04 mayo 2016

MENSAJE DE MARÍA VIRGEN (03 May 16), y explicación



MENSAJE DE MARÍA VIRGEN (03 May 16), y explicación


“Mi Hijo será nuevamente enviado a Revelar la Verdad al pueblo sumido en tinieblas”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:



“Mi Hijo será nuevamente enviado a Revelar la Verdad al pueblo sumido en tinieblas”.


 El pueblo sumido en tinieblas es el conformado por aquellas almas que sinceramente buscan, aman y siguen a Dios en la vida diaria mas allá de la religión que practiquen.

 Esto es así porque Dios mira los corazones, considera las intenciones, ve la pureza y rectitud en el obrar, la sinceridad.

 No considera en las almas el orgullo de pertenecer a tal o cual religión o de practicar tal o cual rito.

 A todas llama y a todas dará la oportunidad de buscar sinceramente la Verdad.

 A todas pedirá que salgan de sí definitivamente y a todas dará la oportunidad de vencerse, de elegir el verdadero Camino, de buscar la Verdad.

 A todas las almas hablará, les revelará la Verdad, a todas invitará a salir de sí, a abandonar el bajo mundo cubierto de tinieblas de la inmunda egolatría narcisista infernal.

 Jesús, El Señor, volverá, y lo hará para revelar la Verdad haciendo retroceder a las tinieblas, para hacer brillar la Luz Verdadera de la Divina Presencia de Dios en y entre nosotros.

 Comprender que Él se dirigirá a todas las almas como el sol que alumbra a todos, pero las almas deberán salir de sí, abandonar la egolatría, dejar de apegarse a la mentira, dejar de cultivar el orgullo que es la muerte y que es la fuente de tinieblas.

 Saldrán de las tinieblas aquellas almas que acepten la Verdad, que dejen de pensar en sí, que dejen de obrar por y para sí, las almas que abandonen la egolatría.

 Saldrán de las tinieblas las almas que dejen de estar en guerra contra Dios, las que dejen de oponerse a su Voluntad, aquellas que perdonen, suelten y olviden.

 Saldrán de las tinieblas las almas que dejen de encapricharse y que maduren, que se levanten del abismo de lástima y de enfermiza e infernal autocompasión.

 La oportunidad para salir de las tinieblas la tendrán todas, pero deberán colaborar, es decir, tendrán que dejar de renegar de Dios, dejar de oponerse a su voluntad, perdonar, dejar de reclamar, dejar de engendrar odio.

 Las almas que maduren-crezcan, saldrán de las tinieblas. Aquellas que se vuelven, abandonarán las tinieblas, mientras que aquellas que no lo hagan, padecerán tinieblas peores porque se volverán mas densas, infernales, opresivas y esclavizantes.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario