22 junio 2016

APARTARSE DEL MUNDO NO ES EVADIRSE



APARTARSE DEL MUNDO NO ES EVADIRSE


 Hay que permanecer alejados o retirados del mundo, pero no significa esto ausentes o evadidos.

 Debemos rechazar el mundo con lo que esto significa, o sea, no compartir vicios, ambiciones, perversiones, depravaciones, miserias, rebeldía contra Dios, desafío a su Voluntad.

 Rechazar el mundo no es irresponsabilidad o escape a lo que a cada uno le corresponde, no es permanecer ausente e indiferente.

 Hay que ser verdaderamente consciente de lo que sucede, conocer la Verdad, no ser hipócritas ocultos que se niegan a abrir los ojos a la realidad.

 Considerar que en esencia la corriente del mundo es egolatría, es ese ser narcisista infernal que solo y siempre se preocupa por sí mismo.

 La interpretación que busca separar de manera absoluto lo terrenal de lo espiritual es totalmente falsa y es debida a los demonios y sus adoradores en el mundo.

 Es verdad que Jesús, El Señor, dijo que hay que dar al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios, pero no dijo que se trata de cosas opuestas y/o excluyentes, contrarias o imposibles de hacer a la vez, sino todo lo contario.

 Hay que adorar a Dios y hay que respetar la autoridad siempre y cuando esa autoridad respete a Dios, lo obedezca, sirva y le pertenezca, nunca cuando sea injusta, rebelde, infernal o pertenezca a una secta y se dedique a concretar los planes de los demonios en el mundo.

 Hay que apartarse de la rebeldía contra la Voluntad de Dios, hay que apartarse de la egolatría narcisista infernal, hay que dejar vicios, ambiciones, corrupciones y perversiones, eso es alejarse del mundo, abandonar al mundo.

 Hay quienes fingen haberse apartado del mundo y dicen haberse consagrado a Dios cuando lo único que hacen es corromperse, enviciarse, ser indiferentes a la Voluntad Divina y hasta sirven a los planes infernales considerándose a sí mismos dioses a seguir, adorar, servir y obedecer.

 Dios mira los corazones, sabe lo que cada uno es y hace mas allá de lo que cada uno diga y crea ser y hacer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario