15 mayo 2016

MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR (15 May 16), y explicación



MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR (15 May 16), y explicación


“Volverán por la Puerta que Yo abrí delante de vosotros”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


“Volverán por la Puerta que Yo abrí delante de vosotros”:


 La Puerta que El Señor mismo ha abierto es la de su Revelación continua constante, sin fin ni límite.

 No hay otra manera de acceder a Dios mas que la Revelación, nadie puede alcanzar el cielo por sí mismo, nadie vuela, solo lo conocemos cuando se abre-da-dona-revela.

 No basta con solo aprender revelaciones suyas pasadas, la revelación es continua, su don es constante, es como el sol, no nos sirve lo que alumbró ayer, es necesario su luz de hoy.

 Él no ha dejado de revelarse-darse-donarse, nosotros hemos dejado de escucharlo, mirarlo, prestarle atención.

 Nos hemos hundido en el abismo de infernal egolatría narcisista no haciendo mas que preocuparnos por nosotros mismos generando tinieblas y liberando a los enemigos infernales que nos persiguen y atormentan.

 Vencidos por la misma desgracia que hemos provocado continuamos haciendo lo que nos perjudica, es decir, seguimos renegando y prescindiendo de Dios, nos elegimos a nosotros mismos volviéndonos esclavos de la imagen que hemos construido.

 Él quiere estar con nosotros todo tiempo, en todo momento, no quiere dejar de permanecer en nuestra vida, pero es necesario colaborar en ello.

 Colaborar en su Vida-Presencia en nosotros requiere aceptación real de Él, de la Verdad, de su Divina Voluntad.

 Considerar que obedecer a la religión no es obedecer a Dios porque la religión no obedece a Dios.

 Es tiempo de elección, como ya lo dijo Él mismo, “Conmigo o contra Mí” y elegir al Señor es buscarlo, discernir su Voluntad y seguirlo-obedecerlo en lo que puntualmente quiere, pide, lo que Él Revela.

 Volviendo a la puerta, específicamente se trata de eso que nos humilla, vence, derrota el orgullo y nos recuerda la Verdad, nos revela la Verdad-Voluntad de Dios, nos devuelve al ser conscientes de que somos humanos y no dioses autosuficientes que por sí mismos todo lo pueden.

 Cada uno en su propia vida tendrá este recordatorio forzoso de la Verdad, la espina, el aguijón, lo que lo derrotará en el orgullo y le recordará la Verdad demostrándole la necesidad de real de Dios que todos tenemos abriendo así el camino para buscar El Camino, Su Voluntad, y obedecerlo-seguirlo en verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario