18 julio 2016

MUCHAS ALMAS SE PERDERÁN HOY



MUCHAS ALMAS SE PERDERÁN HOY


 Las almas están vacías, desoladas, llenas de tinieblas-orgullo, y por lo tanto, de miedo, de preocupación por sí mismas.

 Tienen las puertas abiertas y los demonios ven tales cosas, notan que se hallan vacías y que tienen acceso pronto, directo, fácil.

 Si una casa esta vacía y con las puertas abiertas, pronto es ocupada por delincuentes, y los demonios son peores que los delincuentes porque no solo afectan lo material sino que pueden arrastrar al alma a la perdición.

 Las almas no saben lo que sucede, se encuentran indefensas y a merced de sus peores enemigos en estos tiempos de abominable desolación, ausencia de Dios, imperio de las tinieblas.

 Por sus vicios, caprichos, odios y furias se meten demonios en sus vidas, las toman, manipulan y también se adhieren a ellas nutriéndose, devorándolas y transformándolas.

 Pronto pierden el control de su vida, son manipuladas por demonios que no solo las usan sino que las devoran-consumen y en ese acto las transforman en demonios, las destruyen en vida, las arruinan-corrompen de manera irrecuperable.

 Para verse libres tienen que empezar a rezar, orar como no lo hicieron hasta ahora, librar el combate espiritual, defenderse contra los enemigos infernales que aprovechan la situaciones de la vida diaria por meterse en sus vidas y arrastrarlas a la perdición.

 En como están perdiendo el control de su vida deberían ver como pierden el alma, como se encaminan a la perdición y como se encuentran mas cerca del abismo a merced de los demonios.

 No pueden defenderse, no hay fe suficiente, no saben ni como hacerlo, y los demonios tienen experiencia, fuerza y saben bien lo que quieren.

 Es sumamente grave la situación, si Dios no interviene muchas almas van a ser arrastradas al infierno solo en el día de hoy, y esto irá en aumento, es decir, mañana va a ser peor.

 Urge comenzar a orar, interceder, mediar por y para la salvación de las almas pidiendo una intervención milagrosa del Señor, de lo contrario muchas, sino todas las almas de esta generación se perderán, serán arrastradas al infierno, sumergidas en la perdición, sometidas a las abominables tinieblas infernales.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario