15 mayo 2016

MENSAJE DEL ESPÍRITU SANTO (15 May 16), y explicación



MENSAJE DEL ESPÍRITU SANTO (15 May 16), y explicación


“Os daré libertad por la libertad que me habéis dado para obrar en vuestra vida”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


“Os daré libertad por la libertad que me habéis dado para obrar en vuestra vida”:


 La libertad a la que se refiere el Espíritu Santo de Dios es la libertad de los hijo se Dios.

 Esta libertad consiste en una verdadera y total libertad que nada tiene que ver con lo que se entiende en el mundo en estos tiempos.

 Libertad no es libertinaje, no es desenfreno, no es entregase a vicios hasta reventar como cerdo sin saciarse nunca.

 Libertad es esa victoria gloriosa en la que alcanzamos la paz luego de haber vencido a los enemigos espirituales.

 Somos libres verdaderamente cuando nos vencemos a nosotros mismos, derrotamos la voluntad propia y a todos los enemigos infernales.

 Visto de esa manera, comprender que lo que el mundo vende, quiere y alaba como libertad es lo absolutamente opuesto.

 El método para alcanzar verdadera libertad consiste en volverse esclavo de la Divina Voluntad.

 Esclavo-siervo incondicional que obedece a Dios, lo sigue en Su Voluntad hasta sacrificarse completamente por Él en el altar de la Divina Voluntad.

 Una vez que el alma se niega a sí misma enciendo, derrotando, humillando y haciendo retroceder a todos los enemigos espirituales, alcanza la verdadera Libertad.

 Considerar que el último enemigo a vencer es la muerte.

 La muerte ruina en nuestra vida por el miedo-egolatría-orgullo.

 Vencemos la muerte cuando dejamos de ser caprichosos obsesivos desesperados en su histeria que andan buscando la manera de imponer su voluntad propia en abierta rebeldía contra la Voluntad de Dios y en claro desafío contra Él.

 Obedeciendo constantemente la Voluntad de Dios, siguiéndolo en verdadera negación y real sacrificio de sí, vamos derrotando, venciendo, humillando y derrotando a los enemigos espirituales y es ahí donde progresivamente vamos adquiriendo verdadera libertad.

 Liberando la voluntad propia y haciendo lo que se nos ocurre-antoja o lo que sentimos según se usa ahora, lo que estamos haciendo en realidad es todo lo contrario, nos esclavizamos haciéndonos reos de la rebeldía, los vicios, las ambiciones, los caprichos, y en definitiva, de los demonios que reinan en todas esas cosas y de éstas se sirven para manipular a las almas arrastrándolas a la perdición.

 En definitiva, la libertad de que la que habla el Espíritu Santo, es esa que no buscamos, no queremos, no nos interesa, ni sabemos siquiera que exista o que sea esencial y primera, es la Libertad Espiritual, la que se logra-obtiene luego de un prolongado y dolorosísimos combate espiritual contra todas las potencias infernales.

 Y cuando dice que le han dado libertad, se refiere a las almas que fueron fieles en la prueba, aquellas que la han padecido por adelantado y que en adelante verán sostén, puntal de la fe para otras almas.

 Considerar que El Señor dijo que conoceremos la Verdad y ésta nos hará libres, nada impide a Dios mismo Revelar la Verdad, hablarle directamente a las almas, sugerirles, inspirarles, darles a entender la Verdad.

Cada uno en su vida conocerá la Verdad, la verá, tomará conocimiento de Ella, le será inspirada-dada-revelada por Dios.

¿Quién puede impedirle a Dios dirigirse a sus criaturas?, ¿Quién puede negarle el derecho a hablarles directamente?.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario