16 junio 2016

LA ELECCIÓN GENERA TENDENCIA



LA ELECCIÓN GENERA TENDENCIA


 Nos hemos asentado en la muerte, hundido en tinieblas, adaptado a la oscuridad.

 Permanecemos en la muerte, reducidos a un estado de muerte-corrupción, pasamos por el mundo sin Dios, vacíos, desolados.

 El alma se pudre, corrompe, degrada y deforma a imagen y semejanza de demonios.

 Estamos pudriéndonos en vida, corrompiéndonos, arruinándonos, degradándonos, el deterioro es diario y constante, sin remedio.

 Lo peor de este estado infernal es que no lo vemos como malo y ni siquiera nos importan las consecuencias.

 Nos conformamos, adaptamos, seguimos pudriéndonos en vida permaneciendo totalmente indiferentes al hecho de que eso es y será para siempre y que solo puede empeorar.

 Debemos hacer el esfuerzo-sacrificio de salir, movernos, tenemos que abandona el sepulcro de la abominable egolatría narcisista infernal.

 Nos pudrimos en nosotros mismos, nos ahogamos y autodestruimos naufragando en la propia nada, estamos corruptos degradándonos y seguimos deteriorándonos contemplando esto impávidos e indolentes, con una indiferencia abominable.

 Es grave la situación, no nos importa nuestro bien, somos indiferentes al mal que avanza y si nos movemos es solo para esforzarnos en corrompernos.

 Considerar que la salvación debe ser buscada ahora, debe ganarse ahora, no hay otra oportunidad.

 Sí hay múltiples oportunidades ahora, mientras dura el tiempo.

 Pero también s debe considerar que cada elección genera tendencia y si constantemente estamos rechazando el Camino y la posibilidad de ser Salvados por Dios, ya estamos claramente eligiendo la perdición, el camino de autodestrucción, la ruina consumándonos como demonios, es decir, como la negación de lo que pudimos y debimos ser.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario