30 mayo 2016

LA VERDAD ES SIMPLE



LA VERDAD ES SIMPLE


 La primera Verdad Esencial Es simple, Él Es Dios.

 La segunda Verdad Esencial Es simple, Él Siempre Gana.

 Las almas se engañan cuando creen que ganan a Dios, se engañan a sí mismas, se dejan engañar y creen el embuste de satanás y sus demonios.

 Los enemigos infernales venden la mentira-engaño-error, la fantasía de que se puede vencer a Dios, de que se le puede ganar.

 Las almas idiotas, ególatras, caprichosas, creen eso y se dejan engañar, se esfuerzan en vivir la fantasía, solo se dedican a permanecer en el error.

 Las idotas no ven que se consumen a sí mismas, se devoran en el deseo ardiente de adoración, pierden la escasa y de por sí miserable vida que tienen.

 A la vez son devoradas y consumidas por los enemigos infernales que quieren mantener y perpetuar el engaño, prevalecer la mentira, imperar el error, porque mientras esto sucede, ellos pueden seguir devorando a las almas vivas.

 Ellos se alivian de sus tormentos y las almas conocen los tormentos infernales, sufren el vacío-ausencia de Dios y padecen el infierno en vida.

 Deben aceptar la Verdad, no pueden seguir engañándose, a Dios no lo pueden vencer, Él Es Dios, no pueden prescindir de Él, lo que tienen no es vida, es una miserable existencia infernal, abominable, corrupta y camino a la perdición eterna.

 Construyen la fantasía de que por sí mismas pueden, que no necesitan de Dios, y así duran un tiempo, pero están consumiéndose, corrompiéndose, arruinándose y entregándose a la perdición eterna, exponiéndose a todos los enemigos infernales.

 Mientras se nieguen a ver la realidad y a aceptar la Verdad, van a seguir pudriéndose, corrompiéndose, arruinándose, deteriorándose, perdiéndose en vida, sumergiéndose en la muerte, entregándose a las tinieblas, yendo al infierno.

 Realmente construyen una ficción, tratan de ver-creer esa mentira, pero solo se arruinan, de Dios no pueden prescindir, solo conocerán tinieblas, vacío, desolación y muerte, desde ahora y para siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario