14 julio 2016

ESPÍRITU NECIOO DE NECEDAD



ESPÍRITU NECIO O DE NECEDAD


 No tiene mucha inteligencia, pero se cree en todo su derecho siempre, por ello insiste con lo que se le ocurre, antoja y viene en ganas.

 El problema no es su falta de capacidad sino que ni siquiera quiere escuchar, entender o prestar atención.

 Si solo le faltara capacidad y quisiera escuchar, prestar atención o entender, sería humilde, y podría poner su fuerza de voluntad en orden alcanzando grandes cosas.

 Las almas que se cierran-encierran en sí mismas volviéndose obtusas, caprichosas, ególatras egoístas quedan expuestas a que se les eche encima este espíritu infernal potenciando sus defectos y agravando sus vicios.

 Se encaprichan aun mas, se vuelven mas obtusas, tercas, y a la vez, se consideran mas desgraciadas derrumbándose, desmoronándose, entregándose a las tinieblas.

 Se cierran totalmente, es decir, se encaprichan, emperran y lo que se les ocurre o viene en ganas es lo que quieren y lo quieren en el instante, mostrándose totalmente impacientes, saben que no tienen paciencia y no quieren tenerla tampoco.

 Se emperran, empecinan, se vuelven sumamente caprichosas, obtusas, cerradas, no admiten nada contrario a su voluntad condicionada por su poca capacidad y por su poco querer ver-entender-escuchar.

 Se empacan volviéndose tercas como mulas, se vuelven violentas y también pueden ser despechadas, o sea, obran en revancha, con venganza, sabiendo que hacen mal y demostrando o expresando así la furia de su frustración y humillación.

 A personas así, por mas que se les recomiende, advierta, etc., es difícil encaminarlas, entonces, hay que dejar que tropiecen, se golpeen y ahí aprovechar para recomendarles la verdad y tratar de hacerles ver la realidad.

 Para librarse de este espíritu impuro es necesario como siempre, aceptar la realidad, ver la Verdad claramente expuesta en los hechos, comprender que hay cosas que no las podemos modificar, cambiar y solo tenemos que soportarlas, pasarlas, la copa de ajenjo es para todos, aunque parezca que para algunos es mas grande e interminable.

 Considerar que el peor dolor nos lo causamos al renegar de Dios, salir contra su Voluntad, y si su Voluntad ha permitido lo que padecemos, nada bueno vamos a conseguir renegando de Él, mucho menos vamos a vencerlo, solo vamos  seguir estrellándonos contra la pared hasta autodestruirnos.

 Ofreciendo el sacrificio de la Fe debemos perseverar en el tiempo para continuar en el camino y para seguir dando testimonio de la Verdad, para seguir diciendo en los hechos que Él Es Dios y que por eso lo obedecemos a Él negándonos a nosotros mismos, y esto debemos hacerlo sin rengar y sin tenernos lástima.

 Hay que dejar de mirar la irrealidad, aquello que queremos ver o que tememos ver, debemos comenzar a buscar la Verdad, porque si queremos obedecer, Él no se oculta ni se niega, sino que siempre se muestra-revela claramente a quienes desean ser verdaderamente hijos suyos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario