15 julio 2016

ESPÍRITU METICULOSO-MANIÁTICO-COMPULSIVO



ESPÍRITU METICULOSO-MANIÁTICO-COMPULSIVO


 Es un espíritu descontrolado controlador, posesivo, absorbente, dominante, controlante.

 Es obsesivo, maniático, desesperado quiere controlar, someter, imperar, imponer su régimen, hacer valer su voluntad, desea imponer su orden.

 Se obsesiona con lo que desea y se pierde insoportablemente con los mas insignificantes e inútiles detalles. Es el típico excéntrico histérico que cuela un mosquito a la vez que se traga un camello.

 Es tan inútil como superficial y de ahí su dedicación obsesiva-compulsiva a lo inútil, superficial e inservible.

 Se obsesiona con el estricto cumplimiento, con un debido orden, es controlador y sumamente maniático, demasiado histérico, asquerosamente insoportable.

 Esto es por su miedo, quiere tener todo y a todos bajo control, doquier que e escape detalle, busca hacer prevalecer su voluntad, imperar.

 Es compulsivo en su comportamiento, obsesivo en su conducta, meticuloso en su insoportable manera de ser y de hacer volviéndose maníaco abominable.

 Las almas caprichosas, obsesivas, miedosas, débiles generan un espíritu como éste. Al generar tal espíritu, llaman al espíritu mismo que viene a echarse encima para alimentarse de ellas y para agravar su perversidad, degeneración, corrupción, deformación.

 Son sumamente caprichosas, se obsesionan en imperar, reinar, prevalecer, en hacer reinar su voluntad. En esencia su desesperación es el poder, controlar, solo eso quieren.

 Se sienten-creen grandes, perfectas y a salvo cuando tienen el poder.

 No descansan hasta tener el poder-control total, por ello es que esclavizan a otras almas, las someten privándolas de voluntad.

 De a poco se adueñan de ella, las despersonalizan, las desapropian obligándolas a obedecer sus caprichos y haciéndolas esclavas de sus delirios, fantasías, miedos, obsesiones.

 Almas de este tipo logran encumbrarse en el mundo y en las religiones guiadas por los demonios porque se sirven fácilmente de ellas para instaurar su reinado controlador, esclavizante, infernal, el nuevo orden mundial.

 Para combatir a este espíritu impuro es necesario dejar libre a Dios, aceptar su Voluntad al punto de despersonalizare, al puntote permitir que Él destroce la propia vida en los acontecimientos diarios dándonos luego una nueva vida enteramente agitada por Él en la que su Voluntad Reine-Se Haga-Triunfe.

 Comprender que las personas que quieren hacer prevalecer la propia voluntad construyen el reinote ausencia y negación de Dios, reino infernal, de tinieblas y oscuridad, reino de muerte eterna-orgullo-mentira-delirios.

 Considerar acá la necesidad de buscar la Voluntad de Dios y de colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en la propia vida-casa-corazón, así es como Él instaura su Presencia en el alma, y por medio de ésta, en el mundo. Así también es como da su Vida-Esencia-Espíritu a las almas, solo si en ellas puede permanecer-reinar-hacer su Voluntad.

 Comprender que los golpes, castigos, desgracias, etc., que sofocan padecer sirven cual plagas de egipto para demoler el orgullo y hacer caer al ídolo del ‘yo’ que es tan ‘yo’ que termina siendo él mismo, acaba siendo independiente y pretende existir por sí mismo consumiendo al alma y arrastrándola por la corrupción a la perdición y condenación eterna.

 En los golpes-tropiezos el alma pierde el control, debe dejar de obsesionarse en tratar de controlar su vida y la de otros porque así se hace descontrolada manipulada por espíritus impuros que corre a su perdición.

 Al perder el control que cree tener de sí, debe reflexionar y volver a Dios, no tiene que desesperarse-obsesionarse con tratar de recuperarlo porque ahí se descontarla mas volviéndose un demonio en vida.

 Lo principal-esencial es eso, comprender que no tenemos el control real de nuestra vida, solo queremos creer que lo tenemos y nos engañamos en eso esforzándonos en ver-creer la fantasía que por miedo deseamos creer.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario