22 julio 2016

ESPÍRITU TONTO-IMBÉCIL-INÚTIL



ESPÍRITU TONTO-IMBÉCIL-INÚTIL


 Es un espíritu inmundo con poca inteligencia, capacidad intelectual y generalmente con fuerza.

 Se echa encima de personas que son ególatras y que quieren creer que son inteligentes mientras que no dejan de probar con sus palabras y hechos que son idiotas.

 Quieren creer y hacer creer que son importantes, grandes, inteligentes, caces, pero solo acaban demostrando que son idiotas, imbéciles, inútiles, buenas para nada, incapaces.

 Deben aceptar su incapacidad, dejar de negarla y ahí se destrabarían, dejarían de confesar en los hechos la verdad que quieren negar, ocultar y disimular.

 También se echa encima de almas que quieren ser necesitadas, que buscan ser tomadas en cuenta, que desean ser vistas y temen ser ignoradas.

 Esto sucede porque en su desesperación por ser vistas y tomadas en cuenta fingen que sirven para todo y acaban demostrando que son buenas para nada.

 Ahí se convierten en ególatras inútiles superficiales, fantasiosas y vanidosas dedicadas a lo inútil del mundo, aquello que las almas sin Dios valoran y estiman, y es ahí donde se convierten en totalmente inútiles.

 Comprender que verdaderamente útiles son aquellas almas que son útiles para Dios. Son útiles para Dios las almas que se niegan a sí mismas, que no son ególatras, que aprenden a obedecer, que colaboran en el triunfo de su Voluntad.

 Considerar que muchas almas movidas por este espíritu ególatra inútil se desesperan en mostrarse útiles delante de Dios y quieren parecer eficientes, hablan de sus supuestas capacidades, mientras que Dios no necesita nada de eso, solo quiere fe, perseverancia, paciencia, etc., cosas que las almas inútiles no tienen ni les interesa tener.

 Las almas inútiles hacen gala, exponen sus supuestas capacidades, aquello por lo que desean ser reconocidas como útiles, importantes, deseables, adorables.

 Ahí se vuelven ególatras miserables preocupadas por sí, dedicadas a su orgullo y perdidas en su abismal ego con pena, lástima y abominable autocompasión infernal.

 Las almas útiles para el mundo no son las almas útiles para Dios y viceversa, porque las supuestas habilidades y capacidades humanas valoradas en el mundo son inútiles para el Reino de Dios que es espiritual y no material, que viene al mundo pero que no es del mundo ni para éste ni como los de este mundo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario