30 mayo 2016

ESTAMOS MUERTOS, VOLVER A LA VIDA



ESTAMOS MUERTOS, VOLVER A LA VIDA


 Algo que las almas no acaban de comprender es que ya ahora se encuentran en estado de muerte porque son ególatras narcisistas infernales que generan orgullo y no amor.

 Se consumen deseando adoración y ahí es donde provocan tinieblas-orgullo, es el efecto de consumirse-devorarse tratando de obtener lo que solo corresponden a Dios, lo mismo que le deben y no le tributan.

 Ya están muertas, lo que tienen es una mera existencia abominable e infernal que nada tiene que ver con la Vida.

 Se pudren en esta existencia miserable corrompiéndose, estropeándose y arruinándose de manera irrecuperable, y así es como tienden al infierno eterno.

 Ya desde ahora se encuentran en un estado infernal, es decir, sin Dios, porque yacen en el sepulcro de su ego.

 Adoran a su ídolo, el ‘yo’, lo creen su salvación porque suponen que puede obtenerles adoración, satisfacción, gloria, etc., todo cuanto su ego quiera.

 Ego y ‘yo’ y trabajan juntos, el ‘yo’ orgulloso es una ficción, una mentira, una invención del mismo ego, un error, disociación de la realidad.

 Tenemos que dejar de adorar la mentira, dejar de querer vivir-permanecer en el engaño, dejar de construir el error, debemos buscar la Vida-Verdad, a Dios, su Revelación.

 Solo recibiendo su palabra de Vida, la Verdad, dejándonos corregir por dios y siguiéndolo obedeciéndolo, volveremos a la Vida, a la Verdadera Vida, al estado de Cielo.

 Solo si Dios tiene Vida-Presencia en nosotros tendremos Vida, porque Él Es la Vida y solo si Hace Su Voluntad es que Él tiene Vida-Presencia, o sea, si Reina.

 Solo si lo dejamos hacer su Voluntad tiene Vida-Presencia en nosotros y es así como nosotros tenemos Vida Eterna saliendo de la postración de la muerte terna.

 Comprender que en esto es esencial el Santo Sacrificio Espiritual, el sacrificio de la voluntad propia ofrecida a Dios para buscar y aceptar su Voluntad y para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Ese Santo sacrificio Espiritual nos coloca en comunión con Dios y es ahí donde Dios Vive-Reina-Permanece y es ahí donde tenemos Vida Eterna, Sobrenatural, Espiritual Verdadera.

 Si Dios permanece muerto-ausente, si prevalece nuestra voluntad, nosotros tenemos muerte, una existencia de muerte, oscura, en tinieblas, infernal, y se nota en que nos corrompemos, carecemos de buena voluntad y vamos de abismo en abismo deteriorándonos, arruinándonos, volviéndonos semejantes a demonios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario