27 mayo 2016

ELIGIERON SU ORUGLLO Y AHÍ SE AUTODESTRUYEN



ELIGIERON SU ORUGLLO Y AHÍ SE AUTODESTRUYEN


 Las personas que no se han defendido de la mentira-engaño-error sucumbirán por ella.

 Aquellas personas que no se han defendido contra estos enemigos infernales, sino que los han defendido a ellos buscándolos y atesorándolos, por su mismo orgullo-mentira-error-delirio, perecerán.

 Por Dios podían y debían liberarse de la fantasía, dejar de mentirse a sí, dejar de ser ególatras narcisistas infernales, pero no han querido, prefirieron engañarse, de decirse las mentiras que deseaban creer y hacer creer.

 Se encerraron en sus delirios y quisieron ver lo que se les antojó, quisieron creer lo que se les vino en ganas, y también gustaron las mentiras-seducciones-engaños de los demonios.

 No apreciaron debidamente la realidad ni quisieron hacerlo, no dejaron que Dios los defendiera contra la mentira, no quisieron salir del engaño, no abandonaron el error, al contrario, se emperraron, empecinaron, obcecaron, mas tercos que mula siguieron eligiendo las tinieblas y a todos los enemigos infernales.

 Buscaron lo que les perjudicaba, quisieron lo que los arruinaba, se arrojaron a las tinieblas, se sumergieron en el infierno y no solo una, sino mil veces volvieron a elegir renegar de Dios, oponerse a Él, hacerle la guerra a su Voluntad Divina.

 Quisieron librar su orgullo y cultivarlo, exagerarlo, no reconocer límite alguno, entonces, hoy solo tienen orgullo, un inmenso y abominable delirio infernal, una fantasía en la que se pierden.

 Es irremediable que el orgullo como tinieblas que es, se desvanezca, están en la ruina, no pueden hacer cosa aluna para remediarlo.

 Pero ni así aceptan la realidad, solo continúan renegando, oponiéndose a Dios y siguen sosteniendo el orgullo que se cae a pedazos.

 Se terminan de consumir, acaban de autodestruirse al confirma que desean ser delirantes, es decir, sostienen que su orgullo continúa estando ahí cuando no lo esta claramente.

 Eligieron su orgullo, lo defendieron, lo cultivaron y continúan sosteniéndolo, es hora de que sucumban a causa de éste, no tienen mas que orgullo, no son otra cosa mas que orgullo, que se vuelven polo y cenizas, que queden totalmente consumidos y transformados en orgullo delirante mientras busquen adoración para su ego.

 Ha sucedido y continuará ocurriendo, los cerdos ególatras narcisistas infernales seguirán delirando de orgullo llevando su fantasía al extremo de consumirse transformándose en demonios, convirtiéndose en nada.

 Son numerosos los hechos en la historia donde quienes no han querido volver a Dios ni aceptar la salvación terminaron entregados a su orgullo y éste se ha desatado arrastrándolos a su autodestrucción cuando les toca la humillación por fuerza mayor que no pueden aceptar.

 No limitaron su orgullo renunciando a éste, no volvieron a Dios en su momento, solo buscaron venganza y así es como se convirtieron en delirantes de orgullo, esclavos de éste, ahora su mismo orgullo se desata conduciéndolos a autodestruirse.

 Se van a estrellar contra la pared que no podrán pasar, se van a arruinar sin remedio, salida o solución.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario