13 junio 2016

MIENTRAS NO BUSQUEMOS A DIOS SEREMOS ESCLAVOS



MIENTRAS NO BUSQUEMOS A DIOS SEREMOS ESCLAVOS


 Considerar que no perdona ni quiere hacerlo, es miedo y teme por sí, por ello es que nos obliga a satisfacerlo constantemente.

 Por miedo quiere prevalecer siempre y no se da por satisfecho.

 Es miedo en sí mismo y por ello no tiene ni tendrá seguridad, de ahí que siempre domine y quiera imperar, dominar, someter, prevalecer, imponerse.

 Si nos dejamos dominar por el orgullo vamos a estar siempre en guerra contra Dios y contra todos buscando desesperada, instintiva y miedosamente imponernos, reinar, prevalecer, dominar, controlar.

 No soporta nada, no quiere nada, teme todo, es una histérica desesperada solo preocupada por sí que se dedica a imperar, quiere poder, dominio, control buscando seguridad.

 No tiene ni tendrá seguridad porque en sí es miedo, es preocupación.

 Genera el círculo vicioso que nos ahoga, destruye, arruina, corrompe, buscando seguridad quiere imponerse, al imponerse genera mas olvido y negación de Dios, o sea, oscuridad y tinieblas y así tenemos mas miedo y ahí somos mas débiles y ahí con mayor preocupación queremos imponernos y consecuentemente con mas violencia, furia, maldad.

 No se da por satisfecho y siempre teme por ser miedo en esencia, entonces, constantemente quiere imponerse, no se calma, no se da por conforme, nada sacia, todo es poco.

 Nos somete a su histeria, angustia, desesperación, nos domina con miedo, debilidad, fragilidad que nos hace sentir y transmite.

 Al final cedemos porque no vemos que es algo diferente de nosotros que ora en contra nuestra estando dentro de nosotros.

 Mientras no busquemos a Dios, seremos víctimas y esclavos suyos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario