17 julio 2016

MENSAJE DE JESÚS, MARÍA VIRGEN (17 Jul 16), y explicación



MENSAJE DE JESÚS, MARÍA VIRGEN (17 Jul 16), y explicación


“En este tiempo de desolación buscad la Verdad, uníos firmemente a Vuestro Dios y Señor”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


 Es tiempo de desolación porque es tiempo de ausencia de Dios.

 Dios no falta o se halla ausente porque sí o porque quiera. La ausencia de Dios se debe a que la humanidad ha querido renegar de su Voluntad, prescindir de Él y dedicarse a la abominable egolatría narcisista infernal.

 En la vida diaria las personas permanecen sin Dios y en contra de Él, y esto ocurre aun entre quienes dicen y creen servirlo, seguirlo, tenerlo, entregarse a Él.

 Esto es así porque no lo buscan, no disciernen la Voluntad de Dios, y consecuentemente, no lo obedecen permaneciendo al margen, haciendo su vida en la arena, en el abismo del ego, por y para su orgullo.

 La cuestión es que el tiempo de la abominable desolación golpea a todas las almas, esta ausencia de Dios deja a las almas a merced de los enemigos infernales que aprovechan para atacarlas, atormentarlas, corromperlas, esclavizarlas y someterlas a un régimen similar al infierno.

 Así es como pronto verán que la vida sobre la faz de la tierra pasa a ser como en el infierno, solo dolor, angustia, sufrimiento, vacío, desolación, tormentos, castigos, injusticias, abominable corrupción sin límite.

 Verdaderamente los demonios han salido del abismo para instalarse sobre la tierra que ha sido profanada, desconsagrada, que ha sido entregada a satanás y a la muerte eterna. El mundo se ha sumergido en el abismo y esto es porque las almas se sumergen en el abismo de su ego prescindiendo de Dios, renegando de su Voluntad y dedicándose a corromperse.

 En ese camino de infernal egolatría narcisista llegan a delirar de orgullo, se pierden en las tinieblas de sus delirios, y es así como terminarán estrellándose unas contra otras cual si el mundo fuera un gran manicomio a cielo abierto.

 Lo que dice la Virgen es que cada uno debe salir de su abismo de egolatría buscando a Dios, discerniendo su Voluntad, colaborando en su Revelación, recibiendo a su Hijo que es esa Palabra Revelada-Enviada. Cada uno tiene que busca a Dios, su Revelación y seguirlo-obedecerlo saliendo de su abismo de egolatría, renunciando a vicios, ambiciones, caprichos, etc.

 Comprender que si no hacemos esto, terminamos hundiéndonos-perdiéndonos en el abismo del ego, en los delirios orgullosos, corriendo la satisfacción de ambiciones, vicios, caprichos.

 Si no nos unimos verdaderamente a Dios, si no aceptamos su Voluntad que es la forma de unirse realmente a Dios, quedamos a merced de la abominable desolación, las tinieblas nos envuelven y llenan a la vez entregándonos a demonios y arrastrándonos a la perdición.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario