18 junio 2016

SIRVE DE NADA



SIRVE DE NADA


 Con miedo, agotados, nos auto compadecemos, nos miramos con lástima-pena y nos arrastramos sobre la faz de la tierra.

 Caminamos decepcionados, abatidos, apesadumbrados, acostumbrados a padecer, pero no adaptados a ello porque es insoportable.

 Es repugnante, solo esperamos dolor y no vemos nada bueno, todo ha sido destruido, es repugnante, el alma se doblega, hunde, sucumbe y llega  ano querer vivir mas, desea la muerte.

 Es abominable, es espantoso, pero es la realidad, no se puede pasar por el mundo de otra manera, y menos aun si tenemos fe.

 Solo quienes repudian a Dios y rechazan la Fe tienen cierto alivio, consuelo y bienestar en el mundo, y esto se debe a que reina el adversario, impera la muerte eterna, el mundo es un infierno sin Dios.

 Tenemos que dejar de lamentarnos, dejar de tenernos lástima y debemos seguir adelante, debemos colaborar con Dios, en su Venida-Vuelta, en la instauración de su Reino.

 Lo que padecemos sirve para eso, lo que trabajamos es al efecto, no es para otro fin, si logramos que El Señor Vuelva, todo cambiará, o al menos tendremos alivio y fortaleza para seguir en este mundo de tinieblas.

 Si nuestra vida pertenece a Dios, no tenemos que dejarnos doblega por la preocupación.

 Es espantoso, es abominable y hasta podría ser peor, pero la realidad es esta y no hay mas remedio, de nada sirve lamentarse, hay que beber la copa de ajenjo, hacer el descargo y seguir adelante.

 La cuestión es simple y es la misma de siempre, tenemos que dejar de mirarnos a nosotros mismos, debemos dejar de tenernos lástima-pena, enfermiza e infernal autocompasión lastimosa.

 Primero porque eso es infernal y segundo porque sirve de nada, no vamos a conseguir nada, solo continuaremos aumentando los abominables sufrimientos que ya son muchos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario