10 junio 2016

MENSAJE DE EMISARIO DE LA LIBERTAD, ÁNGEL QUE PRESIDE LA Pvcia. de Bs. As. (09 Jun 16) y explicación



MENSAJE DE EMISARIO DE LA LIBERTAD, ÁNGEL QUE PRESIDE LA Pvcia. de Bs. As. (09 Jun 16) y explicación


“Cada uno tendrá que dar cuentas, y mas aun por las gracias recibidas”.

“La humanidad deberá dar cuentas por las señales que ha desoído, las advertencias que ha rechazado y las llamadas que ha ignorado”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Cada uno tendrá que dar cuentas, y mas aun por las gracias recibidas”:


 Dios ya ha manifestado la misericordia, ya ha revelado su amor de esta manera, ahora manifestará su Amor de manera mas severa.

 Lo hará con autoridad, como Padre que corrige a sus hijos.

 Lo hará con justicia dando a cada uno lo suyo, lo que merece, lo que ha buscado, querido, engendrado, provocado.

 Lo hará Él mismo dando lo que cada uno merece.

 Dios pedirá cuentas a las almas, y éstas deberán dar explicaciones a Dios, peor, pagar con su propia existencia que se verá sumida en la justicia.

 Dios realizó muchos signos, advertencias, llamados, etc., buscó a las almas, pero no han querido escucharlo, prestar atención, y de esto tienen que dar cuentas, del favor que Dios les hizo.

 Nadie puede por sí mismos vivir, nadie tiene luz en sí mismo ni puede ver o comprender, pero estas cosas las almas no han querido aceptarlas, creerlas, siquiera pensarlas, entonces, deberán dar cuentas de su soberbia delante de Dios.

 Cada uno quedará encerrado en su capricho, ahogado en sus ambiciones, postrado en su ser infernal, perdido en su miseria, nadie podrá liberase de la abominación en la que se ha convertido.

 Darán cuenta las almas quedan reducidas a la condición de esclavas de sus propios vicios, ambiciones, caprichos, etc., quedando enredadas y postradas en la miseria abominable en la que se han convertido, aquella de la que no han querido liberarse al no querer volver a Dios.

 Darán cuentas porque no podrán evitar quedar potradas en su propia miseria y perdidas en sus abominables tinieblas.

 No las castigará, se verán postradas y perdidas en aquello que han querido ser, tener, hacer.

 Comprenderán que Dios quiso evitarles eso, que Él interino milagrosamente queriendo salarlas, buscando evitarles el tropiezo, pero no quisieron ver, entender, aceptar, reconocer, no abrieron los ojos, al contrario, se esforzaron en cerrarlos aun mas.


2.- “La humanidad deberá dar cuentas por las señales que ha desoído, las advertencias que ha rechazado y las llamadas que ha ignorado”:


 Cada uno en sí mismo, en su propia vida tuvo avisos, señales, advertencias, llamados de Dios, todos fueron visitados de una manera u otra por Dios mismo.

 Todos deberán dar cuentas por haber hecho oídos sordos, por haber renegado de la Voluntad de Dios, por lo que de Dios recibieron y desperdiciaron, despreciaron, desecharon.

 A esto se añade lo que la humanidad en conjunto debe responder delante de Dios.

 Esto significa que hay una responsabilidad particular, personal de cada uno, y también una general de la humanidad.

 Tenemos deudas por todos lados, tanto en lo personal como en lo general hemos rechazado a Dios, y no solo eso, hemos desperdiciado y despreciado llamados, advertencias, signos, señales, milagros.

 Todo eso que Dios ha dado, ofrecido, donado, realizado, si era recibido, acogido, aceptado, hubiese generado Luz, Vida, hubiese disipado las tinieblas y habría hecho retroceder a los enemigos espirituales.

 Como las almas rechazaron, ignoraron, repudiaron, despreciaron, etc., todo don de Dios, solo provocaron mas tinieblas y oscuridad, es decir, mas ausencia y olvido de Dios, un infierno en este mundo, abominable desolación.

 Aceptar la Verdad, escuchar la Revelación de Dios, dejare corregir por Él hace retroceder las tinieblas y desarma las acciones infernales, los planes satánicos, las actividades de nuestros enemigos, pero, como hemos renegado y prescindido de Dios, quedamos a oscuras, sumidos en tinieblas, postrados en la podredumbre.

 Una última consideración, Dios no hace cosas inútiles, superfluas o porque sí, si realizó señales, signos, advertencias, llamados, milagros, etc., es porque la humanidad necesitaba tales cosas.

 Dios no se equivoca, la humanidad se ha equivocado y ha preferido las tinieblas a la Luz, ha elegido otra vez el mal camino y ha confirmado que desea perseverar en éste, no hay salida o solución, solo queda padecer las consecuencias, cosechar lo que se a sembrado, padecer las abominables tinieblas, el infierno, la desolación que debíamos evitar obedeciendo a Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario