02 mayo 2016

CUALQUIER COSA CON TAL DE OBTENER ADEPTOS



CUALQUIER COSA CON TAL DE OBTENER ADEPTOS


 El que era el primer ángel se convirtió en el primer demonio porque fue el primero en rebelarse contra Dios.

 Se rebeló porque se hundió en sí mismo y se preocupó por sí.

 Se eligió a sí mismo renegando de Dios, oponiéndose a su Voluntad.

 Temió por sí, deseo ser adorado y supuso que no lo obtendría, lo deseó con mas ganas, se enfureció y odió-despreció-condenó a Dios en su interior.

 Siguió alimentando el deseo, avivando el fuego, siguió deseando ser adorado y continuó temiendo no recibir esa adoración, entonces, siguió alimentando el odio-desprecio a Dios.

 Ahí surgió el deseo de rebelarse y cuando Dios no cumplió sus expectativas, concretó su rebeldía, vomitó su odio.

 Cuando advirtió que Dios no cumplió con lo que deseaba y vio claramente que no se lo daría, se creyó justificado para vomitar su odio.

O mas bien en ese momento no pudo contenerlo mas y ahí reventó de furia vomitando su odio, queriendo venganza.

 Todo su orgullo delirante, su ardiente deseo de ser adorado, se encendió y se convirtió en furia-odio-maldad-deseo de venganza.

 Perdió la consciencia, la noción de la realidad y se lanzó en contra de Dios convirtiéndose en ese abominable dragón rojo.

 Finalmente sedujo a otros ángeles apostatas, rebeldes, ególatras, orgullosos y les prometió lo imposible, la victoria sobre Dios, reinos, etc., cualquier cosa con tal de obtener adeptos a su causa inútil y autodestructiva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario