07 junio 2016

SOMOS ESPIRITUALES EN ESENCIA



SOMOS ESPIRITUALES EN ESENCIA


 Queremos vernos libres de Dios, de su Voluntad, de la Cruz, eso no es bueno sino malo, y esa es la causa de las tinieblas.

 Verdaderamente estamos en guerra contra Dios, somos rebeldes y si no lo somos mas o mas abiertamente, es porque no podemos.

 Arde el deseo de adoración, queremos satisfacernos en vicios, carecemos de amor a Dios y poco nos importan Él o su Reino.

 Verdaderamente estamos corruptos hasta lo impensado y lo peor es que no queremos verlo, aceptarlo, reconocerlo, como idiotas llamamos ‘bueno’ a lo malo.

 Atendiendo a la realidad, juzgando según los corazones, Dios hace Justicia, y es si que da a cada uno lo que merece.

 Ahí es que padecemos las consecuencias de hallarnos en la Justicia Divina, es decir, bajo el peso de la ausencia de Dios, soportando el infierno que merecemos por rebeldes ególatras narcisistas infernales abominablemente viciosos y asquerosamente corruptos.

 Si no dejamos de lamentarnos por nosotros, pronto no podremos salir del abismo, no podremos escapar del agujero en el que los demonios nos quieren postrados y padeciendo mientras que nos exprimen la vida para succionárnosla y para tributársela a su reina, la muerte terna-tinieblas-mentira-orgullo.

 Cada uno deberá hacer el esfuerzo personal e indelegable de liberarse el orgullo, de la muerte eterna-tinieblas, de la mentira.

 Tenemos que dejar de mentirnos-engañarnos, hay que buscar la Verdad y ordenar la Vida, vivir conforme a Ella abandonando la mentira, el engaño, el error.

 Tenemos que comprender que estamos inmersos en una realidad espiritual esencialmente y que perdemos mucho tiempo con lo terrenal y material tributándole incluso la vida.

 Somos en esencia espirituales, pero al elegir vivir o pasar por el mundo como terrenales-materiales, nos convertimos en rebeldes, viciosos, corruptos y abominables sumamente semejantes a demonios, en esencia somos rebeldes contra Dios y esa es la causa de la ruina actual y eterna que nos golpea-castiga-azota y hace padecer como en el infierno acá en la tierra.

 Una vez mas, si somos espirituales en esencia, ¿Por qué nos emperramos en vivir como solo materiales-terrenales apegados y dedicados al mundo, completamente olvidados de Dios y en abierta y asquerosa rebeldía contra Su Voluntad?.

NO SE COMPRENDE AUN, PERO DE ESTO DEPENDE LA VIDA:


ESPECTROS O HERNAIS ESPIRITUALES, DISTINGUIRLOS DE LOS DEMONIOS:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario