23 julio 2016

ESPÍRITU DE INDIVIDUALISMO COLECTIVO



ESPÍRITU DE INDIVIDUALISMO COLECTIVO


 Es un espíritu narcisista infernal que se halla disperso en las almas y que las controla, se sirve de ellas, las manipula, capitanea.

 Sucede con todos los espíritus infernales, pero este tiene la particularidad de hallarse mas difundido, tener mas adeptos, encontrarse asentado en mas almas.

 Cada alma es ególatra narcisista infernal, se encierra en sí misma, solo vive por y para sí, para satisfacer su ego, conformar su orgullo.

 Son almas miserables desamoradas que solo y siempre piensan en sí, se sienten vacías y pretenden liberarse de ese vacío-abismo satisfaciendo, pero en realidad se someten a él al conformarlo, y a la vez, se hunden-encierran en ese vacío.

 Es un círculo vicioso, jamás van a liberarse de la sensación abismal de vacío existencial, lo siguen generando, provocando y aumentando.

 Eso se vuelve generalizado, conforma una masa que envuelve a todas las almas, las deja a oscuras, en tinieblas, postradas en la muerte eterna, encerradas en el olvido y la negación de Dios.

 Es corrupto y corruptor, con el correr del tiempo la situación empeora, las almas son devoradas vivas, se consumen en el deseo de adoración generando mas oscuridad y tinieblas, vacío y desolación, olvido y negación de Dios.

 Así cada día se hunden-encierran en sí, se pierden en la propia nada consumidas, desmoronadas, destruidas, demolidas, buscando con desesperación, obsesión e histeria adoración para satisfacer su ego y suponiendo que de esta manera se liberarán del abismo que las atormenta.

 Sufriendo el vacío-abismo que las devora-consume-demuele transformándolas, arruinándolas, destruyéndolas, buscan adoración, aceptación, quieren ser tomadas en cuenta, tratan de permanecer a flote cuando a la vez están sumergiéndose.

 Es individualismo porque es egolatría narcisista infernal,  es colectivo porque todas las almas hacen lo mismo, a nadie le importa nada de nada ni de nadie, solo de sí mismo, del ego del que se vuelven esclavos.

 Es individualismo colectivo porque todas las almas se dedican a lo mismo sin ponerse de acuerdo, son ególatras narcisistas infernales perdidas en su abismo desesperadas por lograr ser adoradas, histéricas tratando de no ahogarse en la propia miseria que no dejan de generar, provocar, aumentar, cultivar.

 La miseria en la que se convierten es fruto de su trato miserable para con Dios, son y tienen lo que a Dios dan, o sea, nada, son miserables para con Dios, no lo aman y en esa miseria naufragan.

 Las almas deberían amar a Dios, así tendrían refugio en el mismo amor que a Dios dan. A la vez serían refugio para otras almas porque dios permanecería en ellas comunicando su Espíritu-Ser-Esencia-Vida.

 Considerar que se cosecha la siembra, y si en estos tiempos de trastorno de la realidad por el hecho de que se ha echado a Dios de la creación a las almas les toca padecer una abominable e infernal desolación es hora de que empiecen a hacer algo antes de perderse para siempre, porque si viendo lo que sufren no piensan que eso será eterno e irremediable por no solucionarlo ahora, ya van camino a su perdición eterna.

 La manera de combatir este espíritu impuro es la de siempre, buscar a Dios, su Revelación, seguirlo en su Voluntad, ahí es donde lo amamos y donde salimos de nosotros mismos, donde dejamos de estancarnos en el individualismo ególatra narcisista infernal.

 Parcialmente sale de su individualismo el alma que demuestra algo de interés por otros en el mundo. En esencia no soluciona el problema, no cambia a fondo porque sigue hundiéndose en sí y cuanto hace esta manchado, es por ego y orgullo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario