10 mayo 2016

¿POR QUÉ NO RETROCEDEN LAS TINIEBLAS?



¿POR QUÉ NO RETROCEDEN LAS TINIEBLAS?


 Tenemos que hacer retroceder la muerte-tinieblas que nos envuelven, nimban, rodean, cercan.

 Pesan sobre el alma y la devoran, es el espíritu de orgullo que en la infernal egolatría narcisista hemos desarrollado.

 Es el efecto de la falta de amor a Dios y la consecuencia de amarnos constante, enfermiza e infernalmente solo y siempre a nosotros mismos.

 Considerar que el vacío de Dios solo Dios puede llenarlo, remediarlo, porque no hay nada ni nadie que pueda reemplazar o sustituir a Dios.

 No buscándolo y no recibiéndolo, no aceptándolo y no obedeciéndolo, siempre vamos a continuar padeciendo-sintiendo el vacío abominable infernal.

 Sintiendo-padecido el vacío de la ausencia de Dios que provocamos al renegar de Su Voluntad y prescindir de Él, buscamos saciarnos con otras cosas, nos convertimos en ególatras narcisistas infernales, buscamos desesperadamente adoración, aceptación, reconocimiento.

 También nos entregamos a vicios abominables queriendo llenar el vacío pero solo engendrando mas vacío por el mayor olvido y negación de Dios en que incurrimos.

 También nos volvemos mas obsesivos, caprichosos, miserables desesperados por concretar la voluntad propia y es ahí donde la oscuridad-muerte-tinieblas, el mismo vacío pugna por imponerse, reinar, prevalecer.

 Así es como terminamos autodestruyéndonos, nos convertimos en ruinas, nos hacemos similares a demonios o mas bien, nos des-hacemos, nos es-creamos, nos entregamos a la perdición.

 Debemos buscar el límite natural a podredumbre infernal que avanza destruyéndonos, arruinándonos, corrompiéndonos.

 Ese límite esta dado por el esfuerzo de salir de sí mismo, de buscar a Dios, de discernir Su Voluntad y obedecerlo-seguirlo colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad en nuestra vida.

 No hay otro remedio, salida o solución, solo Dios, pero debemos buscarlo en verdad, aceptar su Voluntad y colaborar en su victoria, en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida haciendo retroceder las tinieblas

Si falta esto esencial, por mas que hablemos de Dios todo el tiempo, continuaremos hundiéndonos en el abismo de egolatría, en el infierno de su ausencia, en eso que construimos y que queremos creer que es ida mientras que no es mas que un abominable sepulcro infernal de ausencia y de negación de Dios, de rebeldía y oposición a Él.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario