23 julio 2016

ESPÍRITU MATERIALISTA



ESPÍRITU MATERIALISTA


 Es justamente la negación del espíritu, lo material, terreno.

 Este espíritu se echa encima de las almas en estos tiempos sin fe y sin amor, de apego al mundo y dedicación a la infernal egolatría narcisista.

 Almas sin fe y sin espiritualidad se hunden y pierden en las propias tinieblas dedicándose a lo que es terreno, material, palpable.

 No aman ni quieren hacerlo, pretenden llenar su vacío-abismo-desolación con satisfacciones que no procuran saciedad.

 Quieren creer que en el mundo todo pueden conseguirlo, solucionarlo, porque se niegan a ver que hay algo mas allá de lo que es palpable, solo viven para dedicarse a lo material, tangible, perecedero.

 Esa dedicación a lo perecedero pone de manifiesto su fin mas posible, probable, inevitable, corren a extinguirse, autodestruirse, se consumen buscando adoración, satisfacción, saciedad, se pierden en vicios autodestruyéndose.

 Al negar a Dios y todo lo sobrenatural, pierden la noción de todo, no tienen ni la mas mínima idea de nada, todo pierde su justa medida y ahí es donde postrados en el abismo de su miseria buscan satisfacción, consuelo y alivio de sus dolores en lo terreno y material.

 Es algo totalmente incoherente, no advierten siquiera que la vida misma es inmaterial, que el alma que anima al cuerpo es espiritual, pero ni siquiera les interesa, no les importa, se han atontado voluntariamente, solo quieren divertirse, enviciarse, no les importa lo que suceda después, ni siquiera mañana.

 Se encierran en su miseria, se consideran frustrados y se entregan despechada y odiosamente a vicios, caprichos y ambiciones.

 Considerar que a fuerza de la vida que surge en el ser, el alma misma, puede ser orientada a hacer algo verdaderamente útil y fructificable, perenne, sin embargo, las almas ignoran la vida superior, espiritual, sobrenatural y se dedican a lo terreno desperdiciando tiempo y esfuerzo, apegándose a lo material y corruptible.

 No es malo lo material, lo malo es el materialismo, el fanatismo materialista, dedicar toda la vida y todo esfuerzo a lo terrenal.

 Lo terrenal es terrenal, de eso no queda nada, solo las consecuencias, aquello que en el alma se formó buscando lo terrenal, o sea, un abismo-vacío, la ausencia de Dios consentida a diario al dedicarse a obtener solo bienes materiales.

 El tiempo que tenemos para generar un espíritu y tener así un cuerpo celestial y eterno para entrar en el cielo es corto, es el paso por el mundo. Si no nos dedicamos a generar un espíritu de hijos de Dios, real, espiritual, por mas que conquistemos el mundo, lo material, no vamos a tener vida alguna, solo vacío y desolación, infierno.

 La manera mas simple con la que los demonios han conseguido hacer olvidar a Dios es con el materialismo, con la dedicación al mundo, infundiendo miedo en las almas a no tener o no ser para que en reacción instintiva se dediquen a esforzarse a tratar de ser, tener, hacer, saber, pero todo orientado al mundo.

 Se encierran solas en el mundo dedicándose a éste, queriendo ser, hacer, tener, buscando desesperadamente evitar lo que temen sufrir, tanto mas si en el pasado han sufrido carencias, ausencias, etc.

 Almas demoníacas  recalcitrantes imponen doctrinas sociales, culturales, económicas, etc., apropósito para hacer olvidar a Dios y la debida dedicación a Él que orienta la vida en el mundo.

 Esto sucede incluso en la religión, considerar la infernal ‘teología de la liberación’ inventada por espías de la kgb para combatir la religión a la par que los movimientos guerrilleros-subversivos avanzaban en lo político con ideologías de izquierda. Leer: https://www.aciprensa.com/noticias/ex-espia-de-la-union-sovietica-nosotros-creamos-la-teologia-de-la-liberacion-45686/


No hay comentarios.:

Publicar un comentario