20 julio 2016

ESPÍRITU DE VAGANCIA



ESPÍRITU DE VAGANCIA


 Este espíritu deja a las almas en un estado de presunción orgullosa e indiferente que las vuelve totalmente desagradables, asquerosamente repugnantes.

 Saben que son vagas, aplastadas, estancas, inmóviles, pero no les interesa, no les importa, no lo ven como algo malo, y si reconocen que es malo, no les interesa tampoco.

 También conlleva algo de estulticia, estupidez voluntariamente adquirida.

 Esto es por soberbia, saben lo que son y hacen las almas movidas por este espíritu, pero no les interesa, al contrario, como adolescentes inmaduras desafían, provocan, cuestionan.

 En el colmo del delirio hasta se creen víctimas, quieren creer que deben ser vagas e indiferentes porque quieren creer que otros deben ayudarlas, servirlas, ocuparse de ellas.

 Su estado de aplastamiento y vagancia es un reclamo y acusación, quieren que otros se ocupen de ellas, se hagan cargo, las sirvan, consideran que les es debido.

 En su orgullo delirante encerradas y evadidas de la realidad aquellas almas que tienen poder en el mundo son iguales, tienen este espíritu de vagancia presuntuosa soberbia repugnante, creen que deben ser servidas por otras almas y hasta por Dios.

 Como Dios no los sirve, se van con los demonios que fingen hacerlo solo para servirse, aprovecharse, engañar, manipular, disponer y conseguir ellos lo que quieren por medio de almas idiotas como éstas.

 Para combatir este espíritu abominable es necesario comprender que Dios no tiene porqué servirnos y mucho menos Debe hacerlo como pretendemos y en lo que queremos, esperamos y reclamamos.

 Tenemos que madurar, comprender que Él Es Dios y salir del abismo, del pozo del ego, dejar de pensar en nosotros mismos. Debemos buscar su Voluntad porque la primera vagancia esta ahí, en no hacer el trabajo diario de ir a buscar la Palabra-Alimento-Revelación de Dios.

 Ahí el alma se paraliza, estanca y vuele pesada. Ahí pierde la noción de la realidad volviéndose ególatra miserable y delirando de orgullo al punto de entender que todos tienen que ocuparse de ella o servirla.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario