22 julio 2016

ESPÍRITU PETULANTE-JACTANCIOSO



ESPÍRITU PETULANTE-JACTANCIOSO


 Es un espíritu orgulloso delirante que se encuentra totalmente fuera de la realidad, encerrado en su fantasía y perdido ahí, verdaderamente enajenado.

 Afecta a personas sumamente ególatras y mentirosas, personas miedosas y arrogantes que quieren creer que son superiores, mejores, mas grandes que otras.

 Hacen gala y exposición de lo que dicen y presumen que son, pero no es mas que una fantasía, un delirio, una exageración, una demostración de la alta estima en la que se tienen a sí mismas.

 A la vez menosprecian, desprecian, humillan, rebajan, ningunean a otras personas en lo que son, hacen, tienen, saben.

 Ese rebajar, humillar y despreciar a otros en lo que son, saben, tienen, hacen, etc., lo realizan para seguir mintiéndose a sí, para convencerse de que ellas son superiores, importantes, altas, mejores.

 Se dicen esas mentiras para conformar su ego, satisfacer su orgullo, porque temen ser ignoradas, despreciadas y pasar desapercibidas.

 Con desesperación, ansiedad, histeria tratan de estar encima siempre, quieren ser vistas, reconocidas y adoradas, temen el desprecio, pasar desapercibidas, ser ignoradas o solo ser iguales a otras.

 Son tan despreciativas para con otras personas que quieren demostrar que no son iguales, es como si sintieran asco y repulsión de otras almas y por ello es que se mueven desesperadas queriendo demostrar que son diferentes.

 Se presentan como plenamente seguras de lo que son, de que son grandes y superiores y por ello desprecian la opinión, juicio, valor de otros, pero una vez mas, eso es lo que quieren creer, no es la realidad y es también lo que en el fondo de su alma temen.

 En el encierro-abismo de su egolatría temen por sí, se ven débiles, de cristal y despreciables, frágiles y temerosas, por ello fingen ser fuertes despreciando, aborreciendo y queriendo suponer que son grandes, inalcanzables, superiores.

 Exageran lo que son en su desesperación por hacer ver-creer lo que desean, que son superiores, altas, adorables, queriendo creer que así están a salvo del desprecio que temen, suponen y ven como fantasma en todo momento cuando en el abismo de su egolatría escuchan pensamientos de miedo y duda.

 La manera de vencer este espíritu es la misma de siempre, acercarse a Dios, deja de mirar a los costados, dejar de mirarse a sí mismo, hacer el esfuerzo por salir del abismo de egolatría, buscar la Voluntad de Dios y seguirlo-obedecerlo atravesando el mundo en el mas completo desprendimiento de sí mismo.

 Se trata de no vivir por y para sí, de no hacer lo más mínimo por y para sí mismo, se trata de vivir totalmente para Dios descuidándose a sí, olvidándose de sí, dejando lo queda de imagen propia para que sea pisoteada por el mundo que no ve la realidad ni le interesa la Verdad, mudo que solo busca víctimas a las que destroza con su odio, críticas, desprecios, etc.

 Verdaderamente el mundo mastica crudas a las almas destrozándolas y decantándolas al infierno para que terminen de destruirlas y acaben de postrarlas para siempre en la perdición eterna.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario