27 mayo 2016

ES DIFÍCIL, ES UN SACRIFICIO



ES DIFÍCIL, ES UN SACRIFICIO


 Tenemos que dejar de querer imponerle la propia voluntad a Dios, simplemente debemos buscar su Voluntad y aceptarla, entregarnos a Ella, colaborar en Que Se haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Hay que rendir la voluntad propia y no abriendo bien en que, tenemos que perseverar y Él nos va a iluminar al respecto, revelar donde es que estamos tratando de imponerle la propia voluntad.

 Esto es así porque si le imponemos la propia voluntad creemos que ganamos o que obtenemos lo que buscamos, queremos, deseamos, pero en realidad, es otro el que consigue lo que desea.

 La voluntad propia es expresión de rebeldía, es fruto de la egolatría y es miedo, preocupación por sí, es egoísmo y también es clara desconfianza de Dios, miedo.

 Lo que debemos hacer es darle libertad, permitirle lo que quiere, no oponernos a ello y hasta colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Mientas ganamos e imponemos la voluntad propia, estamos perdiendo porque es el enemigo el que nos impone su voluntad mientras que tratamos de creer que es por y para nuestro bien cuando en realidad nos manipula, domina, controla.

 Lo hace para impulsarnos a la perdición mientras que nos sugiere que es por salvación.

 En realidad solo quiere salvar su reino-dominio-control-poder, lo que tiene sobre nosotros para saquearnos, disponer de nuestra vida, succionarnos vitalidad.

 Incluso tiende trampas para convencernos de que es absolutamente necesario como nos lo ofrece.

 Es inútil, siempre va a tenernos como maleta de loco, debemos vencerlo y esto lo conseguimos perdiendo, renunciando a nosotros mismos, deponiendo la voluntad propia, dejando de querer hacer lo que pretendemos.

 En esencia, debemos vencer el miedo, itar caer en la venganza.

 Es la tentación mas difícil de vencer, es el fruto mas dulce que el adversario nos ofrece para tentarnos, pero no soluciona nada, solo provoca mas desgracias.

 Es asqueroso y humillante, doloroso para el orgullo, pero es necesario morir, rendirse, aguantar, si perdonamos y no vengamos, después, con tiempo y a la larga, Dios se ocupa y hace justicia. Paciencia, morir a sí mismo y seguir, no hay ningún secreto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario