27 mayo 2016

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL (26 May 16), y explicación



MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL (26 May 16), y explicación


“Os encontráis en el infierno de ausencia de vuestro Dios”.

“Comenzad a remediarlo con oración”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Os encontráis en el infierno de ausencia de vuestro Dios”:


 No vemos ni comprendemos la realidad, solo comenzamos a abrir los ojos ahora que ésta nos golpea, azota, castiga y hace padecer.

 Es generalizado y se ha extendido mucho en el tiempo, las almas han rengado de Dios hasta el hartazgo, se opusieron a Él, a su Divina Voluntad, solo para provocar, engendrar, generar el infierno que ahora padecen.

 Sufriendo en lo material comprendemos el infierno provocado en el ámbito espiritual, cuando simplemente deberíamos haber escuchado las advertencias de Dios.

 Es inevitable, no hicimos otra cosa mas que obsesionarnos en satisfacernos, conformarnos, saciarnos hasta reventar como cerdos, nos hemos deformado a imagen y semejanza de demonios, nos transfiguramos y transubstanciamos como los cerdos infernales.

 Quisimos renegar de Dios, nos obsesionamos en obrar sin Él y en contra de Él, por ello es que ahora no hay remedio, el infierno lo provocamos al oponernos sistemáticamente a su Divina Voluntad.

 La situación es simple de comprender, si obedecemos a Dios, tenemos a Dios, si discernimos su Voluntad y lo obedecemos, entramos en comunión espiritual con Él y lo tenemos.

 Como no queremos discernir su Voluntad ni pretendemos obedecerlo, nos encontramos en el infierno que hemos provocado renegando contra Él a mas no poder guiados por demonios.

 Dios Es la Vida, Él mismo Es El Cielo, hace el Cielo donde Está-Vive-Reina-Permanece-Reina, consecuentemente, donde se encuentra ausente, donde no ha sido obedecido, donde las almas reniegan contra su Voluntad, sufren el infierno que merecen y que no es castigo sino consecuencia, ellas han querido estar sin Dios, han pretendido ser sin Él.

 Pretender ser sin Dios y en contra de Él es un delirio de orgullo, es fantasía, es el mismo infierno de ausencia de Dios provocado al disociarse o separarse, escindirse de Él internándose en el abismo del ego.

 Las almas hacen lo que quieren sin límite y sin hartarse hasta autodestruirse, lo que sufren son las consecuencias de renegar contra la Voluntad de Dios.

 Dios no se va ni se esconde, no se niega, son las almas las que reniegan de Él, se apartan de su Voluntad y se provocan el infierno de su ausencia.


2.- “Comenzad a remediarlo con oración”:


 El infierno de ausencia de Dios deben remediarlo volviendo a Él, dejando de hacer aquello que lo provoca, genera, engendra, produce.

 Tienen que orar, no hay otro camino, solución, remedio, salida.

 Deben elevarse, salir de sí, abandonar la egolatría narcisista infernal, tienen que orar.

 Al orar le abren las puertas a Dios, están buscando la única salida que hay que es hacia arriba.

 Al orar entra Dios, pasa Él, se llenan de su Divina Presencia, pueden ver la Verdad y tienen la posibilidad de liberase de su delirio orgulloso.

 No hay otro remedio, salida o solución, solo oración, porque al orar el alma admite su debilidad, indigencia, incompetencia, impotencia, incapacidad, admite que necesita a Dios.

 Si no admite el alma que necesita de Dios, permanece encerrada en el capricho-delirio infernal de querer creer y de pretender demostrar la mentira, que ella por sí sola puede.

 Eso es soberbia, es mentira, fantasía, delirio, capricho, es el veneno de la serpiente, el alma por sí misma nada puede, lo comprueba a diario, solo se niega a verlo y reniega obsesiva e histéricamente de ello, no quiere aceptarlo.

 La oración es lo que vuelve al alma verdaderamente espiritual sacándola del agujero del ego y el sepulcro de su existencia mundana, totalmente terrena e infernalmente inútil.

 Considerar simplemente que el problema real y la raíz de todos los problemas es la ausencia de Dios que han provocado al renegar de su Voluntad y al oponerse sistemáticamente a Él.

 Comprendiendo esto, es simple entender que la única salida, remedio o solución es la oración, o sea, la mejor actividad que en el mundo pueden realizar, oración.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario