30 mayo 2016

ADQUIRIR VERDADERA AUTORIDAD



ADQUIRIR VERDADERA AUTORIDAD


 La verdadera autoridad no es fruto de la violencia, sino de vencerse a sí mismo.

 Por violencia se imponen, hacen prevalecer la voluntad propia y construyen poder, pero es precario, son odiados y padecerán la venganza.

 La autoridad real es fruto de vencerse a sí mismo, negarse, entregase a la Voluntad de Dios, porque ahí Dios permanece en el alma y Él Es El Poder Mismo, de Él mana la autoridad que hace retroceder a todos los enemigos.

Siempre es necesario vencerse a sí mismo, luego los enemigos caen solos, ceden, no tienen poder, solo tienen poder mientas que lo tienen dentro de nosotros, en nuestra vida, cuando somos ególatras, caprichosos, rebeldes a Dios y semejantes a ellos.

 La mejor manera de vencer a satanás y hacer retroceder a las tinieblas es vencerse a sí mismo, obedecer a Dios, aceptar su Voluntad.

 Mejor aun todavía es aceptar esa Voluntad permisiva de Él en la que nos toca padecer como unos malditos condenados en este mundo y en la que permaneciendo firmes, damos testimonio de la Verdad a imagen y semejanza del Señor, Jesús, El Hijo de Dios.

 Ahí es donde vencemos a todos los enemigos espirituales, los hacemos retroceder, los derrotamos y los arrojamos al infierno.

 Las mas violentas batallas son para vencerse a sí mismo para obedecer a Dios y colaborar en el triunfo de su Voluntad, y éstas son las mas gloriosas, así como las mas ocultas y hasta incomprendidas en el mundo.

 El combate espiritual no es grato, es necesario, recordar al santo de Job, milicia es la vida sobre la faz de la tierra.

 Si no nos vencemos a nosotros mismos, estamos derrotados y somos eslavos en la propia vida-casa-corazón y así pasaremos al infierno, pues la eternidad no puede ser diferente de lo que hacemos y como existimos acá que es su preludio.

 Comprender que debemos forjarnos una eternidad real, divina, espiritual, superior, no infernal y ególatra, miserable, si no nos vencemos, si no derrotamos la voluntad propia instigada y manipulada por nuestros enemigos, ya estamos arruinados ahora y para siempre, para toda la eternidad.

 A la fuerza podemos llegar a vencer a los demonios, pero dijo El Señor que no debemos alegrarnos porque nos obedezcan, sino por tener escrito el nombre en el Cielo.

 En eso debemos empeñarnos, los demonios nos distraen llamándonos a la batalla porque se alimentan de nosotros mientras que perdemos tiempo tratando de echarlos.

 Debemos quitarle sustento, no dejar que se apeguen, llenar el vacío, buscar donde se abrocharon-adhirieron-apegaron, desatar ese nudo, eliminar esa rebeldía que les abrió la puerta y nos dejó a su merced.

 Comprender que la mejor manera de vencer a satanás es no siendo como él, por ello es que debemos ser obedientes a Dios hasta la muerte.

 El que tiene Autocad sobre sí mismo por haberse vencido-negado para obedecer a Dios colaborar en su triunfo, es verdaderamente libre y ha obtenido la verdadera victoria.

 Tal victoria en el mundo puede ser tomada por derrota desde el punto de vista terrenal, porque en el mundo se celebra la rebeldía contra la Voluntad de Dios.

 La victoria real es obedecer a Dios y renunciar a sí mismo, o sea, abrazar la Cruz.

LA VERDAD ES SIMPLE



LA VERDAD ES SIMPLE


 La primera Verdad Esencial Es simple, Él Es Dios.

 La segunda Verdad Esencial Es simple, Él Siempre Gana.

 Las almas se engañan cuando creen que ganan a Dios, se engañan a sí mismas, se dejan engañar y creen el embuste de satanás y sus demonios.

 Los enemigos infernales venden la mentira-engaño-error, la fantasía de que se puede vencer a Dios, de que se le puede ganar.

 Las almas idiotas, ególatras, caprichosas, creen eso y se dejan engañar, se esfuerzan en vivir la fantasía, solo se dedican a permanecer en el error.

 Las idotas no ven que se consumen a sí mismas, se devoran en el deseo ardiente de adoración, pierden la escasa y de por sí miserable vida que tienen.

 A la vez son devoradas y consumidas por los enemigos infernales que quieren mantener y perpetuar el engaño, prevalecer la mentira, imperar el error, porque mientras esto sucede, ellos pueden seguir devorando a las almas vivas.

 Ellos se alivian de sus tormentos y las almas conocen los tormentos infernales, sufren el vacío-ausencia de Dios y padecen el infierno en vida.

 Deben aceptar la Verdad, no pueden seguir engañándose, a Dios no lo pueden vencer, Él Es Dios, no pueden prescindir de Él, lo que tienen no es vida, es una miserable existencia infernal, abominable, corrupta y camino a la perdición eterna.

 Construyen la fantasía de que por sí mismas pueden, que no necesitan de Dios, y así duran un tiempo, pero están consumiéndose, corrompiéndose, arruinándose y entregándose a la perdición eterna, exponiéndose a todos los enemigos infernales.

 Mientras se nieguen a ver la realidad y a aceptar la Verdad, van a seguir pudriéndose, corrompiéndose, arruinándose, deteriorándose, perdiéndose en vida, sumergiéndose en la muerte, entregándose a las tinieblas, yendo al infierno.

 Realmente construyen una ficción, tratan de ver-creer esa mentira, pero solo se arruinan, de Dios no pueden prescindir, solo conocerán tinieblas, vacío, desolación y muerte, desde ahora y para siempre.

SUCUMBEN EN SU MISERIA SIN QUERER VOLVER



SUCUMBEN EN SU MISERIA SIN QUERER VOLVER


 Cada uno en su vida-casa-corazón debe recibir a Dios, cada cual debe hacer el esfuerzo de recibirlo y de colaborar en su Presencia-Reinado.

 Él Es Dios, Él Es la Vida-Verdad, todo lo recibimos de Él, nada tenemos sin Él, solo conoceremos vacío, muerte, oscuridad, tinieblas, abominación, ruina, corrupción, destrucción, etc., o sea, lo que vemos a diario.

 Cada cual debe buscar la comunión con Dios, estar unido-enlazado a Él, permanecer en su Creencia, caminar bajo su mirada, en su Luz, en ese camino de luz que solo Él abre y señala delante para que lo sigamos.

 Traza un camino para que salgamos del abismo de infernal egolatría narcisista, por ello es que debemos discernir su voluntad para ver ese camino, para seguirlo a Él que ha venido a sumergirse en nuestro ego para sacarnos, rescatarnos, redimirnos.

 Es de idiotas pretender decirle a Él, Nuestro Salvador, lo que debe hacer o como lo debe hacer, que se quebrante el orgullo y que se desvanezca el deliro de orgullo tenemos que dejar de ser idiotas, dejar de cultivar la estulticia, tenemos que obedecer a Dios.

 Ególatras narcisistas infernales que solo se adoran a sí, a la falsa imagen que de sí construyen, buscan aceptación, reconocimiento, atención y adoración para ese ídolo-fantasía que construyen, lucen y exponen.

 Se rinden ante su fantasía-delirio, la falsa imagen de sí que no es mas que la expresión clara de su rebeldía contra la Voluntad de Dios.

 Son esclavas de ese delirio y se consumen sosteniéndolo, extendiéndolo y haciéndolo reinar, prevalecer, ver, adorar, servir.

 Se autodestruyen, se consumen convirtiéndose en orgullo, se queman, arden deseando ser adoradas y ahí es donde se convierten en tinieblas, a la vez que también se vuelen tinieblas al ser consumidas-devoradas por los enemigos espirituales.

 No solo se arruinan sino que meten a otras almas en el agujero de su abismo al buscar adoradoras para su fantasía, esa que lucen como imagen y que creen la salvación y liberación del infierno que padecen.

 Padecen el infierno que se provocan porque prescinden de Dios, reniegan de Él y se oponen a su Voluntad, se hunden en sí y ahí se autodestruyen, encima, se devoran deseando ser adoradas y esforzándose en hacer ver la falsa imagen que de sí construyen.

 Lo que hacen es buscar el falso remedio que es lograr ser adoradas para alimentar su ego, pero así es como siguen arruinándose, deben remediar el problema central, esencial, que es la ausencia de Dios.

 Simplemente, si continúan prescindiendo de Dios, van a seguir imponiéndose mentiras y van a continuar siendo engañadas por los demonios que van a seguir devorándolas en vida, corrompiéndolas, arruinándolas y arrastrándolas al infierno ya desde ahora.

 No quieren volver a la Vida, no aceptan la Verdad, no buscan a Dios, continúan arrastrándose en tinieblas, siguen internándose en el infierno de ausencia y negación de Dios.

VIDA-VERDAD-PALABRA VIVA DE DIOS



VIDA-VERDAD-PALABRA VIVA DE DIOS


 Hundidos-abismados en nosotros mismos, nos consideramos dioses porque nos olvidamos pronto de Dios, ahí reina la mentira.

 Estamos sumergidos en tinieblas, es decir, perdidos en nuestro abismo-sepulcro-ego-yo, naufragamos en la propia miseria, nos perdemos en esa nada abominable y corrupta que somos.

 Ahí abajo nos lamentamos, nos miramos con lástima, pena, enfermiza e infernal autocompasión abominable volviéndonos pusilánimes.

 De ese abatimiento nos alzamos desafiantes, furiosos, llenos de odio, defendiendo el orgullo y estableciendo el ‘yo’ caprichoso no sabiendo ni siquiera donde vamos ni donde queremos ir.

 Seguimos naufragando en tinieblas, chapoteando en el barro, revolcándonos en el lupanar abominable con y como demonios solo para deteriorarnos, estropearnos, corrompemos de manera casi irrecuperable.

 Empleamos el escaso tiempo que tenemos en volvernos peores, no hacemos nada bueno, todo es abominación, corrupción, mentira, engaño, error, elección de satanás y de su reinado que es la muerte-tinieblas-orgullo.

 Como idiotas estamos dándole al adversario y a su reina, la muerte eterna, nuestra vida miserable para volverla mas miserable aun.

 Alimentamos el ego arruinándonos, autodestruyéndonos, corrompiéndonos, y no hacemos mas que negar la realidad, ver las mentiras que deseamos creer.

 Vamos de abismo en abismo y luego nos quejamos del vacío infernal que padecemos pero no vemos como nos hemos encerrado en el círculo satánico infernal de destrucción, muerte, ruina, corrupción, abominación, desolación.

 Buscamos solución o salida en lo que no lo hay, donde solo hay mas ruina, destrucción, muerte, vacío y desolación.

 Buscamos como remedio la mentira, nos drogamos con ella, y ésta solo engendra mas vacío, mas ausencia de Dios, una ruina mas grande.

 La salida o solución no es hundirse en sí mismo, es salir de sí hacia arriba, buscando a Dios, la Verdad, su Revejación, esa Palabra de Vida.

 Esto significa que nadie se salva a sí mismo y menos diciéndose las mentiras que desea escuchar-ver-creer y hacer ver-creer, nadie se salva prescindiendo de Dios y diciéndose a sí mismo que es dios, eso es satanismo, autodestrucción, suicidio espiritual, la Verdad Es que Él Es Dios, y la Verdad es que Él Siempre Seguirá Siendo Dios, por lo tanto Él Es la Verdad y de Él proceden la Verdad y la Vida, prescindiendo de Él solo tenemos delirios, nos perdemos en fantasías, nos encerramos en la mentira abominable que deseamos ver-creer.

REINO-VENIDA-PRESNECIA-VERDAD



REINO-VENIDA-PRESNECIA-VERDAD


 Pasan las almas mucho tiempo postradas en tinieblas pudriéndose, corrompiéndose, deteriorándose, entregándose a sus enemigos espirituales, colaborando en al ruina que éstos desean que padezcan ahora y para siempre.

 No solo no colaboran con Dios sino que colaboran demasiado con sus enemigos, a nadie le interesa su Bien Verdadero, prefieren su ruina mientras que solo se esfuerzan en corromperse.

 Es abominable, sumamente repugnante, pero a las almas no les interesa volver a Dios, salir del abismo, prefieren las tinieblas, siguen sumergiéndose en el infierno de negación de Dios, de rebeldía abominable contra su Voluntad.

 Se habitúan a la miseria mientras se pudren en vida, se corrompen y no hacen mas que esforzarse en corromperse hasta pudrirse de manera irrecuperable.

 Todo esto s debe a que progresan humana, tecnológica y superficialmente, pero siguen deteriorándose espiritualmente.

 El progreso real es espiritual, pero no lo buscan ni colaboran en obtenerlo, al contrario, se esfuerzan mucho para estropearse, corromperse, arruinarse, deteriorarse de manera irrecuperable.

 El progreso espiritual solo se obtiene saliendo del abismo de egolatría, negándose a sí mismo, dejando de adorar la falsa imagen de si, buscando a Dios, discerniendo su Voluntad y obedeciéndolo-siguiéndolo, colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad de nuestra vida.

 Solo si Dios hace su Voluntad en nuestra vida tenemos su Vida-Presencia, solo así Él Reina y así es como tenemos el Reino de Dios en nosotros.

 Otra vez, Dios debe reinar en nuestra vida, debe hacer su Voluntad, solo así tendremos su Reino, no hay ningún misterio en esto y esa es también su Segunda Venida.

 Yacemos en tinieblas, nos perdemos en la oscuridad, sucumbimos ante la muerte eterna y es porque hemos renegado y prescindido de Dios que Es la Vida, si continuamos haciéndolo solo seguiremos deteriorándonos, corrompiéndonos, estropeándonos de manera que será ya imposible volver, salir, liberarse.

 Tenemos que decirle “¡Basta!” a nuestro ego-orgullo, dejar de satisfacerlo-conformarlo, dejar de arrojarnos en ese abismo abominable, tenemos que dejar de ser esclavos del propio vacío remediándolo, buscando la Luz Verdadera, El Espíritu Santo, a Dios mismo, su Esencia-Vida-Verdad.

 Si no obramos así, continuaremos en caos y confusión, en las tinieblas pudriéndonos en vida, consumiéndonos, autodestruyéndonos, entregándonos a la perdición eterna, sumergiéndonos en ella ya desde ahora, y por ello, manifestando que la preferimos en el lugar de Dios.

ÉL VINO A TRAER LA LUZ



ÉL VINO A TRAER LA LUZ


 Es obligación de todas las almas de buena voluntad hacer retroceder las tinieblas, derrotar a los enemigos espirituales, dejar de entregarse a la perdición eterna, buscar a Dios.

 Somos criaturas de Dios, nadie se creó a sí mismo, pero sí cada uno termina de perderse a sí mismo por mas que otros colaboren en ello.

 Cada cual debe colaborar en la salvación de su alma y en la salvación de otras almas, o al menos, no estorbar, y mucho menos colaborar en la perdición propia y ajena.

 Es verdad, Dios Salva, pero no lo hace contra nuestra voluntad, debemos manifestar que deseamos ser salvados por Él, tenemos que colaborar en que nos salve.

 Es verdad, Jesús nos Salvo con su Santo Sacrificio, con su Muerte y Resurrección, pero también es Verdad que esa salvación debe hacerse efectiva.

 Se hace efectiva cuando la aceptamos. La aceptamos cundo lo aceptamos a Él, cuando aceptamos que sea nuestro Dios, Señor, Rey, cuando le permitimos hacer Su Voluntad en nuestra vida y lo seguimos obedecemos colaborando en el triunfo de su Divina Voluntad.

 No nos salva contra nuestra voluntad ni sin nuestra colaboración, es absolutamente colaborar y demostrar interés, manifestar la voluntad de ser salvados.

 Demostramos interés y manifestamos la voluntad de querer ser salados por Él cuando lo obedecemos. Para obedecerlo es necesario escucharlo, mirarlo, orar, prestarle atención y discernir su Voluntad, es mas que lógico y coherente, no podemos obedecer a nadie si no lo escuchamos.

 Comprender que nadie se salva a sí mismo, Dios no hace cosas superfluas o inútiles, Dios no es estúpido, los idiotas somos nosotros que queremos dejar de lado lo que Dios nos ha dado.

 Dios nos ha dado un Salvador y a Él debemos buscar, seguir, obedecer, aceptar, quien no discierne su Voluntad y no lo obedece, camina en tinieblas porque Él Es la Luz del mundo, Es la Luz Verdadera Venida al mundo, a este mundo sumido en tinieblas que tiende a su perdición eterna.

 Él Vino al mundo para guiar a las almas a la Luz-Vida-Verdad, para devolverla a Dios, para rescatarlas, salvarlas, redimirlas, de las almas depende que todo sea realidad y se haga efectivo, en potencia todo es, pero de cada uno depende que sea realidad, recibir esa salvación, hacerse beneficiario, ser salvado.

COLABORAR EN LA VENIDA DEL REINO DE DIOS



COLABORAR EN LA VENIDA DEL REINO DE DIOS


 El alma que sale de sí misma buscando la Verdad, elevándose, que busca a Dios para aceptarlo-seguirlo-obedecerlo, obtiene la Luz Verdadera para su vida y entorno.

 Si son muchas las almas que realizan esto, logran hacer retroceder a las tinieblas y colaboran en la Venia del Reino de Dios.

 Estamos en el momento en el que no debemos esperar mas la Venida del Señor, es la hora de colaborar en hacerla efectiva.

 Hacemos efectiva la Venida, Vuelta, Segunda Venida, Parusía del Señor cuando lo buscamos y aceptamos, cuando discernimos su Voluntad y lo obedecemos-seguimos colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe su Voluntad en nuestra vida.

 Él quiere establecer su Vida-Presencia en los corazones, mentes y mundo, quiere hallarse Vivo y Presente en nuestra vida comunicándonos su Vida, Vida Eterna, Sobrenatural, Espiritual.

 Debemos abrirle las puertas mediante la oración y así es como veremos los Cielos Abiertos, solo Él Es la Vida y solo en Él la vamos a encontrar y de Él solo la vamos a recibir.

 Las almas yacen muertas en sí mismas llamando ‘vida’ a su miserable y corrupta existencia en la que se consumen-devoran demando y exigiendo adoración, satisfacción para su ego, comportándose como demonios y entregándose a éstos.

 Mientras continúen engañándose, seguirán deteriorándose, no podrán evitar la aniquilación, destrucción, ruina, corrupción en la que chapotean revolcándose como cerdas en el chiquero con los mismos demonios que las devoran y arrastran irremediablemente al infierno.

 Una vez mas, yacemos en el reino del adversario, practicamos la abominable egolatría narcisista infernal y estamos pudriéndonos en vida, debemos salir de este abismo-sepulcro, dejar de dorar la falsa imagen de nosotros mismos, dejar de mentirnos-engañarnos y continuar esforzándonos en adorar a Dios, buscar la Verdad, hacer retroceder las tinieblas y surgir la Luz Verdadera de la Vida-Presencia de Dios en nuestra vida y en el mundo.

ENTREGADAS A LA MENTIRA-MUERTE SE AUTODESTRUYEN



ENTREGADAS A LA MENTIRA-MUERTE SE AUTODESTRUYEN


 Dios Es la Verdad.

 La oración es enlace, la conexión, el camino para acceder a Dios-Verdad.

 En la oración Dios-Verdad ilumina nuestra realidad instantánea, pasada y futura.

 En esa Luz de Dios, la Verdad misma, apreciamos-juzgamos la realidad que vivimos ahora, lo que hemos vivido y lo que podremos vivir.

 En base a esa Luz Verdadera que llega a nuestra vida, podemos ajustar el rumbo caminando en la Verdad, según Dios, con Sabiduría, nutriéndonos de esta Esencia Única y Primera Que Es Dios.

 La realidad cambia, estamos en movimiento, pero debe cambiar volviéndose espiritual, pura, alta, luz-Verdad por la unión con la Esencia-Espíritu de Dios, la Verdad misma.

 El que camina por sí solo en el mundo anda en tinieblas, se consume a sí mismo y termina cayendo en abismos propios del miedo, de la preocupación natural por sí mismo que surge en las tinieblas.

 Cada uno debe salir del abismo de egolatría narcisista infernal, deja de preocuparse inútil, histérica, desesperada e infernalmente por sí mismo.

 Cada cual debe abandonar la lástima, esa autocompasión enfermiza e infernal, elevar la mirada, dirigir su corazón y mente a Dios, buscar la Luz Verdadera y corregir su vida para tener Vida, Vida Verdadera, Eterna, Sobrenatural, Espiritual.

 Las almas han construido su vida en la mentira y con mentira, entonces se consumen-devoran a sí mismas y se exponen y entregan a los enemigos espirituales que también las devoran-consumen cual sanguijuelas, verdaderamente si no remedian la situación continuaran deteriorándose hasta quedar perpetuadas en ese estado abominable e infernal sin solución posible.

CREACIÓN BAJO EL PODER DEL ENEMIGO, DEBEMOS HACER ALGO



CREACIÓN BAJO EL PODER DEL ENEMIGO, DEBEMOS HACER ALGO


 La creación se encuentra en tinieblas, bajo el imperio-dominio satánico infernal, solo hay oscuridad y muerte.

 Las almas se arrastran dejando a jirones los restos de su abominable descomposición mientras se revuelcan en el chiquero con y como demonios.

 La existencia común sobre la faz de la tierra es abominable, es infernal, es satanismo, ocultismo, aun entre quienes dicen y hasta creen practicar una religión.

 Todo ha sido tomado, infestado, infectado, contaminado, corrompido por satanás y sus demonios, todo ha sido deformado, transformado, transmutado, transubstanciado, transfigurado, y de manera perversa, infernal, infra-natural.

 La labor satánica des-creadora ha avanzando destruyendo, aniquilando, estropeando, corrompiendo, imponiendo la muerte-tinieblas como ley, como modo de ser, existir, estar, prevaleciendo, reinando, imperando.

 No hay nada que haya escapado a la labor demoledora de los demonios y de su súbditos adictos esclavos e imbéciles adoradores.

 Muchos han colaborado con demonios a sabiendas, otros solo por estulticia, pero el enemigo de Dios y de las almas ha contado con la generosa colaboración de millones de almas que se apartan de Dios y reniegan contra su Divina Voluntad solo para su propia ruina actual y eterna.

 Domina el adversario mentes y corazones, impera en el mundo y hace prevalecer a su reina infernal, la muerte eterna o tinieblas.

 Las almas deliran de orgullo, se drogan con mentira-soberbia, permanecen disociadas de la realidad, hundidas-perdidas-sumergidas en el abismo-sepulcro de su ego adorando la falsa imagen que de sí construyen.

 Verdaderamente deliran de orgullo, no en la realidad ni les interesa, permanecen en una fantasía, son esclavas de la mentira, por ello es que son fácilmente manipuladas por los demonios, usadas en contra de sí y de otros.

 Reina la abominable anarquía infernal, impera la mentira, prevalece la muerte eterna, solo hay tinieblas y esto es en los corazones, en las mentes y en el mundo.

 ¿Va a permanecer así la situación?, no claramente tiende a deteriorarse, y es evidente que solo puede seguir empeorando.

 ¿Podemos hacer algo?, la cuestión no es si podemos, la cuestión es que debemos hacer algo, y lo que debemos hacer es todo lo humanamente posible dándole a Dios los cinco panes y los dos pescados para que Él pueda bendecirlos y multiplicarlos, es decir, para que pueda realizar el milagro de derrotar a los enemigos, de hacer retroceder a las tinieblas y de hacer surgir la Luz Verdadera devolviendo la Vida a las almas y al mundo.

ARRUINADOS POR SU PROPIO EGO



ARRUINADOS POR SU PROPIO EGO

 Se alza, rebela e impone nuestro ‘yo’ movido por el adversario clamando adoración, queriendo ser visto, reconocido, aceptado, tomado en cuenta, buscando la manera de satisfacerse.

 Demuestra lo que es, lo que siempre fue, solo piensa no él mismo y no le importa otra cosa, mas nada ni nadie, no le interesa mas que saciarse, satisfacerse, conformarse.

 Pensando en él mismo se alza reblándose, descontrolándose e imponiéndose, buscando la adoración que desea, la satisfacción que ambiciona.

 Se alza-rebela con furia, excitación, por miedo, temiendo por sí, deseando adoración, saciedad, conformidad.

 Puede ser que se lamente, llore y arrastre trayendo tristeza por lo viejo, o puede ser que se alce excitado y ansioso por lo que desea obtener.

 La cuestión es que nos descontrola, se impone y no mira otra cosa mas que aquello que desea.

 Es insoportable, abominable, un tormento, y si no le procuramos lo que desea, nos odia, aborrece, critica, cuestiona, no deja de atormentarnos, castigarnos y hacernos padecer.

 Quiere que le procuremos satisfacción a él y no le importa mas nada, ni siquiera nosotros mismos.

 Así es como las personas serán derrotadas, vencidas, arruinadas, será por su propio ego descontrolado, aquel al que no han querido ponerle límites, un cerdo caprichoso que se enfurece la no obtener lo que desea.

 Cada cual se verá arruinado en sí mismo, en su propia vida, arrastrado a su perdición por eso que ha querido gestar, tener, proteger, defender, cultivar, lo que quiso ser y hacer, tener y extender, su ego infernal.