26 junio 2016

COMIENZA LA JUTICIA ACÁ, EN EL OTRO MUNDO SE CONSUMARÁ



COMIENZA LA JUTICIA ACÁ, EN EL OTRO MUNDO SE CONSUMARÁ


 La justicia comienza en la tierra y se consuma después del paso por el mundo.

 El Señor hace un principio de justicia completa llega después, cuando acaba el paso por el mundo.

 Un ejemplo es la ex presidente, la dictadora infernal c. de kirchner, la justicia comenzó cuando perdió el control debido a su ambición, delirio y errores.

 Se consumó en todo lo posible al perder el poder que tenía definitivamente, cuando su organización criminal se vio desarmada, desarticulada.

 Ahí fue abandonada y traicionada, nadie la recuerda ni la toma en cuenta, y quien sí se acuerda es para insultarla o mas bien queriendo huir de ese nefasto recuerdo.

 Su delirio es el poder, se excitaba teniendo y demostrando poder, ahí estaba su obsesión.

 Aun mas que el dinero le excitaba el poder, deliraba siendo diosa y reina, aclamada por sus aduladores, aun cuando debía pagarles como a prostitutas para que le tributasen satisfacción a su ego y delirio.

 Es claro lo que ha sucedido, sus amantes se acabaron cuando se acabó el poder y el dinero.

 La justicia se consuma en el mundo en eso, en la destrucción de su orgullo, en la derrota de su ambición, carece de poder, no tiene fama, su mentira es evidente, no engaña ni a los que querían ser engañados, la Verdad ha salido a la luz y es imposible esconderla, no le quedan adoradores-amantes-aduladores.

 La justicia completa llegará después, cuando finalice su paso por el mundo, ahí definitivamente bajará o descenderá a los infiernos que ha servido para pagar eternamente por el daño que en el mundo ha causado.

 La noche mas oscura que ha atravesado la Argentina llega a su fin con esto, retroceden en algo las tinieblas, pero no significa que surge la Luz, la población deja mucho que desear y si ha reinado semejante bestia infernal es porque no hemos merecido otra cosa.

 Si queremos ver algo mejor mas adelante, ya debemos ponernos a trabajar, cada pueblo tiene los gobernantes que merece, la corrupción abominable de las almas en estos tiempos no tiene parangón, la miseria y degradación de las almas ególatras narcisistas infernal de estos tiempos solo es comparable a la de los peores demonios.

 Esto significa que hay que llegar a ser mejores espiritualmente para llegar a merecer algo mejor terrenalmente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario