22 julio 2016

ESPÍRITU BURLESCO-BUFÓN



ESPÍRITU BURLESCO-BUFÓN


 Este espíritu maldito nos asedia, persigue y con ironía comenta cuanto debemos pasar, padecer, soportar.

 Especialmente se burla cuando nos vemos derrotados, abatidos, cuando padecemos desgracias, reveces, contratiempos, frustraciones.

 Mucho mas insidioso se vuelve cuando la voluntad propia es frustrada, derrotada y se impone la Divina, cuando vemos-comprendemos que no podremos hacer otra cosa mas que padecer la desgracia que nos ha tocado noche y día sin remedio.

 Irónico, desgraciado, perverso, pincha, golpea, azota, castiga, se burla como disfrutando las desgracias que nos han tocado haciéndonos ver todo mas grotesco de lo que realmente es.

 Nos hace mirar la desgracia maldita de estar vivimos en este mundo de tinieblas y también quiere llevarnos a creer que tener fe es vivir como desgraciados sufrientes condenados a padecer sin remedio, salida, solución y solo por el maldito hecho de sufrir.

 El problema es que, ante los grandes sufrimientos, las almas sienten, creen, ven, piensan de la misma manera, entonces, es difícil que se liberen del asedio de este espíritu maldito.

 La realidad maldita y despiadada golpea, azota, castiga y hace padecer, por ello es que la fe parece una ilusión o fantasía.

 Ahí, cuando mas abominable, repugnante y dolorosa es la perversa realidad es donde debe sostenerse la Fe y perpetuarse el amor a Dios.

 Debemos levantar la cabeza, dejar de creernos desgraciados sufrientes condenados ya desde ahora, hay que perseverar y seguir adelante aunque la vida sea un constante castigo, considerar que si es un castigo soportado con paciencia ahora, forjamos un paraíso para después, algún día llegará la liberación, Dios o es ajeno a nuestros sufrimientos.

 Como siempre, hay que perseverar en la Fe, renovar el santo sacrificio, negarse a sí mismo, creer en el amor de Dios, seguir adelante a pesar de los abominables y repugnantes tormentos comprendiendo que el peor nos lo provocamos al renegar de Dios y hallarnos en guerra contra Él.

 Comprender que, al haber rebeldía contra su Voluntad, aun cuando la creemos justa, estamos abriendo la puerta al infierno y ahí los demonios aprovechan para azoarnos, castigarnos y hacernos padecer aun mas, entonces, para evitar tormentos inútiles añadidos por nuestra rebeldía, debemos soportar con paciencia, perseverar en la fe y seguir adelante, el camino es estrecho, la puerta angosta y es cuesta arriba.

 Considerar que estamos saliendo del infiero, de la egolatría, por ello no es fácil ni agradable, los enemigos se esfuerzan en hacernos caer y nos castigan para retenernos, además de querer dar un castigo ejemplar para aterrorizar a otras almas y desalentarlas diciéndoles que es inútil, no vale la pena y que todo será peor.

 Ahí es donde damos el testimonio de la Verdad, obedeciendo a Dios y siguiéndolo cuando la aparente realidad nos golpea azota, castiga y hace padecer como a malditos condenados, eternos desgraciados. Ahí se debe perseverar y ahí ale la fe, ahí derrotamos a los enemigos que quieren imponernos su voluntad rebelde, desconfiada, egoísta, miserable, etc.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario