22 julio 2016

ESPÍRITU DE DESORDEN



ESPÍRITU DE DESORDEN


 Es un espíritu rebelde especializado en alterar y desordenar, ese es su orden, el caos, el desorden.

 Las almas son fácilmente tomadas por este espíritu porque tienen en desorden lo esencial aunque consideran que tiene su vida ordenada y que es perfecta.

 Las almas quieren engañarse, quieren creer que su vida es perfecta, pero solo es abismo, vacío, desolación, negación de Dios, rebeldía contra Él, ausencia de Dios, o sea, infierno.

 Puede ser perfecta según el mundo, pero es abismo-desolación-ausencia de Dios, es camino de autodestrucción.

 Quieren creer que su vida es ordenada cuando esta controlada, cuando hacen imperar su voluntad, pero eso es ruina, autodestrucción, vacío, desolación, ausencia de Dios, es el mismo desorden reinando.

 No puede haber orden con un abismo infernal adentro, con un sepulcro, con el ego reinando e imperando, solo se mienten-engañan y se nota en la desesperación con la que buscan adoración y en la obsesión con la que se dedican a imperar, prevalecer, reina, hacerse obedecer, siempre controlan, quieren prevalecer.

 Permanecen en el mas abominable desorden, en la ausencia de Dios, en la rebeldía contra Su voluntad, en la negación de Él, por mas que el mundo haga reinar el orden del desorden, el nuevo orden mundial, no deja de ser infernal, nefasto y ruinoso para las almas.

 Debemos volver a Dios, hacerlo reinar, busca su Voluntad dese lo mas genérico a lo mas especifico y puntual.

 Hay que discernir su Voluntad y permitirle orientar nuestra vida. De entrada no va a darnos lo puntual y especifico, solo va a dar lineamientos generales, luego va a ir ajustando el rumbo en lo específico, puntual, particular.

 Es su misma Voluntad Divina que va conquistando nuestra vida, la a ordenando, purificando y liberando de tinieblas, de la influencia de los enemigos infernales.

 De a poco Él va reinando en nuestra vida y esto es en la medida que va haciendo reinar su Voluntad.

 Este espíritu inmundo induce a las almas a permanecer en el mas abominable desorden, aquel en el que ellas ocupan el lugar de Dios, en el que se creen diosas, reinas y viven por y para su ego sin llenarse, saciarse o satisfacerse nunca.

 Considerar que como tratemos a Dios somos y seremos tratados solo y simplemente porque se cosecha la siembra. De la vida que le demos a Dios en nuestra vida es la vida que recibiremos, lo que a Él le hacemos es lo que tenemos, si lo dejamos vivir, tenemos Vida porque Él Vive en nosotros, pero si lo sometemos, aplastamos esclavizamos y lo condenamos a vivir la Pasión, lo mismo es lo que vamos a cosechar y vivir nosotros. Esto no es a futuro, es ahora, en el mundo, en el presente.

 Si queremos paz, debemos darle paz a Dios en nuestro corazón, si queremos vida, debemos darle vida a Dios en nuestro corazón, si queremos libertad, debemos darle libertad en nuestra casa-vida-corazón, no es ningún secreto, no tiene nada de misterioso, pero tampoco es fácil, sin embargo esto es vivir en la Verdad, o lo que es lo mismo, con sabiduría.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario