04 mayo 2016

DEJAR DE PELEAR CONTRA DIOS



DEJAR DE PELEAR CONTRA DIOS


 Por mas que cueste, debemos hacer el esfuerzo, y cuanto mas esfuerzo y sacrificio requiera, mejor, hay que buscar a Dios, no tenemos otra obligación mas importante.

 Debemos dejar de andar entre excusas y lamentos, debemos levantar la cabeza, salir del abismo de egolatría.

 Tenemos que dejar de estar en guerra contra Dios.

 Hay que discernir la Voluntad de Dios para obedecerlo, aceptarlo, para dejar de estar en guerra contra Él.

 No basta con decir que lo amamos, comprender que somos ególatras y que solo hemos construido una apariencia de religiosidad, de espiritualidad.

 Somos miserables miedosos preocupados por nosotros mismos que nos dejamos engañar por demonios.

 No nos levantamos del abismo de egolatría, solo pensamos en nosotros, tememos por nosotros y vemos a Dios como enemigo dejándonos llevar por la enfermiza e infernal egolatría narcisista, por es miedo-preocupación que nos ahoga, sofoca y esclaviza.

 Porque nos hundimos-encerramos en nosotros mismos solo vemos tinieblas en derredor, nos rodean los demonios y terminan enloqueciéndonos.

 Ciegos corremos sobre la faz de la tierra obsesionados, encaprichados en imponer la propia voluntad, entrando en guerra contra Dios.

 Dios no se va a ocupar de lo que nos preocupa, atemoriza, escandaliza, Él se ocupa de lo que es realmente importante, eso que nos preocupa es una distracción de los demonios.

 No hemos librado el combate espiritual ni sabemos hacerlo, por ello es que los enemigos nos dominan, someten y esclavizan como se les antoja haciéndonos padecer el infierno en vida.

 Simplemente considerar esto: Hay que dejar de estar en guerra contra Dios, que cada uno piense, medite, discierna la Verdad, que cada uno considere donde esta y donde va.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario