07 junio 2016

APORTE PERSONAL EN EL COMBATE ESPIRITUAL EN DEFENSA DE LA PATRIA



APORTE PERSONAL EN EL COMBATE ESPIRITUAL EN DEFENSA DE LA PATRIA


 Cuando vivir es un sacrificio, cada día es un suplicio.

 El máximo sacrificio que podemos hacer en el mundo es vivir, continuar adelante, seguir perseverando cuando el dolor es constante.

 Para algunos no parece algo grave o les resultará incoherente, pero  trata de personas que no han conocido el dolor y no saben lo que es un sacrificio.

 La realidad es que pasar por el mundo padeciendo es horrible, y tanto mas cuando eso se prolonga en el tiempo y peor aun cuando es claro que no hay posibilidad de cambio o se sabe fehacientemente que el único cambio posible es para que la situación empeore.

 Eso vuelve al alma sumamente desgraciada y a los tormentos que padece le añade el sumamente infernal de saber que no puede hacer mas que padecer como en el infierno y que eso será hasta que acabe su paso por el mundo.

 Quiera Dios que todo tiempo se consume y todo plazo se venza definitivamente y así aya un fin aun antes del fin para que al menos podamos respirar y seamos liberados de tan abominables tormentos porque es horrible enfrentar el nuevo día solo sabiendo que será de desgracias y dolores y que no veremos otra cosa mas que penas, angustias y padecimientos.

 Reducidos a esta situación sumamente abominable, asquerosamente injusta, infernalmente insoportable se hallan muchos presos y perseguidos políticos de lo que hemos conocido como ‘democracia’, la dictadura infernal que se enmascara de legal y que es la guerra que nos hicieron nuestros enemigos por medios disimulados para esclavizarnos, someternos y exterminarnos.

 Miembros de las FF.AA. y FF.SS., fueron encarcelados, arrojados a oscuras, húmedas e infernales mazmorras del régimen infernal enmascarado de democrático. Todas sus garantías constitucionales fueron violadas, sus derechos desconocidos y solo han conocido injusticias, tormentos y horrores.

 Ya son trescientos sesenta (360) fallecidos en cautiverio, y veintiún (21), han fallecido desde el diez de diciembre próximo pasado.

 Estas personas son héroes y mártires que con fe y sacrificio siguieron defendiendo a la Patria en un combate espiritual contra las oscuras potencias infernales que se abalanzan para destrozarnos y someternos definitivamente.

 No serán liberados hasta que sean relevados, es decir, nosotros, argentinos que amamos a la Patria, debemos sustituirlos o relevarlos, debemos emprender el combate espiritual con oración, penitencia, ayuno, sacrificio para defender a nuestra Amada Patria.

 Otra vez, estos héroes y mártires han librado un combate espiritual en esos tiempos con su sacrificio, oración, perseverancia, amor a Dios y a la Patria, pero llega su misión a su fin, algunos mueren agotados en el dolor, es hora de que cada uno comience a realizar su aporte en este combate espiritual para defender a la Patria.

 De a poco terminan de ofrendar su vida por Dios y por la Patria, terminan de consumar su santo sacrificio espiritual en el dolor y con sumo sufrimiento. Pronto la Patria quedará totalmente a oscuras y a merced e sus enemigos infernales cuando estas lámparas dejen de iluminarla, defenderla y fortalecerla.


ROTHSCHILD, ANTICRISTO, PLAN ANDINIA:




Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario