23 julio 2016

ESPÍRITU ANARQUISTA-NIHILISTA



ESPÍRITU ANARQUISTA-NIHILISTA


 Es un espíritu resentido destructor, demoledor, aniquilador.

 Aborrece la vida, odia a Dios con especial y visceral veneno.

 Quiere perpetuar la oscuridad y establecer las tinieblas en las almas y en el mundo sometiéndolas a un estado infernal, lamentable, sufriente.

 Las almas generan uno igual quedando sometidas y ligadas cuando guardan rencor, cuando buscan venganza, cuando han padecido y consideran que es sumamente justo, debido y necesario vengarse o que, al menos, sea para todos igual encerrándose en indiferencia, volviéndose indolentes al dolor ajeno, haciendo nada para remediarlo.

 Son almas que han padecido en relación con alguna figura de autoridad, por eso aborrecen todo lo que representa orden dado que conlleva autoridad que mantenga ese orden, así como todo lo que es organización, estructura, lo necesario para la convivencia.

 Son almas irresponsables, odiosas, perversas que desean destruir, romper, aniquilar, estropear y que hasta llegan a creer que hacen justicia cuando en realidad están cobrándose odiosa, perversa y asquerosa venganza infernal.

 No quieren asumir sus responsabilidades, no quieren creer que deban algo, se han hundido en la egolatría y creen que todo se les debe.

 Solo buscan excusas para vomitar su odio, veneno, maldad, para cobrarse venganza, para hacer pagar a todos por lo que anteriormente han padecido.

 En su miedo se desesperan por evitar volver a padecer, obran instintivamente y de ahí brota el furor infernal con el que siempre se mueven para imponer su voluntad, para destruir, estropear, aniquilar, cuestionar o atacar todo orden.

 Considerar que siempre los pequeños vicios, sentimientos, pensamientos, etc., que las almas tienen, son potenciados por demonios o espíritus impuros para manipularlas, servirse de ellas, usarlas para sus fines.

 Así es como una bronca puede ser llevada a extremos impensados, es una puerta al abismo y no saben las almas que es lo que se les puede colar o meter, adherir o sujetar para multiplicar su furor, con amargura comprobarán que no pueden controlarse, que se ven descontroladas, que no son dueñas de sí mismas.

 Considerar en estos tiempos la facilidad que tienen los demonios para obrar a su favor, disponer de las almas que no creen ni confían en Dios, no saben como protegerse ni como defenderse, pronto pueden instrumentalizarlas, servirse de ellas, ponerlas a su disposición, y encima, las almas creen que obran a favor de sí mismas.

 Siempre la mejor manera de defenderse contra los espíritus infernales es la oración, el esfuerzo de la comunión espiritual diaria con Dios lograda por la aceptación de su Voluntad.

 Comprender que el mundo es un instante, solo un momento, tiempo de trabajo, esfuerzo, sacrificio, para lograr alcanzar la Vida Eterna. Por mas que dure, pues cuando hay dolor el tiempo es el peor enemigo ya que no pasa, es siempre un momento o instante comparado con la eternidad.

 Hay que aprender a negarse a sí mismo, olvidarse de sí, vencerse, vencer a los enemigos espirituales, pasar la purificación libertadora en la que Dios nos salva y reúne para siempre con Él ya dese ahora.

 Considerar que El Señor interviene milagrosamente dándonos la posibilidad de vencernos, de derrotar el orgullo, de dejar de satisfacer el ego que nunca va a darse por satisfecho, saciado o conforme, nos da la posibilidad de dejar de vivir como esclavos para el abismo del ego y de comenzar a vivir como hijos suyos.

 En nuestra vida aparentemente ordenada y controlada, interviene El Señor realizando así el milagro de demostrar que se halla Vivo y Presente, manifestando que quiere salvarnos, reencaminarnos y ponernos a trabajar para alcanzar la verdadera vida, la Vida Eterna-Sobrenatural-Espiritual.

 Para liberarse de estos espíritus impuros que contaminan el alma hasta la médula, es necesario volver a Dios, profundizar en la oración, buscar el encuentro, la comunión espiritual real con Él, solo su Vida-Espíritu-Ser fluyendo en nuestra vida, reinando, prevaleciendo, nos libera de todos los espíritus impuros que desean postrarnos ya desde ahora en la oscuridad-tinieblas-vacío-desolación infernal, en el olvido y la negación de Dios.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario