23 julio 2016

ESPÍRITU DE INCONSCIENCIA



ESPÍRITU DE INCONSCIENCIA


 Es lo que la humanidad es en sí misma, sin Dios y hasta en contra de Él o en completo olvido y negación de Él.

 Es solo orgullo, delirio mentira, fantasía, evasión de la realidad, una hernia espiritual, un agujero de egolatría.

 Es nada en sí, pero dice y cree serlo todo, además sostiene que lo puede todo, lo tiene todo, se basta a sí y no necesita de nada ni de nadie.

 Se comporta como una prostituta histérica maniática obsesiva y desesperada.

 Todo lo quiere y supone que todo se le debe.

 Aunque dice bastarse, solo se dedica a apropiarse de todo y de todos, envuelve, engaña, somete, pone a todos a su disposición, los hace esclavos de sus caprichos, ambiciones, vicios, delirios, fantasías, evasiones de la realidad.

 Es insoportable, maniática, histérica, manipuladora, obsesiva, alterada desesperante sumamente nerviosa, posesiva, absorbente.

En sí es nada, pero supone que es todo y quiere demostrar que es todo, de ahí su fingir servir para solo hacerse servir.

 Este espíritu insoportable lo tenemos apegado constantemente demandándonos, exigiéndonos, imponiéndonos que le demos satisfacción, hagamos caso y prestemos atención.

 Quiere bienestar y comodidad, desea reinar, hacerse adorar, ser tomado en cuenta, es como una histérica prostituta insoportable demandante que atormenta al alma.

 Le reclama, exige, demanda e impone que se le procure satisfacción. No esta ni quiere estar conforme o satisfecha.

 Es la misma consciencia de la humanidad en sí y sin Dios, vacía, desolada, orgullosa, dedicada a sí misma y empeñada en satisfacerse.

 No hay que la conforme, no hay que la sacie, es puro vacío, necesidad, es un abismo, es insoportable y pincha al alma demandándole la satisfacción que nunca puede procurarle.

 Insidiosa, perversa, astuta, venenosa, manipuladora histérica caprichosa, es insoportable, lleva a las almas a la locura por el dolor que provoca y el estrés que genera.

 Las almas se olvidan de Dios, se hunden en sí, son sumamente conscientes de sí, pero totalmente olvidadas de Dios, inconscientes de Él sometiéndose al vacío y a la abominable desolación.

 Ahí su consciencia inconsciente de Dios se alza, reina, impera y atormenta.

 Las almas dejan liberada su consciencia sin Dios, sin medida, sin freno, sin educación, y crece salvaje, deforme y es manipulada por la muerte eterna-tinieblas, y en esta, por los demonios, se arruinan, perjudican, desvían, autodestruyen, y no solo en el mundo, sino para siempre.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario