28 junio 2016

CUANTO MAS QUIERAN NEGARLA, CON MAS FUERZA SURGIRÁ



CUANTO MAS QUIERAN NEGARLA, CON MAS FUERZA SURGIRÁ


 Cada uno se encuentra encerrado en sí mismo, en el abismo de egolatría narcisista infernal dedicándose a hacerse ver, adorar, servir, aceptar, reconocer, etc.

 Cada uno se dedica miserablemente a sí mismo, a tratar de satisfacerse-conformarse y para ello es que construyen el delirio-fantasía-evasión de la realidad de que son dioses, reyes, etc., ya que por eso es que consideran que les es debido lo que quieren, demandan, exigen, imponen.

 Nadie quiere escuchar la Verdad, ni aun chocando contra ella quieren aceptarla. Todos se apegan a la mentira, ese supuesto ser dioses y de una manera u otra andan buscando adoración, satisfacción, servicio, etc.

 La Verdad es simple, Él Es Dios, solo Dios Es Dios y no hay otro Dios, a Él hay que adorar, obedecer, busca, recibir.

 Si las almas lo buscan, aceptan y dejan Ser y Hacer, se liberan de sus necesidades, infiernos, padecimientos, etc., no andarían por ahí buscando, exigiendo, demandando, imponiendo que se les preste atención, haga caso, adore, sirva, etc.

 Si bien tienen toda una vida para aceptar esta simple y sencilla Verdad, no lo hacen, no la buscan ni la aceptan cuando con ella se topan.

 Considerar por otro lado que cuanto mas se demoran en aceptarla, mas están eligiendo la mentira, es decir, mas se alejan de la Verdad y consecuentemente de Dios, de la Vida y de la salvación eterna.

 Pueden mentirse, engañarse, dedicarse toda la vida  mentirse, a apegarse a la mentira, pueden pretender engañar a otros en derredor, pero no  y nunca van a engañar a Dios, la mentira es mentira y será mentira siempre.

 Por mas que puedan imponerla por un largo tiempo, no dura para siempre, la Verdad termina saliendo a la luz, es parida, alumbrada y cuanto mas se la ha combatido y rechazado, mas fuerza para surgir se le ha dado.

 Cuanto mas quieran hacer oídos sordos, mas fuerte se hará escuchar, tronará y no se la podrá ocultar, será sumamente evidente que se halla presente, Viva, porque Es Dios mismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario