificarse.

 El yo-ego-orgullo debe ser sacrificado y este sacrificio debe ser actualizado constantemente.

 Si no lo hacemos, se extiende como reguero de pólvora, se enciende como fuego y termina el alma consumida en el infernal deseo de imponerse, reinar, hacerse obedecer-servir-adorar.

 Es asqueroso para el ego-orgullo, pero es así, aun cuando tenemos razón, es justo, debido y necesario, también debemos sacrificarnos, renunciar a nosotros mismos, aceptar lo que Dios ha permitido.

 Así ofrecemos un santo sacrificio espiritual, el alma es crucificada y El Señor es liberado.

 Si liberamos la voluntad propia, estamos liberando a satanás.

 Tenemos que soportar, perseverar, negarnos, sacrificarnos y confiar en Dios, creer en su amor.

 Debemos pensar que así ayudamos a que mantenga el enlace con la tierra y que así nos constituimos en la puerta abierta por la que muchas almas vuelven a Él antes de que caiga la noche y se impongan las tinieblas en el mundo.

 Por supuesto que Dios nos pide pasar por lo peor de lo peor para cada uno, lo que G. Orwell llama “Habitación 1-0-1”, en su novela distópica “1984”, y esto una y otra vez sin remedio, salida o solución, encerrados como en una oscura y húmeda mazmorra, laberinto de locura en el que solo podemos padecer como malditos condenados bajo el peso el tiempo abominable que no pasa mas.

 Considerar que Dios permite para que colaboremos con Él y a la ve nos purifiquemos y crezcamos-evolucionemos. En la misma situación el enemigo envidioso y celoso aprovecha para castigarnos, hacernos padecer y tratar de arrancarnos de Dios, y si no lo logra, por lo menos disfruta viéndonos y haciéndonos padecer, convirtiendo nuestra existencia en desgraciada como la suya.

 Considerar que, si no perdemos el control cediéndoselo a Dios, lo perdemos entregándoselo incondicionalmente al enemigo. El adversario cerdo infernal entra al alma por el agujero del ego y fundiéndose con ella la domina, controla y dispone haciéndole hacer o no hacer a su antojo y para provecho de sus planes de destrucción del alma misma y de toda la creación.

 El modo de vencer, una vez mas, es el de siempre, rendirse, sofocar la rebeldía, pacificarse, entregarse  ala Divina Voluntad, confiar, esperar y seguir adelante.

 Lo único que podemos hacer es lo mejor que podemos hacer, orar.

Espíritus combatidos últimamente y dirección donde fueron publicados:

GRUPOS DE REFLEXIÓN ESPIRITUAL, Una nueva forma de librar el combate espiritual:


26 septiembre 2016

EL ARTE DE LA GUERRA ESPIRITUAL



EL ARTE DE LA GUERRA ESPIRITUAL



Introducción


 El ego es el abismo inicial, lo que somos en esencia, esa nada miserable que Dios creó con capacidad de recibirlo-tenerlo-darlo. Si el alma no busca-recibe a Dios, se queda en eso, es abismo en sí misma, es nada, una miseria delirante y orgullosa que finge ser algo, brilla en el mundo, pero solo es una estrella fugaz que se consume brillando hasta autodestruirse estrellándose contra el suelo.

 El alma que no busca-recibe a Dios, sigue siendo abismo-ego-nada-miseria, de ahí que se halle hundida en sí misma y no haga otra cosa mas que pensar en sí, lamentarse, preocuparse y dedicarse a forjar una imagen-apariencia-máscara para buscar adoración, aceptación, reconocimiento.

 El ego es abismo, y como tal, funciona como enlace con el infierno, por ahí entra satanás y puede llevar a disponer del alma y de todo lo que es de ella como de sí mismo, o sea, puede usarla como títere, servirse de ella como marioneta.

 El alma que no busca la Verdad-Palabra-Espíritu-Don de Dios y que no lo recibe-sigue-obedece, se autodestruye, es esclava en sí misma, se engaña a sí queriendo convencerse de que merece ser amada-adorada-servida-obedecida y los enemigos espirituales la convencen de que es así. Encerrada en este capricho se vuelve obtusa, se empecina y así termina consumiéndose buscando y exigiendo lo que no le corresponde, lo mismo que a Dios niega pretendiendo cosechar lo que no ha sembrado.

 La egolatría es el mas abominable vacío, la deplorable e insoportable desolación, es el alma sola y a solas consigo misma totalmente consumida y reducida a nada, a un puñado de cenizas.

 El problema es que esa nada inmunda y miserable es histérica, desesperada, obsesiva, se lamenta por sí, se vuelve furiosa y satanás la manipula como a un títere haciéndole hacer cualquier cosa convenciéndola de que es por y para su bien cuando en realidad solo la usa, se sirve de ella para sus planes.

 El alma ególatra, vacía y sin Dios es el mejor instrumento de satanás, puede lograr algo peor que la posesión del cuerpo, puede usarla, se funde con ella, llega a constituirse él en su esencia. Comprender la gravedad de cultivar los vicios, de no apagar o sofocar esos ardores, fuegos, rebeldías, porque el alma se destruye, provoca abismos que luego generan un gran abismo que es el ego y así se reduce a un estado similar al de satanás y por ello el cerdo infernal puede fundirse con ella, unirse y puede disponer, usarla, hacerle hacer cualquier cosa.

 El alma en sí misma es nada y menos que nada, pero sufriendo, confundida, abismada en sí y engañada por satanás, puede creer que es cualquier cosa. A esto añade el adversario la fuera de su furia y la convierte en su instrumento de destrucción, de des-creación.

 En vez de mentirnos-engañarnos, tenemos que hacer aquello para lo que fuimos creados por Dios, llamados a la existencia, aquello para lo que hemos nacido, lo que es el motivo de nuestra existencia.

 Cada alma debe responder a su vocación-llamado, buscar y recibir a Dios, su Don-Espíritu-Esencia, limpiarse, purificarse, liberarse de engaños infernales, de cadenas diabólicas, recuperar el control de sí y dedicarse a las buenas obras que Dios le ha encomendado desde el momento mismo en que concibió en crearla.

 Lo que hacemos por nosotros mismos es nada, es orgullo-fantasía-mentira-delirio, un autoengaño, es construir en la arena. Debemos dejar de perder el tiempo y comenzar a colaborar con Dios para recibirlo y para permitirle así que pase por nuestra vida transubstanciándonos, dotándonos de su Vida-Esencia-Espíritu.


1º Consideración


 La voluntad es la vida, la fuerza vital, lo que somos en esencia, el mismo espíritu.

 La voluntad hay que purificarla, educarla, ejercitarla, fortalecerla, enderezarla.

 Debe permanecer unida a Dios porque Él la Voluntad Divina, la Vida Eterna, Sobrenatural, la Vida de toda vida.

 Somos como hojas en el Árbol de la Vida que es Dios. Debemos crecer, dar frutos, morir, caer a tierra y constituirnos en árboles de vida que llevan su esencia-vida-espíritu-voluntad y que son capaces de transmitirla en el tiempo.


2º Consideración


 Mientras permanezcamos en la mentira, somos socios-cómplices de los que nos esclavizan.

 Debemos realizar un combate espiritual, enfrentar a los enemigos que quieren arrancarnos del Árbol de la Vida, separarnos de Dios, hundirnos y convertirnos en el árbol de la ciencia del bien y del mal.

 Lo que buscan nuestros enemigos espirituales es que desarrollemos la voluntad propia rebelde, aparte de Dios, delirando con que somos dioses o como dioses.

 Por herencia y arrastre somos esclavos de los enemigos que se apegan como sanguijuelas succionándonos la vida y esclavizándonos, obligándonos a servirlos, a vivir para conformarlos y a consumirnos.

 Si no buscamos-obedecemos a Dios reencaminándonos, terminamos cultivando los vicios que nos atan-ligan a demonios, que les transmiten a ellos nuestra vida, que nos vuelven semejantes a ellos y que nos llevan al infierno.


3º Consideración


 La voluntad propia obediente a Dios se nutre de la Verdad-Vida-Voluntad-Espíritu de Dios.

 La voluntad rebelde, orgullosa, se separa de Dios y se consume a sí misma, la persona se convierte en ególatra narcisista infernal delirante de orgullo que a diario se droga con soberbia, y no bastándose a sí, porque es un abismo, quiere adoración y devora-consume-se nutre de otras personas y hasta pretende hacerlo de Dios mismo.

 El vacío-abismo que padecemos-sentimos es lo que somos, estamos conociéndonos a nosotros mismos y estamos viendo la necesidad de Dios que tenemos.

 Él Es Dios y no debe adorarnos-conformarnos-satisfacernos, solo lo tenemos cuando lo aceptamos-seguimos-obedecemos. Él no tiene que hacer nuestra voluntad, Él no tiene que vivir para nosotros, para satisfacernos, para conformar nuestro ego, vicios y ambiciones, nosotros debemos vivir para hacer su Voluntad.


4º Consideración


 Lo primero y esencial que hay que aprender para saber vivir-pasar sobre la faz de la tierra es que hay Un Dios y Es Él, Él Es Dios, ni yo ni otros, solamente Él.

 Acto seguido, reconocer la necesidad de Dios, que solos, por nosotros mismos, somos abismos, vacío, desolación, tinieblas, destrucción, des-creación.

 Luego, comprender que solo su Palabra Viva y su Espíritu, acaban la obra, la creación.

 Tenemos capacidad para responder o rechazar y esta es nuestra responsabilidad, colaborar en sus obras en nuestra vida-casa-corazón, o impedirlas, combatirlas, rechazarlas y sumergirnos en tinieblas diciéndonos las mentiras que deseamos escuchar, desperdiciando el tiempo y entregándonos a la condenación-perdición eterna.

 Lo que sucede en la vida, o bien es querido por Dios, o bien no lo quiere, pero sí lo permite.

 Algunas cosas nos las provocamos y otras las permitimos.

 Los enemigos infernales nos imponen castigos dentro de la permisión de Dios, otros castigos nos los provocamos. Generalmente obran también por medio de otras personas.

 El combate consiste en renunciar a sí mismo, sacrificar la voluntad propia, buscar a Dios, discernir su Voluntad, aceptarla y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en la propia vida-casa-corazón, en el prójimo y en el mundo.

 No hay que vencer a Dios sino obedecerlo. Hay que discernir su Voluntad Divina porque ahí esta el pan diario, el alimento, aceptarla y entrar en comunión con Él sacrificándose a sí mismo.

 La situación exterior refleja la realidad interior. En vez de pretender cambiar lo externo, debemos ordenar el interior eligiendo y aceptando a Dios como tal y sacrificando el ego-yo, la voluntad propia.


5º Consideración


 Jesús, El Hijo de Dios, Es El Señor, Él Es Nuestro Rey y Señor, Él Es Nuestro Salvador, Él Es Nuestro Libertador.

 El Señor Viene-Vuelve a nuestra vida-casa-corazón, hace su Paso Libertador-Salvador-Purificador-Santificador.

 Debemos colaborar en ese Paso Libertador-Salvador-Purificador-Santificador. Colaboramos discerniendo su Voluntad y obedeciéndolo-siguiendo, confiando en Él, pacificando la voluntad propia, aprendiendo a librar el combate, a ofrecer el Santo Sacrificio Espiritual.

 Nuestro Señor-Rey-Salador-Libertador presenta batalla a los enemigos espirituales realizando la purificación-liberación-salvación-santificación. Ahí es donde debemos confiar, sacrificarnos, seguirlo.

 Somos como un reino tomado por el enemigo y El Señor Viene a Salvar, a vencer el ejército enemigo para liberarnos, purificarnos, santificarnos y devolvernos a la unión con El Padre, reestablecer el Santo Sacrificio Espiritual por el que estamos unidos con Dios recibiendo su Espíritu-Vida-Esencia.

 Como sucede en reino tomado, hay enemigos exteriores que someten y también los hay interiores que son traidores, cipayos y colaboracionistas, todos deben ser vencidos, El Señor sabe y puede hacerlo, solo nos pide que lo sigamos y colaboremos.

 Comprender que lo esencial es amar a Dios, crecer espiritualmente, evolucionar, madurar, progresar. Lo esencial es el amor a Dios manifestado en la entrega-puesta a su disposición, concretado en la obediencia y colaboración con su Divina Voluntad.

 Vencer a los enemigos espirituales es un accidente del camino, algo necesario, pero no es lo esencial, no es el fin, el fin es amar-obedecer-entregarse a Dios, volver a la unión con Él, nutrirse de Él, amarlo y nutrirlo a Él, evolucionar-crecer-madurar-progresar espiritualmente.

 Venciendo a los enemigos espirituales por amar-obedecer a Dios, no esta todo hecho. Después viene la confirmación y ésta se produce cuando libramos el combate final, cuando enfrentamos a todos los enemigos vencidos anteriormente que vienen juntos para reintentar tomar el control que perdieron.


6º Consideración


 Es importante aprender este orden básico que rige la vida porque lo vamos a encontrar en todos lados y en todo momento, además, sirve para comprender otras cosas que vienen después.

 Son siete combates básicos mas uno introductorio y otro final.

 En los siete combates básicos enfrentamos siete clases de demonios y en el introductorio y el final otras dos clases.

 Los batallas espirituales en principio son una por día, luego, varias según el nivel espiritual y la misión de las almas.

 La batalla  preparatoria es la octava, y se produce entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

 La primera batalla es el domingo, la segunda el lunes, y así se cuenta hasta el sábado siguiente. El sábado por la mañana se produce el séptimo y por la tarde el noveno o final.


7º Consideración


Descripción de las batallas espirituales:


8.- BATALLA PREPARATORIA:


8.1.- Se combate el vicio del orgullo que corresponde a los ángeles caídos del coro de los querubines y al octavo enemigo espiritual que es la mentira.

8.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Querubines con la Virtud de la Humildad.

8.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo por medio de la oración “Veni Creator Spíritu”.

8.4.- Buscar el Atributo Divino de Humildad.

8.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Octava Palabra del Espíritu Santo: “Solo Porque Él Es Dios”.

8.6.- Breve descripción del vicio:

 El orgullo en sí mismo es nada, es una fantasía, una mentira, un delirio. Es como una nube negra sobre el alma. Es como moho en el cadáver en descomposición. Está en lo que la persona cree que es puede, sabe, tiene, merece, etc., porque mas allá de lo que crea o desee hacer creer, en esencia es nada y merece nada, sabe nada, tiene nada, puede nada, etc.

 Es rebeldía contra la Voluntad de Dios, es capricho, es sí porque sí o no porque no. Es también un “¿Y por qué?” constante que cuestiona y destruye, desafía y provoca. Es una gran mentira, es el ‘yo soy’ que se dicen las almas a sí mismas queriendo creer que son diosas o reinas siguiendo en esto a satanás.

 Es una anomalía, una mentira, una invención, una desviación, y en esencia no es mas que des-creación, es anulación de las obras de Dios.

8.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Querubines caídos).

8.7.1.- Son como: Armadillos, cascarudos, cucarachas y langostas de mar.

8.7.2.- Tientan con: Rencor, terquedad y orgullo. Producen dureza en las almas, así como un delirante sentimiento de perfección. También inspiran autodesprecio. Hacen que las almas sean esclavas de sus obras, que se dediquen a cultivar perfección según como la entiendan y que se traten con la severidad propia del que tiene miedo y no se permite siquiera moverse, respirar o no cumplir con lo debido. Son almas severísimas consigo mismas, se odian y odian a todos aunque finjan perfección o espiritualidad, porque han construido imágenes y no vida real, y esto es así porque están anudadas, no han amado, perdonado, renunciado a sí mismas, se desesperan por hacer, ser, parecer movidas por estos demonios que las tientan para que tengan siempre iniciativa y no confíen nunca en Dios, por mas que aparenten y digan hacerlo, se valen en todo por sí, motivo por el cual, Dios n puede entrar, vivir, o le tienen un lugar y un papel acotado.

8.7.3.- Se combaten con La Virtud de: La Humildad, que consiste en aceptar la Voluntad de Dios.

8.7.4.- Tiene olor a: mono sucio y repugnante.

8.7.5.- Ejemplo Bíblico: Es el que produjo desordenes mentales por permisión de Dios a aquel que fue a consultar adivinos y que se halla en el antiguo testamento.


1.- PRIMERA BATALLA:


1.1.- Se combate el vicio de soberbia que corresponde a los ángeles caídos del coro de los tronos y al primer enemigo espiritual que son los demonios.

1.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Tronos con la Virtud de Fe.

1.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Sabiduría.

1.4.- Buscar el Atributo Divino de la Verdad.

1.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Primera Palabra del Espíritu Santo: “Él Es Dios”.

1.6.- Breve descripción del vicio:

 Esencialmente la soberbia consiste en una pretendida y fingida autosuficiencia, el alma dice, cree y finge ser autosuficiente mientras que se esfuerza por demostrar que no necesita de nada ni de nadie.

 La soberbia surge al prescindir de Dios, cuando el alma pretende ser y hacer por sí misma, cuando alimenta la voluntad propia haciendo lo que se le ocurre-antoja sin considerar que en realidad esta siendo manipulada e inspirada por los enemigos espirituales.

1.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Tronos caídos).

1.7.1.- Son como: Serpientes, víboras y esa clase de dragones llamados, ‘grippen’.

1.7.2.- Tientan con: Soberbia, con la mentira y provocan desconfianza, miedo, preocupación por sí, llevan o arrastran a que las almas se valgan por cuenta propia y no presten atención a Dios. Son los autores del agnosticismo y los causantes porque se lo haya reflotado en estos tiempos, así como de que muchas almas sin declararse sin fe o agnósticas, vivan realmente sin Fe, dudando de Dios, de Su Existencia, Amor, Verdad.

1.7.3.- Se combaten con La Virtud de: La Fe, que consiste en renunciar a la propia voluntad, queriendo Que Se Haga La Voluntad de Dios, solo ahí se vive realmente al Fe, porque nos desapropiamos y le permitimos al Señor Que El dirija, disponga, mande, ahí lo seguimos en Verdad.

1.7.4.- Tiene olor a: Amoníaco.

1.7.5.- Ejemplo Bíblico: Es la serpiente del paraíso.


2.- SEGUNDA BATALLA:


2.1.- Se combate el vicio de lujuria que corresponde a los ángeles caídos del coro de las dominaciones y al segundo enemigo espiritual que es el mundo.

2.2.- Asisten los Ángeles del coro de las Dominaciones con la Virtud de la Esperanza.

2.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Fortaleza.

2.4.- Buscar el Atributo Divino de la Libertad.

2.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Segunda Palabra del Espíritu Santo: Solo Él”.

2.6.- Breve descripción del vicio:

 La lujuria surge al querer dominar a Dios, al querer vencerlo, al pretender imponerse a Él, al desear controlarlo, manipularlo, al buscar disponer de Él. Esa lujuria espiritual baja al alma y provoca querer dominar, someter, humillar, manipular, servirse de otros en derredor. Esa lujuria baja al cuerpo y genera lo que comúnmente se entiende por lujuria.

2.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Dominaciones caídos).

2.7.1.- Son como: Cangrejos en el mar, alacranes en tierra y langostas en el aire.

2.7.2.- Tientan con: El vicio de la lujuria. También con un constante deseo de dominación, llevan a las almas a querer dominar a otras o a Dios, a querer vencer e imponerse, para sentirse seguras, victoriosas, dueñas. Quieren imponer pertenencia, y son como conquistadores, así las almas tentadas y usadas por estos demonios, se dedican a vencer a otros, dominarlos, someterlos, humillarlos, y encima, a convencerlos de que obran bien dejándose usar o que están participando en una buena causa o son buenas.

2.7.3.- Se combaten con La Virtud de: la Esperanza, que consiste en dejarse vencer por Dios, abrirle el corazón, recibirlo, permitirle entrar, estar y salir, es decir, que nos lleve al amor, a aceptar y a dar. Consiste en seguirlo en El camino de Su Voluntad Revelada aun cuando todo indique otra cosa, porque se trata de seguir Su Voz, escuchar Su Palabra y dejarse Guiar-conducir por El en medio de las tinieblas, la mentira y el engaño.

2.7.4.- Tiene olor a: chancho.

2.7.5.- Ejemplo Bíblico: son los bichos mencionados en Apocalipsis 3, 7.


3.- TERCERA BATALLA:


3.1.- Se combate el vicio de avaricia que corresponde a los ángeles caídos del coro de las potestades y al tercer enemigo espiritual que es la carne.

3.2.- Asisten los Ángeles del coro de las Potestades con la Virtud de la Caridad.

3.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Consejo.

3.4.- Buscar el Atributo Divino de la Paz.

3.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Tercera Palabra del Espíritu Santo: Siempre Él”.

3.6.- Breve descripción del vicio:

 La avaricia surge por ser miserables para con Dios, al no ser generosos con Él, al negarle la propia vida. Ahí el alma se hunde-pierde en sí misma, naufraga en su miseria, padece lo mismo que a Dios-da-hace, o sea, miseria. Se abisma en sí hasta perder la consciencia del entorno, se obsesiona consigo misma y solo ve las necesidades que desea satisfacer hasta enloquecer no lográndolo, pues lo que hace en realidad es pretender reemplazar o sustituir a Dios, a quien no ha recibido-aceptado porque no ha aceptado su Voluntad y reniega-prescinde de Él dedicándose miedosa y enfermizamente a sí misma con lástima, pena y autocompasión infernal.

3.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Potestades caídos).

3.7.1.- Son como: Un huracán, un remolino. También como mulas empacadas, cerradas, tercas.

3.7.2.- Tientan con: Avaricia. Hacen que las almas se vuelvan completamente sordas y ciegas a la Verdad, que se cierren al amor, que se desesperen y exciten por el oro y el dinero, que siempre se consideren miserables y se la pasen culpando a otras por lo que padecen, por no tener un pasar mejor. Vuelven a las almas cabezas-duras, porque hacen que no quieran entender, terquedad incoherente, no salen de sus ideas-concepciones-suposiciones. Tientan para que las almas se consideren dueñas de sí y de otros, así como de todo, para que sufran por lo que no tienen y no vean lo que tienen, llevándolas a una ambición insaciable, odiosa, rencorosa.

3.7.3.- Se combaten con La Virtud de: La Caridad, que consiste en darse por completo a Dios, entregándose sin reservas a Su Voluntad, sin querer otra cosa mas que ser un completo don para El, pertenecerle.

3.7.4.- Tiene olor a: grasa animal.

3.7.5.- Ejemplo Bíblico: Es el espíritu sordo y mudo que atormenta al poseso que El Señor Libera.


4.- CUARTA BATALLA:


4.1.- Se combate el vicio de ira que corresponde a los ángeles caídos del coro de las virtudes y al cuarto enemigo espiritual que es la muerte eterna.

4.2.- Asisten los Ángeles del coro de las Virtudes con la Virtud de la Prudencia.

4.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Entendimiento.

4.4.- Buscar el Atributo Divino de la Luz.

4.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Cuarta Palabra del Espíritu Santo: Porque Solo Él Es Dios”.

4.6.- Breve descripción del vicio:

 Surge la ira al buscar prevalecer, reinar, cuando considerar que es justo vivir por y para sí, al convencerse el alma de que merece ser adorada, vista, obedecida y que su voluntad debe prevalecer, ser, hacerse, y se enciende o estalla cuando comprueba que eso no es posible. La ira es el mismo orgullo humillado que bajo presión revienta y se convierte en odio que puede ser a Dios, al alma misma a los amigos, a los enemigos o en todas las direcciones.

4.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Virtudes caídos).

4.7.- Son como: Agujeros negros en el espacio y sanguijuelas.

4.7.- Tientan con: Ira y orgullo, llevando a las almas a una demente presunción, satisfacción en sí, a querer vivir como si Dios no existiera o no importara, pero, a diferencia de los tronos que inspiran soberbia, éstos no tienen miedo, sino que están satisfechos, orgullosos, conformes y plenamente convencidos de que son lo mejor de lo mejor, y así hacen que se sientan-crean las almas a las que tientan, dominan, usan y de las que se sirven para estar presentes en el mundo.

4.7.- Se combaten con La Virtud de: La Prudencia, que consiste en renovar diariamente el Santo Sacrificio de la voluntad, es decir, renunciar a la propia voluntad en algo como sacrificio agradable ofrecido a Dios, para Que Se Haga Su Voluntad en el alma, en la propia vida, en el mundo y en todas las almas. Aceptar la Voluntad de Dios para la propia vida, es abrazar La Santa Cruz. Acá el alma se convierte en fuente de vida, porque permite reunir el Cielo y la tierra, media para Que Venga o Vuelva El Señor.

4.7.- Tiene olor a: tabaco.

4.7.- Ejemplo Bíblico: Es el espíritu de la muerte que tenía a la niña a la que El Señor le dijo, “Niña, te lo Orden, Levántante”.


5.- QUINTA BATALLA:


5.1.- Se combate el vicio de pereza que corresponde a los ángeles caídos del coro de los principados y al quinto enemigo espiritual que es el anticristo.

5.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Principados con la Virtud de la Fortaleza.

5.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Santo Temor de Dios.

5.4.- Buscar el Atributo Divino del Amor.

5.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Quinta Palabra del Espíritu Santo: Y Siempre Será Dios”.

5.6.- Breve descripción del vicio:

 La pereza es indiferencia a Dios, olvido y negación de Él. El alma es sumamente ególatra, se halla centrada en sí misma, solo y siempre piensa en sí. En el colmo de egolatría, considera que es mas que buena y sumamente perfecta, cree que todo cuanto se le ocurre es bueno o esta bien, incluso hasta que se trata de algo inspirado y/ aprobado por Dios, no ve la realidad.

 Una cosa es la que dice-cree ser y otra la que realmente es, y se niega a ver esa diferencia, permanece evadida de la realidad, encerrada en su delirio y desesperada por mantener la mentira-imagen-apariencia-fachada, se empecina en hacer creer que es lo que claramente no es. El olor a muerto pasa la máscara, los buitres rondan donde hay carne muerta.

 El alma puede ser indiferente a Dios aun hablando de Él todo el tiempo y esto s debe a que no lo escucha, no le presta atención, y mucho menos lo obedece, no lo acepta y no lo deja Ser-Hacer a Él, hasta lo inventa y siempre lo suplanta-reemplaza.

5.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Principados caídos).

5.7.1.- Son como: Gatos, aparecen como personas vestidas de traje negro, a veces con galera y bastón, arañas gigantes y supersensibles. Tienen súbditos a otros demonios subordinados-engañados-dominados.

5.7.2.- Tientan con: Rebeldía, capricho, querer imponerse, mandonear. Inspiran una presuntuosa y vanidosa preocupación por sí. También inspiran miedo a tal punto que las personas reaccionan mintiéndose a sí mismas, fingiendo que no lo tienen y queriendo demostrar que tiene poder, control sobre sí y sobre todos. Son manipuladores. Hacen que las almas caigan víctimas de sí mismas, de sus propias mentiras-delirios, se creen lo inventan y fantasean.

5.7.3.- Se combaten con La Virtud de: La Fortaleza, que consiste en vencerse a sí mismo, no caer víctima del propio miedo mientras nos entregamos o consagramos constantemente a La Voluntad de Dios. Acá el alma se vuelve víctima del Amor de Dios, y del amor a Dios, obra como reparadora, y esta es la diferencia con la Virtud anterior.

5.7.4.- Tiene olor a: orín de gato y a humedad-encierro.

5.7.5.- Ejemplo Bíblico: Es el espíritu que atormenta al epiléptico.


6.- SEXTA BATALLA:


6.1.- Se combate el vicio de envidia que corresponde a los ángeles caídos del coro de los arcángeles y al sexto enemigo espiritual que son la bestia que surge del mar y la bestia que surge de la tierra.

6.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Arcángeles con la Virtud de la Justicia.

6.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de Ciencia.

6.4.- Buscar el Atributo Divino de Justicia.

6.5- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Sexta Palabra del Espíritu Santo: Porque Es Él”.

6.6.- Breve descripción del vicio:

 En esencia la envidia es resentimiento, es un odio visceral, abominable, despreciativo, humillante, sumamente furioso que desea destruir, arruinar, hacer padecer a otros la misma desgracia, es el mismo veneno de satanás, su pus-esencia-palabra-espíritu. Es tal el veneno que odia lo mismo que envidia-desea, aborrece hasta lo que quisiera ser, tener, saber, disponer, etc. En este vicio hay mucho orgullo, pero lo que destaca o sobresale es ese odio-resentimiento furioso que se vuelve despiadado e incontenible cuando el alma es humillada, ignorada, despreciada, pospuesta, olvidada, limitada, etc.

 Como en todo vicio, hay en su raíz miedo-preocupación por sí que lo mueve y alimenta. En este caso provoca como reacción o defensa instintiva e irracional el atacar y querer arruinar y destruir, o al menos humillar y desprestigiar, a quienes se alzan, destacan, brillan o surgen.

6.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Arcángeles caídos).

6.7.1.- Son como: Duendes, enanitos verdes, se presentan como extraterrestres, sapos, ranas, ogros.

6.7.2.- Tientan con: Envidia, resentimiento, venganza, división, guerra, pelea, odio, furia, deseo de humillar, vencer, aplastar. Vuelven a las almas arrogantes, pendencieras, sumamente orgullosas. Siempre andan de a tres. También son torturadores sádicos que disfrutan atormentando a las almas.

6.7.3.- Se combaten con La Virtud de: Justicia, que consiste en querer, orar y colaborar en Que Se Haga La Voluntad de Dios en nuestra vida, en la vida de otros, y en el mundo.

 6.7.4.- Tiene olor a: pescado podrido.

6.7.5.- Ejemplo Bíblico: beelzebú.


7.- SÉPTIMA BATALLA:


7.1.- Se combate el vicio de gula que corresponde a los ángeles caídos del coro de los ángeles custodios o de la guarda y al séptimo enemigo espiritual que es la estatua o imagen.

7.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Ángeles Custodios o de la Guarda con la Virtud de la Templanza.

7.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo de la Piedad.

7.4.- Buscar el Atributo Divino de Misericordia.

7.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Séptima Palabra del Espíritu Santo: El Que Es, El Que Era, y El Que Vuelve”.

7.6.- Breve descripción del vicio:

 La gula en esencia es como cualquier otro vicio, surge de no adorar a Dios, de no obedecerlo, de no darle a Él lo que corresponde. El alma que no ama a Dios, padece su vacío-ausencia y comienza a arder en deseos de ser amada, adorada, tomada en cuenta. Sufre si es ignorada, si pasa desapercibida o parece invisible. Vuelve al alma pesada y pegajosa.

 También es sumamente mentirosa, finge interés, preocupación, dedicación, atención, pero solo es para lograr captar la atención, atrapar, envolver, hacer caer a otros en sus redes. Finge perfección y eficiencia, puesta a disposición de Dios y otros, pero solo es para atraer la atención, nunca llega a nada, es inconsistente.

 Este vicio-espíritu genera celos, es posesivo, absorbente, manipulador y engañador, convence a otros de que les hace un favor cuando en realidad se sirve de ellos como esclavos, despersonalizándolos y poniéndolos enteramente a disposición de sus vicios, ambiciones y caprichos. En esencia es miedo, preocupación por sí y esto se debe a su inconsistencia, a que es nada, y es nada porque no ama, solo demanda, es un abismo.

7.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Ángeles Custodios o de la Guarda caídos).

7.7.1.- Son como: Gárgolas, murciélagos, vampiros y ratas.

7.7.2.- Tientan con: Gula, que en el cuerpo es comer como cerdo, en el alma es desesperarse por ser amado, atendido, adorado, llevan a buscar que se nos preste atención. También inspiran celos enfermizos, miedos irracionales, propios de la debilidad y del creciente amor propio. El miedo es dominante en estos demonios y con eso es con lo que tientan a las almas, para que se preocupen demasiado por sí mismas y se vuelvan mas que pesadas, insoportables hablando bien de sí, mal de otros e insistiendo que se las tenga por buenas, pues son los mismos demonios expresándose por medio de ellas, de las que son sus víctimas, las que dominan, a las que se apegan y usan para estar presentes en el mundo.

7.7.3.- Se combaten con La Virtud de: La Templanza, que consiste en moderar la propia voluntad prefiriendo, eligiendo y queriendo Que Se Haga La Voluntad de Dios.

7.7.4.- Tiene olor a: azufre.

7.7.5.- Ejemplo Bíblico: Lucas 22, 3, porque se menciona que satanás entró en judas, dando a entender que el miedo se apoderó de él, esa preocupación por sí mismo desesperante que es el séptimo espíritu caído-demonio.


9.- BATALLA-COMBATE FINAL:


9.1.- Se combate el vicio de egolatría que corresponde a los ángeles caídos del coro de los serafines y al noveno enemigo espiritual que son las tinieblas-muerte eterna-nada.

9.2.- Asisten los Ángeles del coro de los Serafines con la Virtud del deseo de adorar-amar-obedecer-pertenecer a Dios, con una verdadera y total consagración-entrega-puesta a su disposición.

9.3.- Pedir el Don del Espíritu Santo por medio de la oración “Veni Creator Spíritu”.

9.4.- Buscar el Atributo Divino de Vida Eterna.

9.5.- Sellar el Santo Sacrificio de sí mismo con la Novena Palabra del Espíritu Santo: “Y Siempre Seguirá Siendo Dios”.

9.6.- Breve descripción del vicio:

 El ego es un abismo, es la nada miserable que el alma es en sí misma. Cuando el alma no ama-adora-obedece a Dios, se hunde-pierde-naufraga en sí, en su miseria. Ahí se alimenta-consume de sí, se autodestruye, y además, se entrega a los enemigos espirituales que la usan y devoran a la vez encaminándola al infierno.

 La egolatría se fortalece cuando el alma se dedica a sí, cuando satisface su voluntad, cuando se lamenta si no puede conformarla, cuando se empecina-emperra en concretarla contra todo y contra todos. La egolatría es el mas abominable vacío, la deplorable e insoportable desolación, es el alma sola y a solas consigo misma totalmente consumida y reducida a nada, a un puñado de cenizas.

 El alma en sí misma es nada y menos que nada, pero sufriendo, confundida, abismada en sí y engañada por satanás, puede creer que es cualquier cosa. A esto añade el adversario la fuera de su furia y la convierte en su instrumento de destrucción, de des-creación.

9.7.- Descripción de los demonios de esta clase: (Serafines caídos).

9.7.1.- Son como: Dragones.

9.7.2.- Tientan con: orgullo, pero, ese orgullo mentiroso que se finge humilde, pobre y desvalido, que pretende dar lástima y que le tengan pena mientras hablan bien de sí con mucho miedo al desprecio. Suelen provocar depresiones cuando se cuelgan o apoyan en las almas. Provocan un desesperante, ardiente, vehemente deseo de adoración.

9.7.3.- Se combaten con La Virtud del: Amor, que se manifiesta o expresa en el Perdón.

9.7.4.- Tiene olor a: algo picante y venenoso, son cenizas.

9.7.5.- Ejemplo Bíblico: Es satanás, lo encontramos en el Cáp. 12 del Apocalipsis.


Cuadro-resumen



Coros-
espíritus
Vicios
Enemigos
Espirituales
Dones del
Espíritu Santo
Virtudes
Atributos
Divinos
Palabra del Espíritu Santo
0
Querubines
Orgullo
Mentira

Humildad
Humildad

1
Tronos
Soberbia
Demonio
Sabiduría
Fe
Verdad
Él Es Dios
2
Dominaciones
Lujuria
Mundo
Fortaleza
Esperanza
Libertad
Solo Él
3
Potestades
Avaricia
Carne
Consejo
Caridad
Paz
Siempre Él
4
Virtudes
Ira
Muerte eterna
Entendimiento
Prudencia
Luz
Porque Solo Él Es Dios
5
Principados
Pereza
Anticristo
Santo Temor
de Dios
Fortaleza
Amor
Y Siempre Será Dios
6
Arcángeles
Envidia
Dragón
Bestia del mar
Bestia de la tierra
Ciencia
Justicia
Justicia
Porque Es Él
7
Ángeles Custodios
o de la Guarda
Gula
Imagen o
Estatua
Piedad
Templanza
Misericordia
El Que Es, El Que Era y El Que Viene
9
Serafines
Yo-ego
Tinieblas

Consagración
Vida Eterna
Y Siempre Seguirá Siendo Dios




Anexo:

SOBRE satanás Y SUS OBRAS


 Las maniobras del adversario son siempre las mismas, su objetivo es siempre el mismo, no es creativo, puede tener cierta inventiva, pero no es original, es un cerdo ególatra narcisista, es el monito remedador de Dios.

 Lo que quiere, busca, persigue es apartar las almas de Dios.

 Lo que le resulta mas útil al efecto es convertir a cada uno en un abismo de egolatría narcisista como él.

 Cuando las almas se preocupan por sí, fácil y rápidamente se olvidan de Dios, reniegan contra su Voluntad, se entregan a lo que es perverso.


 Comprender que en sus celos y envidia quiere lograr la versión infernal del misterio de la Unión Hipostática del Verbo. (ANTICRISTO MUNDIAL, MUNDO ANTICRISTIANO: http://jorgeblojoapa.blogspot.com.ar/2016/12/anticristo-mundial-mundo-anticristiano.html).

 Considerar que lo logra cuando las almas se vuelven ególatras narcisistas olvidadas de Dios, rebeldes contra su Voluntad y convencidas de que eso es lo justo, debido, urgente y necesario.


 Siempre recurre a seducción y si no consigue lo que quiere, recurre a la violencia.

 Seduce con lisonjas, zalamería, alabanzas, adulaciones.

 La violencia la ejerce por medio del entorno y por él mismo.

 Muchas veces recurre a combinación de ambos métodos que es lo mas útil, primero humilla y luego alaba-lisonjea para atraer y convencer. (ACEPTACIÓN DE LA VERDAD (=DIOS): http://jorgelojoluzverdadera.blogspot.com.ar/2017/01/aceptacion-de-la-verdad-dios.html).


 Que sea demonio no significa que sea estúpido, y si bien ha algunos demonios son idiotas, no son justamente los que mandan, porque éstos, son los mas astutos y perversos con milenios de experiencia arruinándoles la vida a las personas y arrastrándolas al infierno.

 Hace inteligencia previa, estudia a las almas para tentarlas, tenderles trampas, lanzar sus redes, cavar fosas, enredarlas en problemas, complicaciones e imponerles tormentos, castigos y sufrimientos.

 El ataque es siempre personalizado, a la medida, justo, y hasta sistemático.

 Primero ataca lo físico, luego lo intelectual-moral y finalmente lo espiritual.

 Así va debilitando, sujetando e imponiendo su dominio-reinado.

 El mismo orden es respecto de organizaciones, asociaciones, instituciones, naciones y religiones.


Proceso de perdición de las almas

1.-

 Siempre seduce, tienta, atrae a desvíos, cosas sutiles porque sabe que con lo grosero no puede convencer a muchos, con lo que es vistosamente malo no atrae a muchas almas.

 Así es como ofrece cosas buenas pero inútiles, superficiales, que generan orgullo, provocan vanidad, que llevan a las almas al convencimiento de que son buenas y no malas, volviéndolas inconscientes de la realidad, encerrándolas en su desviación-fantasía-autoengaño, drogándolas con soberbia.

 Cuando están drogadas con soberbia, deliran de orgullo y se convencen fácilmente de que lo que hacen es bueno y esta bien.
 Así es como no escuchan la Vedad, se cierran-encierran, rechazan la Revelación, no buscan a Dios, incluso lo tienen por malo porque ofende su orgullo y ellas están plenamente convencidas de obrar bien. Dan asco mitómanas infernales.

 Acá ya son satánicas las almas porque le rinden culto a la imagen falsa de sí que han construido, viven por y para sí, de sí, para las apariencias, demandando adoración, esperando adulación, buscando reconocimiento, perdidas en el mundo.

 Tienen el espíritu infernal, de satanás, son ególatras narcisistas infernales disociadas de Dios, encerradas en su fantasía, perdidas en tinieblas y camino a la condenación, se auto consumen en la egolatría, se autodestruyen forjando apariencias, arden en deseos de adoración, reconocimiento y aceptación.


2.-

 Generalmente ataca primero lo físico, lo corporal, para debilitar a las almas.

 Ahí las logra hundir, provoca que se preocupen por si mismas conociendo su debilidad, incapacidad, viendo su deterioro, sufriendo enfermedades, accidentes, etc.

 Es la primer prueba que las personas deben atravesar, ahí tienen que vencer el miedo, la preocupación por sí, volverse a Dios, salir del abismo de egolatría narcisista.

 También acá es donde las dedica para atarlas, ligarlas, manipularlas, controlarlas, a lo terreno.

 A la mayoría de las almas las inclina a vicios, ambiciones, caprichos en lo mundano, las seduce y ata con ambición material y gustos corporales. Así se dedican al sexo, las drogas, el alcohol.

 A las que quieren ser espirituales las inclina a obras materiales, terrenas, buenas pero inútiles en lo espiritual, sin mucho efecto, fruto, trascendencia para el espíritu.


3.-

 Después ataca lo moral e intelectual.

 Cuando logró abonar las almas con los siete vicios capitales en el cuerpo, las inclina a que cultiven esos mismos siete vicios capitales en el alma.

 No buscan ni cultivan las virtudes, viven por y para sí, para su ego y esos gusanos infernales que las devoran-consumen creciendo y engordando, los vicios.

 Arden en deseos infernales, se envician y autodestruyen.

 Es como abrir siete agujeros en un buque para que se inunde.

 Acá la voluntad en el mal es mas fuerte, ya viene creciendo por años al dedicarse a vicios en lo corporal-material.
 Así crece la presencia-reinado del adversario.

 Esa voluntad orgullosa, rebelde, viciosa, es su hija, es su reino-presencia, es el quintacolumnista por el que manipula-controla al alma.

 El alma delira de orgullo, se droga con soberbia, es esclava de sus vicios, alimenta esos siete espíritus impuros que la consumen-devoran, pero no ve la realidad, cree que es dueña de sí y que hace lo que quiere.

 El alma tiene acá su segunda prueba, debe rechazar los vicios en el alma, soportar humillaciones y limitaciones, hacer un esfuerzo por volver a Dios saliendo del abismo de egolatría narcisista.

 Si no lo hace, con el correr del tiempo se le volverá muy difícil salir de este camino y cambiar su elección. Realmente esta autodestruyéndose y encaminándose al infierno. Cada día es una confirmación de esta elección, de este camino. Esta transformándose en demonio, sufre transubstanciación.


4.-

 En tercera instancia ataca lo espiritual.

 Acá cultiva el orgullo, el espíritu de orgullo.

 Vuelve al alma completamente delirante, disociada de la realidad, encerrada en su fantasía.

 Se convierte en psicópata y sociópata.

 Le rinde culto a su imagen y la exalta, la defiende busca adoradores, y persigue a quienes la desprecian. Se desespera por hacerla reinar.

 Ahí genera un espíritu odioso, resentido, furioso, maldito, despiadado.

 Pierde totalmente el control de sí.

 No esta poseída, peor, se encuentra plenamente fundida con el adversario y éste la usa, instrumentaliza, dispone de ella como de sí.

 Acá satanás, el cerdo, el viejo, el adversario, es su dios aunque no lo adore directamente, porque sigue su doctrina y le pertenece, es ególatra narcisista infernal delirante de orgullo y se encuentra totalmente a su servicio y disposición sin consciencia ni voluntad, incluso cree que es libre.

 Acá la persona tiene su tercera puerta, la última oportunidad para elegir a Dios, salir de sí, dejar de autodestruirse.

 Si no lo hizo hasta ahora o lo hizo parcialmente, muy difícilmente lo hará, ya ha crecido la presencia-reinado del adversario y tiene capacidad de disposición.

 Acá es absolutamente necesario lo de siempre, ayuno, oración, penitencia, sacrificio, pero Dios le da una humillación-cruz-sacrificio como ayuda, como medio de purificación-liberación porque con lo tradicional no alcanza.


5.-

 Finalmente considerar que el adversario es simplemente él mismo.

 Toma las almas, las usa, se sirve de ellas y luego las descarta para tomar otras.

 Las convierte en suyas, las hace sus diosas y reina, pero después se hunde en sí, teme por sí y celoso, envidioso, las descarta.

 Él mismo las alza, levanta, endiosa, las adula-adora mientras las usa, se excita con sus obras, pero luego teme por él mismo al verlas triunfar en el mundo y él mismo se encarga de hundirlas-destruirlas.

 Recordar que es traidor, usa y descarta. Considera al alma suya y mas aun la obra que hizo en ella o de ella.

 Acá es muy difícil que el alma se salve, pero El Señor quiere y por ello permite un sacrificio-dolor-humillación para darle una última oportunidad.


6.-

 Lo que hace con las almas, lo hace con organizaciones, instituciones, asociaciones, naciones y religiones.

 Ahora el mundo esta en sus garras y las naciones y religiones son instrumentos suyos.

 Encumbró almas a las que se halla unido-fundido él y los suyos (ANTICRISTO MUNDIAL, MUNDO ANTICRISTIANO: http://jorgeblojoapa.blogspot.com.ar/2016/12/anticristo-mundial-mundo-anticristiano.html).

 Es el reinado infernal, mundo anticristiano, el anticristo, el espíritu de satanás fundido a la humanidad.

 Por medio de sus adoradores y siervos, las sectas masónicas e illuminati, su linaje en el mundo estableció su reino-reinado-dominio-imperio.


7.-

 Sabiendo esto, ¿De que sirve dejarse usar, llevar, engañar?, mas vale sufrir en el mundo y perseverar en Dios haciendo mérito, creciendo-evolucionando espiritualmente, sufriendo injusticias, defendiendo la fe.

 Hay que abrazar la cruz, soportar lo que nos toca, perseverar en la fe y ganar mérito delante de Dios


DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE REALEZA Y ORGANIZACIÓN DE LAS TINIEBLAS EN EL MUNDO Y EN LAS ALMAS:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE IMAGEN, IDENTIDAD, PERSONALIDAD, YO Y TPM:

DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE COMO INTERVIENEN LOS DEMONIOS EN ALMAS Y MUNDO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE CONTROL MENTAL, TRASTORNO DE PERSONALIDAD MÚLTIPLE Y DETERMINACIÓN DE LA VOLUNTAD:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE EL ‘YO’ TRAIDOR QUE ASCIENDE:

DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL ÉXITO EN EL MUNDO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, REINO DE satanás EN EL MUNDO:

DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE PACTOS satánicos, satanismo, new age, misterios de satanás:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE COMBATE ESPIRITUAL:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE EL COMBATE FINAL:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE ALGO PEOR QUE POSESIÓN Y PRE-CONDENACIÓN:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE ROTHSCHILD, ILLUMINATI, MASONERÍA Y PLAN ANDINIA:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE PODER Y AUTORIDAD:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE VOLUNTAD PROPIA:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE ANTICRISTO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE TRANSUBSTANCIACIÓN:

DIRECCIÓN DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO:

DIRECCIÓN DE TODAS LAS PUBLICACIONES SOBRE PACTOS satánicos, satanismo, new age, misterios de satanás:
…………………………………………….



Dr. Jorge Benjamín Lojo.