07 mayo 2016

PERSEVERAR BUSCANDO Y ELIGIENDO A DIOS



PERSEVERAR BUSCANDO Y ELIGIENDO A DIOS


 Es bueno aceptar el sufrimiento que nos toca porque sirve para madurar, crecer, evolucionar, progresar espiritualmente si lo sabemos aprovechar.

 El problema es apegarse a ese dolor y seguir perpetuándolo añadiendo lo que Dios no ha dado.

 Añadimos cuando sentimos orgullo por lo que hemos padecido y perseverado, cuando el autodesprecio nos vence y terminamos usando el dolor como medio de castigo.

 También añadimos sufrimiento inútil cuando rivalizamos con Dios, nos oponemos a Él, renegamos de su Voluntad.

 Conociendo la Voluntad de Dios simplemente debemos rendirnos-entregarnos y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Aun cuando Dios mismo nos deja libres y con plena capacidad para optar por elegirnos y rechazarlo, es conveniente elegir lo que Él ha querido-sugerido-inspirado.

 Tenemos que aprender a confiar en El, dejar de lamentarnos por nosotros mismos, dejar de entregarnos al abismo de egolatría narcisista infernal en el que acostumbramos escondernos-evadirnos-encerrarnos, es un sepulcro que puede ser eterno.

 La oportunidad de salir la tenemos, si no queremos continuaremos encaminados a la perdición eterna provocándola nosotros mismos y buscando a quienes culpar-acusar-responsabilizar como acostumbran hacer los demonios.

 No vamos a ver cambio, salida, solución, remedio, siquiera algo diferente mientras no hay aun cambio sustancial en nosotros, en la voluntad, en lo que queremos.

 Los cambios esenciales llevan tiempo, es necesario ir haciendo progresivamente la conversión a Dios, es necesario ir derrotando paulatina y constantemente la voluntad propia que defiende el ser esclavos, el hundirse en sí mismo, el elegirse miserablemente a sí de manera constante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario