15 junio 2016

MENSAJE DE SAN GABRIEL ARCÁNGEL (15 Jun 16), y explicación



MENSAJE DE SAN GABRIEL ARCÁNGEL (15 Jun 16), y explicación


“Cuando ordenéis el interior, tendréis orden en el exterior”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


“Cuando ordenéis el interior, tendréis orden en el exterior”:


 Sufriendo, padeciendo, pasándola mal durante mucho tiempo, y pasándola mal por bastante tiempo, terminamos dedicados a querer ordenar el exterior olvidándonos del interior.

 Lo externo siempre es consecuencia de lo interior, no podemos ordenarlo sin haber ordenado primero el interior.

 Si con mucho esfuerzo y el auxilio de vaya a saber quien logramos modificar el exterior sin ordena el interior, es algo precario lo que obtenemos y no tardará en caerse.

 Ahí vienen las desilusiones, desencantos, desengaños, cosas feas, tragos amargos, pero sumamente necesarios.

 Nada peor que mentirse a sí mismo, nada mas nefasto e infernal que engañarse a sí.

 Es necesario buscar la Verdad, volver a Dios, salir del camino de egolatría narcisista infernal.

 Tenemos que dejar de construir ilusiones-fantasías porque son evasiones de la realidad, eso es construir en la arena, es un trabajo inútil, sacrificad que solo desemboca en el fracaso y con gran, dolorosa y estrepitosa ruina.

 Es inevitable, por mas vueltas que demos y por mas que queramos engañarnos, tenemos que hacer lo esencial y absolutamente necesario que es buscar la unión con Dios.

 No sirve de nada engañarse, ese trabajo es el debido a todas las almas, todo lo demás es secundario y superfluo, peor las personas se han acostumbrado a vivir al revés, es decir, muriendo en vida, corrompiéndose, degradándose, autodestruyéndose.

 Por mas vueltas que demos, lo esencial sigue pendiente y mientras no lo hagamos no vamos a resolverlo y mientras no lo ordenemos, continuaremos autodestruyéndonos.

 Como idiotas vamos a seguir engañándonos, queriendo creer que padecemos por culpa de otros cuando la realidad es que padecemos por la ruina interior que nos provocamos al prescindir de Dios, renegar de su Voluntad, oponernos a Él rechazando el Ben Verdadero que quiere y puede hacernos.

 Considerar que si el alma esta vacía de Dios, se llena de orgullo y se convierte en una guarida de espíritus impuros, y lo mismo sucede con organizaciones, lugares, instituciones, etc., y así es como se produce la corrupción en el mundo, porque primero ha comenzado en el ámbito espiritual. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario