29 febrero 2016

SU SUERTE ES LO QUE SE HAN PROVOCADO



SU SUERTE ES LO QUE SE HAN PROVOCADO


 Amamos a otros humanamente, y no esta mal, pero es limitado y termina siendo vicioso o deforme, debemos amarlos con y como Dios, permitiéndole a Él pasar por medio de nosotros.

 Caemos en desviaciones porque con miedo, preocupados por nosotros mismos nos dedicamos a conformar el ego ajeno, sus caprichos, vicios y ambiciones.

 Ahí nos volvemos cómplices de sus miserias y perversidades, ahí no los estamos amando realmente, sino que, vanidosamente estamos amándonos a nosotros y obrando egoístamente por temor de nosotros mismos.

 Debemos corregir a otros, enseñarles lo bueno, indicarles debido y verdadero, enseñarles que tienen que salir de sí, de su egoísmo, miseria y egolatría.

 Dejarse amar es fácil, las almas generalmente son cómodas y se acostumbran  ser servidas, amadas, atendidas, tomadas en cuenta.

 Llegan a creer que eso es debido y se vuelven indiferentes a la realidad, inconscientes, ególatras miserables caprichosas que solo y siempre piensan en sí.

 Entonces pretenden verse satisfechas y se consideran libres de toda responsabilidad, se creen diosas y reinas a la manera del infierno.

 Pasan a exigir, demandar, imponer que se les de satisfacción en cuando vicio y ambición delirante se les ocurre tener, engendrar, generar, provocar.

 Suponiendo en nuestro delirio de orgullo y egolatría que somos buenos al conformar a cerdos ególatras caprichosos que no desean abandonar el chiquero terminamos volviéndonos cómplices de sus vicios y esclavos de sus ambiciones.

 Si no los soltamos, nos hundimos arrastrados por ellos que se hunden en el abismo y que desean seguir por sus malos caminos.

 Aunque nos odien, persigan, aborrezcan y quieran vernos como culpables de sus desgracias, la Verdad es que se provocan lo que padecen y no se ven libres porque no quieren dejar de obrar como lo hacen.

 Por mas que nos odien, aborrezcan, culpen, responsabilicen, etc., no tenemos culpa alguna, ellos como demonios quieren vernos como culpables de lo que están provocándose.

 Su juicio no interesa, son ciegos caprichosos ególatras similares a demonios, su suerte es lo que se han provocado, son responsables de las inmundicias que realizan.

POSTRADOS EN EL PASADO, SUFRIENDO EL INFIERNO



POSTRADOS EN EL PASADO, SUFRIENDO EL INFIERNO


 Para pasar a otra etapa es necesario terminar de cerrar totalmente la anterior, no se puede entrar en una nueva etapa de la historia sin concluir todo lo viejo y sin cortar todos los lazos con el pasado.

 Si no se cierran y no se cortan los lazos, el pasado sigue volviendo para azotar, castigar y entorpecer, hace fuerza por continuar estando presente.

 De nosotros depende dejar de mirar hacia atrás, poner la mano en el arado y seguir siempre hacia adelante.

 Necesariamente nuestro orgullo debe sufrir, solo aceptando odios, desprecios y acusaciones injustas, solo perdonando tales injusticias infernales podemos liberarnos de eso y de todo el pasado.

 Si no perdonamos, si no aceptamos, si no soportamos tales cosas, seguimos trayendo el pasado al presente y continuamos enredándonos, entorpeciendo el futuro, condicionándonos.

 Si no perdonamos, soltamos, olvidamos, continuamos haciendo una venganza, seguimos tratando de defender nuestro orgullo y continuamos exigiendo a otros que nos amen y no nos odien o desprecien.

 Si seguimos preocupándonos por nuestro orgullo, continuamos tratando de defenderlo y nos dedicamos a lo inútil, a hacerlo ver, amar, adorar, servir, aceptar, etc.

 Así es como continuamos dedicados miserablemente a nosotros mismos y esa es la razón por la que no podemos avanzar, porque queremos ir hacia atrás, al pasado y encima, para nada, para perjudicarnos.

 Hay que aceptar perder, hay que comprender que perdiendo se gana, es necesario sufrir injusticias para liberarnos del orgullo.

 Comprender que el amar es libre, no podemos obligar a otros a que nos amen, si quieren odiarnos, despreciarnos, aborrecernos, son libres de hacerlo, debemos aceptar que pueden odiarnos si quieren o simplemente no amarnos.

 Es inútil pretender hacerse amar, andar con miedo, preocupados por nosotros mismos y dedicados a hacernos amar nos lleva a andar en tinieblas y nos mantiene hundidos en el pasado.

 Así no colaboramos con lo que Dios quiere y de esta manera no entramos en la etapa siguiente, quedamos postrados en la anterior padeciendo las tinieblas de la ausencia de Dios porque Él sigue avanzando.

¿CÓMO ES EL VERDADERO AMOR AL PRÓJIMO?



¿CÓMO ES EL VERDADERO AMOR AL PRÓJIMO?


 La manera de rescatar y liberar almas es sufrir por ellas. Hay que sumergirse en su abismo y ocupar su lugar, padecer su dolor y sufrir los ataques y asaltos que sufren de parte de sus enemigos.

 Pasando voluntariamente por ese infierno inmerecido hay que perseverar en la Fe, seguir siendo obedientes a Dios ofreciendo el sacrificio de sí mismo, entregando la propia vida, padeciendo la muerte que nos atormenta y destroza.

 Es sumergirse en el infierno, entrar en tinieblas, ir a la muerte eterna, a sus dominios, reinado y tomar sobre los hombros al alma herida, llevarla a cuesta bajo fuego enemigo que quiere destrozarnos, un verdadero rescate en medio del peor infierno.

 Los enemigos mas encarnizaos, odiosos, perversos, resentidos y despiadados se desatan y nos persiguen, atormentan, castigan, pero pese a todo debemos perseverar, seguir adelante, continuar.

 Esto solo puede hacerse por amor a Dios y por amor a las almas. También, esto solo puede hacerse estando unidos a Dios porque es participa en las obras de Dios, en las verdaderas obras de Dios, las espirituales.

 El amor al prójimo no es conformarlo en lo que quiere, es amarlo como Dios lo Ama, es sufrir por éste, rescatarlo, sacarlo del abismo, levantarlo de la muerte.

 El verdadero amor al prójimo implica hacerle el Bien Verdadero aun cuando éste quiere su mal, como cuando un buen padre corrige a su hijo.

 En el mismo sentido, el amor al prójimo verdaderamente practicado implica amarlo aun cuando nos odia.

 Esto es, lógicamente, dentro de los límites razonables, porque si el prójimo se emperra-empecina en hundirse en el abismo y no obstante las múltiples oportunidades que recibe generosamente persiste en elegir lo malo, es evidente que no tiene remedio ni lo quiere. Ahí hay que dejarlo.

 En ese caso el amor consiste en abandonarlo en el abismo en el que quiere permanecer y del que no quiere salir, porque, pretender sacarlo sería odiarlo al no permitirle que obtenga lo que quiere aun cuando claramente entiende que no es lo que le conviene.

 Considerar que no se debe dar perlas a los cerdos o margaritas a los chanchos, es decir, el amor, la vida, se da a quienes Dios quiere, indica, señala, no a quienes solo quieren vida para desperdiciarla, quemarla y enterrarse en tinieblas.

 Así que, sin miedo ni culpa, luego de haber dado la vida y hecho lo imposible por rescatar a ciertas almas, tenemos que soltarlas y permitirles que sigan su camino, elijan su destino y hagan lo que quieran, ya no son nuestra responsabilidad.


CAMINARÁN EN LA LUZ CUANDO ENTIENDAN ESTA DIFERENCIA



CAMINARÁN EN LA LUZ CUANDO ENTIENDAN ESTA DIFERENCIA


 La Verdad Es El Pan Vivo bajado del Cielo, es Dios mismo dándose como alimento a las almas, es esa Revelación que Dios hace de sí mismo dándose-donándose-entregándose, y como el Amor es Entrega, es ahí donde Dios Ama a las criaturas.

 Las criaturas tienen que aprender a buscar el Pan Vivo Bajado del Cielo, la Revelación de Dios, su Don o expresión de Amor.

 Buscan ser amadas, pero no permiten a Dios que las ame, no dejan a Dios Que Ame a lo Divino. Son limitadas y quieren limitar a Dios.

 Dios Ama Verdaderamente a la almas cuando no las conforma ni satisface, cuando no les da el gusto, cuando les enseña a negarse, renunciar, porque ahí es donde las hace crecer, madurar, fortalecerse.

 Las almas tienen que dejar de ser ególatras narcisistas infernales, eso es inmadurez, son como niños preocupados por sí mismos, no salen del abismo de su ego, no rompen los límites de su nada miserable.

 Tienen que dejar de pensar en sí, de pensar en el abismo de su ego, deben aprender a prestar atención a Dios, deben aprender a dejarse amar por Él.

 Caprichosas, miedosas, ignorantes de la Verdad, quieren creer que hacerse adorar y tener a Dios como esclavo de sus caprichos es ser amadas. Eso es miedo, es esclavitud de la muerte, inmadurez, falta de evolución espiritual.

 Dios Ama cuando hace crecer, madurar, progresar, evolucionar, cuando fortalece a las almas, cuando las educa, cuando les da Vida Verdadera, Eterna, es decir, cuando las convierte en Amor y en Voluntad de Amar.

 Notar la diferencia, las almas son abismos de egolatría, orgullosas delirantes, no aman, la voluntad que tienen es de ser amadas.

 Cuando entiendan esta diferencia y hagan el cambio necesario, dejarán las tinieblas y comenzarán a caminar en la Luz Verdadera.

SER Y EXISTIR, PARA LLEGAR A SER VERDADERAMENTE:

EL TESORO MAS GRANDE DE LA CREACIÓN:

HAY DOS CLASES DE CRIATURAS:

LLEGAR A SER EN EL QUE ES:

SON ESCLAVAS EN SÍ MISMAS:

ÉL SE HALLA EN LA CREACIÓN POR ELLAS:

PARA ALCANZAR UNA LIBERACIÓN DEFINITIVA:

CÍRCULO VICIOSO AUTODESTRUCTIVO:

NO SE COMPRENDE AUN, PERO DE ESTO DEPENDE LA VIDA:

ESPECTROS O HERNIAS ESPIRITUALES, DISTINGUIRLOS DE LOS DEMONIOS:

TRES ESTADOS DEL ALMA, MODIFICACIONES Y CONFIRMACIONES:

ESCLAVOS DE SU CORRUPCIÓN:

SON IGNORANTES DE LA REALIDAD:

DONDE LLEGAMOS A SER VERDADERAMENTE LIBRES (=VENCER EL MIEDO):

¿NO HAY ALEGRÍA NI FELICIDAD EN LO QUE HACEN?:



COMEN EL FRUTO PROHIBIDO



COMEN EL FRUTO PROHIBIDO


 Mientas no enfrentemos el miedo y no lo vencemos, no podemos ser verdaderamente libres.

 Cada uno tiene un miedo particular mas allá de la cosas que normalmente generan miedo.

 El miedo es el instinto de conservación, la autodefensa natural, algo irracional.

 En sí no es malo, es prudencia, el problema urge cuando se extiende, domina, prevalece, reina, impera y termina determinando lo que somos y hacemos.

 Nos hundimos-encerramos en nosotros mismos permitiendo al miedo asumir el control y es así como determina nuestra vida, decide, dispone, dice lo que se debe y lo que no.

 Ahí es donde comemos del fruto prohibido, porque ahí es donde juzgamos por nosotros mismos lo que es malo y lo que es bueno.

 Eso lo hacemos desde el miedo, pensando en la conservación, dejando obrar al instinto de conservación.

 En sí no es malo, pero nos lleva a aislarnos, encerrarnos, escondernos, hundirnos, abismarnos, nos mueve a ser ególatras desamorados caprichosos, obsesivos, desperados e histéricos.

 Mientras no le pongamos límites a ese obrar instintivo, miedoso, auto defensivo, no estaremos cultivando otra cosa, entonces, no tendremos algo diferente, e manera que continuaremos sintiendo miedo encerrándonos en un círculo vicioso, enfermizo e infernal.

 Mientras sigamos centrados en nosotros mismos, vamos a continuar viendo mal, juzgando erradamente y llamando ‘bueno’ a lo malo y viceversa, es decir, giremos perjudicándonos completamente convencidos de que nos beneficiamos.

 Realmente nos encontramos de cabeza, hundidos en nosotros, perdidos en el abismo del ego y sometidos a contradicciones infernales que nos llevan  la ruina y autodestrucción actual y eterna.

 Comemos el fruto prohibido, juzgamos por nosotros mismos y lo hacemos mal, por ello es que morimos, nos entregamos a la muerte, sumergimos en tinieblas, nos ahogamos en el abismo autodestruyéndonos.

 No estamos buscando la Verdad, la Salvación, la Revelación de Dios.

HUNDIDOS EN EL ABISMO DE EGOLTRÍA



HUNDIDOS EN EL ABISMO DE EGOLTRÍA


 Hundidos-encerrados en nosotros mismos perdemos la noción e la realidad, solo vemos aquello que está en nuestro interior.

 Es peligroso, ahí nos engañamos, nos mentimos, decimos lo que deseamos escuchar.

 Pero es mas peligroso aun porque nos encontramos completamente indefensos contra los enemigos infernarles que se apuran para destrozarnos.

 No lo vemos, no lo entendemos, no lo comprendemos, pero no por ello deja de ver realidad.

 Expuestos a los enemigos y totalmente ajenos a la realidad, sin saber lo que es la vida verdaderamente, nos encaminamos a la autodestrucción, a la ruina actual y eterna.

 Esto se nota en como vamos corrompiéndonos, degradándonos y convirtiéndonos en seres bestiales infernales.

 Notar que tenemos comportamientos demoníacos, no hay nada bueno, celestial, puro o santo en nosotros, solo vicios, abominaciones, corrupciones, perversiones, depravaciones.

 Hundidos y perdidos en el abismo del ego no haciendo otra cosa mas que pensar en nosotros mismos nos degradamos, estropeamos, arruinamos, nos volvemos bestiales, infernales, abominables.

 Y hay algo peor aun, es querer creer que eso no es malo sino todo lo contrario andando sobre la faz de la tierra demencialmente orgulloso de ser un ser bestial, abominable, corrupto, vicioso, deplorable, infernal.

 Hundidos-encerrados en nosotros, perdidos en el abismo del ego, ajenos a la realidad, perdidos en el propio delirio, ¿Qué es lo que puede suceder?, simplemente la autodestrucción, el aniquilamiento, la ruina provocada por sí mismo y potenciada por los enemigos espirituales.

 Es deplorable el destino de la humanidad, es abominable pensar que se lo ha provocado, buscado, querido, elegido y que no deja de correr a intentar conseguirlo esquivando todas las posibilidad de de salvación que Dios le ha ofrecido.

 Nadie quiere salir del abismo de su ego, nadie quiere dejar de pensar en sí miserablemente.

¿NO HAY ALEGRÍA NI FELICIDAD EN LO QUE HACEN?



¿NO HAY ALEGRÍA NI FELICIDAD EN LO QUE HACEN?


 Nos hundimos-encerramos en nosotros mismos, ahí nos ahogamos sintiendo miedo, perdiéndonos en la nada inútil, miserable e inconsistente en la que nos hemos convertido.

 Nos abismamos en esa nada corrupta y desamorada, viciosa, desesperada por verse llena y buscamos imponernos, reinar, prevalecer.

 Queremos hacer nuestra voluntad obsesiva, desperada e histéricamente, incluso con maldad, violencia, contra todo y contra todos.

 El miedo nos envuelve, ciega y abstrae de la realidad dejándonos perdidos en un estado de inconsciencia activa.

 Inconsciencia activa en el sentido de que mueve la desesperación a obrar frenética y descontroladamente mientras que la persona permanece ajena a la realidad, encerrada en su delirio, perdida en su fantasía, completamente disociada de la realidad.

 Es como llevar lentes oscuros contra el sol a mitad de la noche, una ceguera total, una inconsciencia total, una falta total d juicio, es imposible ver con claridad.

 Y cuanto mas nos dedicamos a hacer lo que instintivamente queremos, mayor es la ceguera porque mas nos enterramos-perdemos en la nada corrupta y miserable en la que nos convertimos deformándonos y llegando incluso a ser peores que demonios.

 Nos vamos perdiendo en la oscuridad de nuestro ser corrupto, miserable, vicioso, histérico, desamorado, perverso y esto se nota en que crece la angustia, se vuelve insoportable la obsesión, se agranda la desesperación y terminamos siendo histéricos maniáticos odiosos y perversos totalmente desamorados.

 Nos vamos desintegrando, degradando, corrompiendo, arruinando, volviendo semejantes a demonios y llegando incluso a ser peores cuando deberíamos salir del abismo miserable de nuestro ser desamorado y crecer en amor buscando imagen y semejanza con Dios, Nuestro Creador.

 Notar que ni felicidad ni alegría hay en hacer lo que queremos, cada día somos peores y nos hallamos en un estado peor y simplemente se debe a que somos caprichosos miedosos centrados en sí.

SER Y EXISTIR, PARA LLEGAR A SER VERDADERAMENTE:

EL TESORO MAS GRANDE DE LA CREACIÓN:

HAY DOS CLASES DE CRIATURAS:

LLEGAR A SER EN EL QUE ES:

SON ESCLAVAS EN SÍ MISMAS:

ÉL SE HALLA EN LA CREACIÓN POR ELLAS:

PARA ALCANZAR UNA LIBERACIÓN DEFINITIVA:

CÍRCULO VICIOSO AUTODESTRUCTIVO:

NO SE COMPRENDE AUN, PERO DE ESTO DEPENDE LA VIDA:

ESPECTROS O HERNIAS ESPIRITUALES, DISTINGUIRLOS DE LOS DEMONIOS:

TRES ESTADOS DEL ALMA, MODIFICACIONES Y CONFIRMACIONES:

ESCLAVOS DE SU CORRUPCIÓN:

SON IGNORANTES DE LA REALIDAD:

DONDE LLEGAMOS A SER VERDADERAMENTE LIBRES (=VENCER EL MIEDO):

DONDE LLEGAMOS A SER VERDADERAMENTE LIBRES (=VENCER EL MIEDO)



DONDE LLEGAMOS A SER VERDADERAMENTE LIBRES (=VENCER EL MIEDO)


 El miedo nos domina, vence, somete y controla mientras que no lo vencemos.

 Nos engañamos a nosotros mismos, queremos creer que lo controlamos, pero es absolutamente al revés.

 Simplemente debemos observar que hacemos todo lo posible para evitar sentirlo-padecerlo, y es ahí donde esta dominándonos, controlándonos, determinando nuestra vida, conducta, lo que hacemos o dejamos de hacer.

 Para ser libres verdaderamente debemos enfrentarlo, aceptarlo, encontrarnos cara a cara con él.

 Esto significa que debemos atravesar eso que no queremos, debemos pasar por lo que nos desesperamos buscando evitar, tenemos que permitir lo que no queremos, dejar de huir, dejar de escondernos.

 Debemos enfrentar la realidad, el miedo mas instintivo, visceral, irracional.

 Tenemos que soportar lo que no queremos, padecerlo con paciencia.

 Dominados por el mismo miedo andamos buscando instintiva e irracionalmente evitar lo que nos provoca miedo.

 Buscamos tener el control, buscamos seguridad, queremos imponer nuestra voluntad caprichosa, desesperada, frenéticamente volviéndonos violentos, imperativos, odiosos, resentidos, malditos y despiadados.

 Cuando obramos de esta manera el miedo está dominándonos, controlándonos, sometiéndonos, claramente esta determinando lo que hacemos o dejamos de hacer, y entonces, estamos conformándolo.

 No vemos ni entendemos, no escuchamos ni queremos comprender, pero estamos sometiéndonos al miedo y dejando que la preocupación nos enza.

 Lo que debemos hacer es todo lo contrario, tenemos que enfrentar ese miedo instintivo e irracional, soportarlo, dejar de renegar, dejar de huir, dejar de oponernos desesperadamente como lo hacemos con la intención de evitarlo.

 Aceptar, soportar, pasar, seguir adelante, olvidarse de sí mismo, dejar de rengar, ahí es donde el miedo no nos vence ni domina, donde no determina nuestra voluntad, donde nos liberamos de él, de su dominio-control-sometimiento-esclavitud llegando a ser verdaderamente libres.

SER Y EXISTIR, PARA LLEGAR A SER VERDADERAMENTE:

EL TESORO MAS GRANDE DE LA CREACIÓN:

HAY DOS CLASES DE CRIATURAS:

LLEGAR A SER EN EL QUE ES:

SON ESCLAVAS EN SÍ MISMAS:

ÉL SE HALLA EN LA CREACIÓN POR ELLAS:

PARA ALCANZAR UNA LIBERACIÓN DEFINITIVA:

CÍRCULO VICIOSO AUTODESTRUCTIVO:

NO SE COMPRENDE AUN, PERO DE ESTO DEPENDE LA VIDA:

ESPECTROS O HERNIAS ESPIRITUALES, DISTINGUIRLOS DE LOS DEMONIOS:

TRES ESTADOS DEL ALMA, MODIFICACIONES Y CONFIRMACIONES:

ESCLAVOS DE SU CORRUPCIÓN:

SON IGNORANTES DE LA REALIDAD: