23 julio 2016

ESPÍRITU HEDONISTA



ESPÍRITU HEDONISTA


 Este espíritu tienta a las almas sugiriéndoles que deben dedicase a buscar solo y siempre placer, comodidad y bienestar.

 No solo placeres sexuales sino todo tipo de satisfacción, consuelo, comodidad, gusto degenerando pronta y rápidamente en vicios, perversiones, exageraciones y deformaciones.

 El caballito de batalla de ese espíritu infernal es que la ida es corta para amarla y limitarla y que hay que disfrutarla, y ahí es donde vende vicios, exageraciones, perversiones, corrupciones, abominaciones como si eso fuese disfrutar la vida.

 Considerar que, cuanto mas se satisface un gusto, menos gusto se siente y como en cualquier adicción, se requiere mas que antes al punto de reventar por ese vicio insaciable.

 Este espíritu hace aborrecer el dolor, despreciar el sacrificio, hace imperar la idea de que solo se debe vivir para gusto, comodidad, placer y bienestar, haciendo así reinar el olvido de Dios, la negación de Él, volviendo a las almas esclavas de su ego insaciable.

 Se vuelven las almas triviales sufrientes por el vacío abismal de su infernal egolatría, y ahí es donde con mayor desesperación buscan satisfacción, consuelo, saciedad y comodidad, es un círculo vicioso autodestructivo.

 Considerar que el verdadero gusto, placer, esta en Dios, es Dios, si Dios ocupa su lugar, luego todo tiene su medida y gusto debido. Sin Dios todo es desabrido, insulso, vacío y desolado, entonces, las almas se condenan a reventar tratando de saciarse sin llegar a conformarse nunca.

 Este espíritu tienta especialmente a las almas que desean seguir al Señor porque el camino siempre es estrecho y de puerta angosta, no hay lugar para el gusto, disfrute, solo para sacrificios, esfuerzos, privaciones y sufrimientos.

 Acá también es necesario prestar atención porque almas dominadas por el autodesprecio encuentran gusto en negarse y sacrificarse, o se apegan a personas y situaciones en las que sufren sin querer resolverlas, remediarlas o solucionarlas, no quieren ser verdaderamente libres.

 También almas inseguras, miedosas, creen que sufriendo y soportando todo sin quejas ni lamentos retendrán el amor o la atención de personas o de Dios, entregándose a este espíritu inmundo. Parece contradictorio, pero se someten a espíritu por el deseo de placer, de ser amadas y no despreciadas, deseo al que someten todo su ser castigándose, sufriendo y negándose.

 Para combatirlo, como siempre, se debe buscar la Voluntad de Dios puntual y específicamente teniendo así la justa medida de todo. Ahí Él purifica al alma, la guía y la libera con su colaboración constante manifestada en ese discernir la Voluntad Divina para no obstaculizarla.


 En este espíritu se incluye el consumismo, es fomentado por este espíritu infernal, su esencia es la misma, promete satisfacción dando solo saciedad momentánea y provocando mas ausencia de Dios, generando mas olvido y negación de Él. Mueve a que las almas sacien su necesidad, pretendan llenar el vacío de Dios con una satisfacción actual, puntual y pasajera. Esto es como la droga, provoca olvido del dolor ene l momento pero no soluciona nada, al contrario, agrega un problema.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario